La imagen del día: podio redentor

 | 

De vez en cuando la Fórmula 1 despega exponencialmente en carreras sueltas y otorga al público Grandes Premios inolvidables. El recién vivido en Alemania ya es uno de ellos gracias a la emoción vivida en casi todas las posiciones y con una alternancia increíble hasta en la lucha por la victoria. Las idas y venidas de la lluvia arruinaron la carrera de muchos pilotos, en especial de aquellos que se salieron en la inconducible pista de drag. Los altibajos emocionales también se vieron afectados por la estrategia entre neumáticos de lluvia y de seco y uno de los que más aprovechó su oportunidad fue el piloto que volvió a la F1 después de salir bajo un mar de dudas.

Daniil Kvyat pilotó de forma excelente y tomó el tercer lugar en el podio de forma eufórica después de una estrategia perfecta de Toro Rosso en el momento oportuno. El ruso condujo tranquilo al principio e intentó mantenerse en el asfalto con éxito entre Safety Cars, siendo de los primeros en ir a boxes para montar los neumáticos de seco y resistiendo el regreso de la lluvia para poner los intermedios de nuevo. Cuando la pista volvió a secarse, Kvyat entró de inmediato para poner los secos y se anticipó de tal manera a los rivales que salió tercero del pit lane.

Kvyat adelantó a Lance Stroll (que había hecho la misma estrategia) para situarse segundo y el accidente de Valtteri Bottas dio un nuevo Safety Car tras el cual el ruso se escapó de Stroll. Sebastian Vettel les superó a ambos con relativa facilidad y Kvyat aguantó en los metros finales, finalizando tercero y dando a Toro Rosso el segundo podio de su historia, irónicamente después de la lluviosa victoria de Vettel en Italia en 2008. El alemán también ejecutó una carrera intachable, remontando de la última a la segunda posición con paciencia y ritmo variable, rebasando a todos los rivales posibles y quedándose cerca de obrar el milagro frente a Max Verstappen.

Hockenheim ha supuesto un cambio en la trayectoria a corto plazo de Kvyat y los elementos añadidos a su actuación le dan un extra al tercer puesto: ha subido al podio junto al piloto contra el que chocó en dos ocasiones y al piloto que le quitó el asiento en Red Bull tras los accidentes evitables. Y el ocupante del segundo Red Bull sigue igual de cuestionado y ha acabado esta carrera de oportunismo en la escapatoria, irónicamente después de un choque con el otro piloto de Toro Rosso, que también ha brillado. El nuevo padre de familia ha puesto unas cartas muy fuertes sobre la mesa con su actuación de hoy y debería generarle más dudas al poderoso Helmut Marko.

Lee a continuación: Uno más en la lista. Mick Schumacher exprimió el F2004 del heptacampeonato de su padre [Vídeo y galería]

Daniil Kvyat es un piloto de Fórmula 1 ligado a la disciplina del equipo Red Bull, que regresa al equipo Toro Rosso después de ser primero degradado por la llegada de Max Verstappen y apartado de la estructura italiana por su falta de resultados.

  • TeboMazda

    Redención para Vettel que el año pasado salió muy cuestionado de acá. Hoy se vio mucho de ese gran piloto.
    Gasly lamentable, no me extrañaría un enroque entre Albon o Kyvat con el. Lo impresentable los de HAAS, en serio esos dos "pilotos".. la verdad no se porque Gene Haas no ha tomado cartas en el asunto.

    • Folco

      Coincido plenamente en lo de Vettel y en lo de HAAS. Realmente increíble lo de sus pilotos.

  • Folco

    Felicitaciones a Kvyat.
    Nacimiento de su hija y podio. Solo falta que le den el segundo Red Bull.

  • ribalta

    El Twitter de Honda ha sido redentor.

  • almafuerte

    Lo de Kivyat tiene mucha similitud a lo de Stroll y más o menos a lo de Vettel, el mayor mérito como pilotos fue no liarla y dado que la mayoría lo hizo con mayores o menores consecuencias, es signo de mención. Perez estreno los muros cuando en teoría es el mejor piloto del equipo. Albot lucho más en pista y se puede decir que realizó una carrera estupenda, sacando la encerrona final a Gasly, pero el ruso estuvo donde tenía que estar en el momento idóneo. Vettel tampoco es que brillara en carrera, paso la mitad detrás de Kimi si poder adelantar, pero es que no se podía. Con lluvia toda la esta esta igual, mojada claro y para el caso es lo mismo que cuando toda esta seca, pero habiendo un carril semi o seco, salir del mismo no solo que no permite frenar más tarde o simplemente buscar otra trasada para salir con más tracción, es que se corre un riesgo real de terminar fuera o chocando. Al final el mérito está en mantenerse en pista con ritmo y evitar problemas.
    Sin lucha y sin grandes maniobras, incompatibles con estas condiciones de pista, el trabajo de estos 3 fue tremendo. Un resusitado, uno que parecía agonizar y un fantasma. Casi una película de miedo con final feliz