CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
WEC

2 MIN

LMDh, así serán los DPi 2.0 con pasaporte hacia Le Mans

imsa-aco-futuro-2021

Se esperaba con ansia el anuncio oficial de lo que era un secreto a voces: el acuerdo entre IMSA y ACO para que la categoría reina del automovilismo estadounidense pudiera disputar las 24 Horas de Le Mans. No sólo no ha defraudado sino que lo desvelado es aún más gordo. A partir de septiembre de 2021 los futuros DPi 2.0 podrán disputar todo el Mundial de Resistencia, Le Mans incluido, bajo la denominación Le Mans Daytona hybrid, o LMDh. Así, compartirán pista y objetivos con los nuevos hypercars.

La próxima generación de DPi, ya bajo las siglas LMDh, seguirá la mayoría de exitosos principios de este reglamento ideado en Estados Unidos. Las marcas interesadas en competir con ellos deberán recurrir a un chasis común, construido por uno de los cuatro fabricantes autorizados (Dallara, Ligier, Multimatic y Oreca). Éste servirá a su vez de base de la próxima generación de LMP2, pero tomará prestados muchos elementos de los hypercars de Le Mans e incorporarán un KERS común en el eje trasero. Como hasta ahora, cada marca podrá realizar modificaciones estéticas para adecuar su LMDh a su imagen y semejanza.

El próximo mes de marzo en Sebring ACO e IMSA darán más detalles sobre el reglamento técnico, pero la idea principal es que hypercars y LMDh convivan en pista, equilibrando sus prestaciones mediante Balance of Performance. Queda por ver que logren combinar dos reglamentos diferentes de manera exitosa, así como comprobar qué atractivo le queda a los hypercars si una fórmula aparentemente más barata permite hacer eso mismo, además de correr en Estados Unidos y luchar por Daytona, Sebring o Petit Le Mans... Pero por el momento toca disfrutar. Toyota, Aston Martin y Peugeot tendrán competencia venida del otro lado del charco a partir de la temporada 2021-2022 del Mundial de Resistencia.

Foto | IMSA