La película sobre el duelo entre Ford y Ferrari ya tiene fecha. ¿Será la sucesora de "Le Mans" de Steve McQueen?

 |  @fernischumi  | 

Finalmente tendremos película con el automovilismo como protagonista antes de que finalice el año. Tal y como apuntaban las informaciones en 2018, finalmente habrá un nuevo film para la gran pantalla en el que se contará de nuevo con la batalla entre Ford y Ferrari en las 24 Horas de Le Mans. Será en una producción que correrá a cargo del director James Mangold (responsable de “Logan”) y que llegará a los cines el próximo mes de noviembre. Puede que llegue a sonar un tanto irrespetuoso incluso plantear la duda; ¿tendremos al fin una sucesora a la altura de la “Le Mans” de Steve McQueen?

Según las informaciones, en la película se contará el trabajo realizado tras las sombras por los ingenieros norteamericanos liderados por Carroll Shelby y con el apoyo del piloto británico, Ken Miles. Una dramatización que ha sido bautizada con el nombre oficial de “Ford V. Ferrari” y que desde ayer tiene fecha definitiva de estreno, confirmando Walt Disney Studios-Fox en un comunicado que será finalmente el próximo 15 de noviembre en Norteamérica, a la espera de saber cuándo llegará definitivamente a Europa.

El reparto de actores será muy interesante, con nombres como Christian Bale, el protagonista de "The Punisher", Ken Miles, Jon Bernthal o Matt Damon en el papel del propio Carroll Shelby. Por el momento no se ha hecho público el primer tráiler, pero se espera que se escenifique uno de los duelos más famosos de la historia del automovilismo, así como todo lo que fue la antesala del mismo, con Ford intentando una compra fallida de Ferrari que terminaría con un triplete para la historia del Ford GT40.

Se espera que no sea la única película del estudio relacionada con las carreras. Este mismo año, el 9 de agosto, se lanzará “The Art of Racing in the Rain”, la adaptación del libro en el que se cuenta la historia de un perro llamado Enzo que tiene un dueño de profesión piloto de carreras, en lo que se espera que sea una visión mucho más intimista tras la que se encuentra el propio Patrick Dempsey detrás de la producción.

Lee a continuación: Jonathan Bomarito estará con Chip Ganassi Racing en las 24 Horas de Le Mans

  • Slim Charles

    Le Mans de Steve McQueen como película es una soberna mierda fruto de las increíbles dificultades en las que se vieron para hacerla. Dificultades culpa del propio McQueen mitad por ser demasiado ambicioso mitad por estar medio loco (estuvo apunto de matarse). Otra cosa es que como documento en vídeo de las carreras de esa época sea excepcional, y en mi opinión se merece los alagos solo por eso.

    Películas sobre motorsport o coches dan miedo, con que esté al nivel de Rush me conformo. Que confirmase la tendencia de buenas producciones de Hollywood sobre el tema sería una muy buena noticia...

  • almafuerte

    Uyyyy, ya tenemos polémica. Es tan fácil hacer parecer como "los malos" a unos u otros.
    Pero hay material, más que para una película, para una serie, la historia es el "Juegos de Tronos" del automovilismo. Desde el día en que Enzo le invito a retirarse al Sr. Ford, hasta que el GT40 ganó LeMans y encima ganó el coche que no tocaba, a pesar de las órdenes de equipo, simplemente no se sabían el reglamento. Y siempre pensando en cuanto le costó, en dinero y recursos, a la "todopoderosa" Ford ganarle al italiano ese, prepotente y fanático, con un taller de mala muerte.
    Dudo mucho que se pueda relatar todo en una película, salvo que dure 4 o 5 horas. Hay libros del tema y todos son medio o muy parciales. No los culpo, tengo clarísimo que los malos son los americanos y me baso en fundamentos muy claros, mi fanatismo para con unos y desprecio para otros. Lo que no se es si empezó al leer la historia de chico o ya la leí con prejuicios.

  • Laura Torres

    La película que produce Patrick Dempsey no se llama
    "The Art of Racing in the Racing”, se llama "The Art of Racing in the Rain".

  • Nico

    Me gustaría que las películas de motorsport estuvieran hechas por gente que sepa realmente del tema y no por las estrellitas de Hollywood, que tienen que estudiar el tema cuidadosamente y ver cómo hacerlo atractivo para las masas. Lo que indudablemente implicará pintar de "malos" a Ferrari y los suyos en afán de defender "lo hecho en casa". Eso sí, en el metaverso de esta película, el triplete de los 330 P4 en Daytona jamás existió.