CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

2 MIN

La IMSA ve a la clase GTD-Pro como una transición a la LMDh

Humberto Gutiérrez | 1 Jul 2021
corvette_racing_imsa_gtlm_watkins_glen_2021_21
corvette_racing_imsa_gtlm_watkins_glen_2021_21

John Doonan, presidente de la IMSA, sostiene que la creación de la clase GTD-Pro servirá como una especie de transición para que tanto equipos como fabricantes se trasladen a la plataforma LMDh a partir del 2023. Entiende que tanto Porsche como BMW tienen intereses particulares en categorías de GT3 por sus modelos comerciales, pero también ambicionan ganar en la clase principal las carreras más importantes de los calendarios de resistencia.

Para Doonan, el interés mostrado por Corvette, Lexus y Lamborghini, en lo que respecta a competir en la clase GTD-Pro, se sustenta sobre la opción de utilizar ciertos elementos que posteriormente podrían ser homologados sobre la plataforma LMDh. Hace algunos días atrás, Mike Krack, jefe de BMW Motorsport, señaló que el fabricante está indeciso con respecto al enfoque puesto que considera a la división GT3 como una zona exclusiva para clientes y establecer programas oficiales paralelos podría no ser una buena idea. Posiblemente esta reflexión de Krack también esté pasando por la mente de varios fabricantes y de allí la incertidumbre de que una vez los LMDh estén en pista, la clase GTD-Pro sea desmantelada.

Y es que lo que actualmente sucede con los GTLM se puede repetir en el futuro puesto que Corvette, Porsche, BMW y Ferrari tienen planes para establecer programas de fábrica en la clase principal de las categorías de resistencia. En todo caso, Doonan está casi seguro de que perder a un fabricante en una clase GTD significará que se suma a la LMDh, así que no se podría hablar de una pérdida como tal.

Añadió que aprovechará esta coyuntura para discutir con Michelin y los fabricantes acerca de la pertinencia de utilizar el Pilot Sport S9M como estándar y no seguir entregando neumáticos con especificaciones particulares según pedimento de los fabricantes. Para ello deben esperar la decisión del ACO porque está sobre la mesa introducir una clase GT3 tanto en el Campeonato Mundial de Resistencia como en la European Le Mans Series.

En palabras de John Doonan:

Creo que estamos en una transición entre homologaciones y nuevas plataformas. Ciertamente eso es todo lo que esperamos. Es posible que se vea algo de lo que se usará en el 2022 como puente hacia el 2023. Siento que habrá un campo considerable en ambas clases [GTD y LMDh], estoy seguro de que habrá una buena cantidad de coches en pista.

Vía | Sportscar365