MENÚ
Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Lamborghini todavía no tiene planes de correr al Sián FKP-37 como hypercar

lamborghini_sian_2019_2020

El acuerdo entre el ACO y la IMSA, donde se estableció la fórmula LMDh, ha generado muchos movimientos entre los fabricantes involucrados en los campeonatos de resistencia. Con el reglamento Hypercars en la mano, desde Lamborghini prefieren esperar hasta aproximadamente el 2025 para decidir si asumen el riesgo de incorporarse a la clase principal del WEC. En tal sentido, Giorgio Sanna, director de Lamborghini Motorsport, descartó utilizar al Sián FKP-37 en un futuro inmediato como uno de los hypercar que entrarán en el Campeonato Mundial de Resistencia.

Sanna enfatizó que el acuerdo ACO-IMSA no va a influir en los actuales planes del departamento de competición. Se van a mantener los programas GT3 y GTD tanto en Europa como en América y se continuará con el campeonato Lamborghini Súper Trofeo. Hasta ahora están muy complacidos con el desempeño del Huracán RWD, el cual ha sido tan positivo que en 2019 se vendieron 2139 coches de carretera de ese modelo, un aumento del 43% con respecto al 2018, siendo Estados Unidos el principal mercado comercial.

En este caso, la idea es fortalecer la presencia del fabricante italiano en la IMSA, pero tomando en cuenta que el objetivo principal de Lamborghini como empresa es demostrar que pueden fabricar un coche deportivo que es capaz de imponerse en carreras de resistencia, principalmente las 24 Horas de Le Mans. Para Sanna sería un sueño ganar allí y si bien las nuevas reglas prometen que una plataforma común puede competir en las más importantes carreras de resistencia del mundo, él prefiere esperar a ver cómo inicia y se desarrolla todo.

Con respecto al Sián FKP 37 se tiene la certeza de que posee un sistema híbrido en conjunto con un motor V12 de 6.5 litros que concede unos 830 caballos de potencia. El modelo califica para ser considerado un hypercar y participar en el WEC, sin embargo, para Lamborghini tomar el riesgo de competir contra otros hypercars va más allá de adaptarse al reglamento técnico puesto que debe tener sentido la inversión financiera que representaría, para la marca y su programa de carreras, establecerse en la clase superior del WEC.

En palabras de Giorgio Sanna:

El nuevo DPi [LMDh] es claramente una plataforma interesante, como lo es el hypercar en el WEC. Esta es una de las categorías en las que estamos interesados, pero hoy no se ha decidido nada, es solo una evaluación que continuaremos haciendo. Le Mans es el sueño, debemos mantener nuestras pasiones y crecer paso a paso, no debemos olvidar que Squadra Corse nació hace solo seis años.

Vía | Motorsport Total