Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

2 MIN

Se espera acuerdo entre la IMSA y el ACO en Daytona

Dentro de algunas horas, en la sala de reuniones del circuito Daytona International Speedway, está pautado que tanto Pierre Fillon, presidente del ACO, como Jim France, presidente de la IMSA, comuniquen que ambas organizaciones han llegado a un acuerdo para establecer un reglamento técnico afín que permita la convergencia de los coches de la división superior en las fechas más atractivas de ambos campeonatos. De establecerse el acuerdo no será un secreto para nadie porque desde hace tiempo se menciona que la supervivencia de ambas categorías dependerá de la convivencia entre DPi e Hypercars.

Han sido varias las reuniones que han sostenido los representantes de la IMSA y el ACO, llevan alrededor de seis meses conversando, y lo último que se supo es que era viable establecer una plataforma conjunta, de allí la propuesta del DPi 2.0, para que los prototipos del campeonato norteamericano sean elegibles para incursionar en las 24 Horas de Le Mans y de igual forma los Hypercars puedan competir en las 24 Horas de Daytona y las 12 Horas de Sebring.

Más allá del anuncio de una plataforma conjunta, no se espera que los representantes de la IMSA ofrezcan detalles del reglamento técnico que regirá a la categoría a partir del 2022 puesto que algunos de los fabricantes que ahora compiten en la clase DPi no han llegado a un acuerdo para seguir. Se supone que antes de llegar a un pacto de convergencia, se deben estar claros los términos de rendimiento de cada prototipo con respecto a los Hypercars ya que el objetivo principal es que puedan competir entre ellos.

Hasta ahora el ACO tiene el compromiso de Toyota, Aston Martin y Glickenhaus, con los planes de Peugeot para su ingreso en el 2022. El reglamento de la FIA que rige al WEC indica que por cinco años se van a mantener prototipos basados en coches de producción como clase superior y allí se plantea que la hibridación sea opcional. Mientras que en los DPi 2.0, que en teoría deben estar listos para el 2022, el sistema híbrido será estándar. Habrá que ver cómo pueden equilibrarse ambas propuestas técnicas para que todas tengan similares opciones de ganar.

Vía | Sportcars365

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable