ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

La IndyCar completó su prueba de motores híbridos en Milwaukee

Tras culminar este domingo la carrera en Road América, los equipos de la IndyCar, con excepción de Chip Ganassi Racing y de Juncos Hollinger Racing, se trasladaron hasta el circuito de Milwaukee Mile para probar los nuevos motores híbridos. El día de ayer los monoplazas fueron modificados, utilizando las campanas diseñadas por Dallara y fabricadas por Ilmor Engineering que también suministró la unidad de motor generador, proveniente de Chevrolet, en tanto el sistema de almacenamiento de energía es de procedencia Honda. En esta ocasión, además de la mecánica y de la electrónica, se evaluaron configuraciones de refrigeración para mantener el ERS y el ESS en el rango de temperatura adecuado durante todo el recorrido.

En las tandas matutinas y vespertinas, los monoplazas completaron 3563 vueltas sin averías en lo que respecta a los motores híbridos, apenas Alexander Rossi presentó inconvenientes asociados a la bomba de agua. En la sesión de la mañana Will Power resultó el más rápido al alcanzar las 161,521 mph, mientras en la tarde su compañero Josef Newgarden pudo girar a 160.759 mph, el tercer piloto más rápido de la jornada fue Scott McLauglin, así que tal como sucedió en Road América, Team Penske volvió a demostrar superioridad ante sus rivales, aunque esta vez sea una prueba. La IndyCar utilizó la mayor parte de la tarde para observar simulacros de salida, carreras en modo stint, y por supuesto plantear posibles escenarios donde los sistemas de recuperación de energía sean protagonistas.

Algunos pilotos se quejaron de la electrónica, como en el caso de Graham Rahal, quien admitió sentirse incómodo con los nuevos botones e indicadores de carga y descarga de energía, le resultaba complicado mantener la atención dividida entre la pista y los dispositivos, más aún cuando las vueltas al circuito se completan en unos 22 segundos. Para Rahal, toda esta tecnología resulta amigable solamente para aquellos que crecieron entre videojuegos, lo cual no es su caso. Por otra parte, esta prueba también sirvió para el retorno de David Malukas a las pistas y lo hizo en buena forma ya que reapareció estableciendo buenos tiempos con el coche número 66 de Meyer Shank Racing, tanto que fue quinto en la mañana y séptimo en la tarde, en una parrilla de 20 pilotos.

En palabras de Graham Rahal:

No crecí jugando videojuegos, así que todo esto es nuevo para mí. Puedes hacer la regeneración manual, automática, hacer que entre en aceleración parcial, y luego estás trabajando en todos los botones y el tablero tiene una barra morada que te indica cuánta energía tienes almacenada y puedes usar, así que es mucho mantenerse al tanto en una vuelta tan rápida. Apuesto a que Iowa va a ser aún más difícil.

Vía RACER

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Humberto Gutiérrez

Cargando...