No era un GTE. Lamborghini presenta la versión Evo de su Huracán LP 620-2 Super Trofeo

 |  @fernischumi  | 

Definitivamente, no era un Lamborghini para competir en el Mundial de Resistencia. Fueron más las ganas de ver un nuevo vehículo de carreras firmado por los Sant’Agata Bolognese y los rumores provenientes de Italia los que permitieron soñar con la llegada de un Lamborghini GTE que compitiera con los futuros Aston Martin Vantage o BMW M8 además de con el resto de vehículos de la parrilla actual de esta exitosa categoría. Finalmente, no fue así, y lo que realmente tenía Lamborghini bajo la manta era una versión evolucionada del vehículo para el su copa monomarca.

El Super Trofeo recibirá el año que viene al Lamborghini Huracán LP 620-2 Super Trofeo Evo, con un paquete aerodinámico que ha sido actualizado manteniendo los mismos niveles de carga aerodinámica, pero reduciendo el drag en un 8%, algo que le permitirá reducir los tiempos por vuelta a los pilotos que compitan en 2018 al volante de una de estas unidades frente a la generación actual del Huracán LP 620-2. Destaca también la llegada de una nueva aleta de tiburón en la parte superior del capó motor que buscará eliminar las turbulencias de la zaga y que el alerón trasero pueda ser más eficiente.

Los cambios estéticos y aerodinámicos se completan con la instalación de una nueva entrada de aire en el techo, más retrasada y con un nuevo diseño. Únicamente el splitter frontal, el difusor trasero y el fondo plano permanecen sin cambio respecto a las unidades de 2017, mientras que, en lo mecánico, se sigue contando con un propulsor V10 atmosférico de 5.2 litros, el mismo motor con el que también cuenta la versión de calle, pero en este caso con la presencia de una nueva línea de escape.

En total, 612 CV de potencia que directamente son suministrados al eje trasero gracias a una caja de cambios secuencial X-Track de seis velocidades. La velocidad punta está limitada electrónicamente a 280 km/h, por si os lo estabais preguntando, por lo que se puede optar por una relación de cambio más corta que permita tener una aceleración espectacular.

No es que los ingenieros piensen que sobre el papel será más rápida esta versión Evo que la ‘convencional’, son los datos los que hablan de que el nuevo coche es capaz de completar una vuelta al circuito de Monza en 1 minutos y 46,3 segundos, segundo y medio más rápido que el antiguo, el cual lleva tres años en competición y del que se han vendido unas 150 unidades.

Su precio, listo para competir, será de 235.000 euros sin contar los impuestos. Su debut en competición llegará para primavera de 2018 y promete ser una buena opción para todos aquellos que buscan una alternativa para participar no sólo dentro de la copa monomarca, sino también en la categoría GT Cup de las distintas series internacionales de resistencia. Una alternativa más barata a la de competir con un GT3, con unas prestaciones en algunos circuitos similares. Por cierto, una librea tan relojera no tiene otra explicación que el anuncio de un nuevo patrocinio con la firma suiza de relojes de lujo, Roger Dubuis.

Lee a continuación: El Toyota Etios con el Kit FIA R4 debuta sobre el asfalto de Le Castellet

  • Ferran Pistola

    Nos ilusionamos todos, pero la verdad es que parecía ilogico que entrase en GTE, con la nueva politica del grupo VAG y estando Porsche.