CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Vídeos

2 MIN

"Le Grand Rendez-Vous": Charles Leclerc y el Ferrari SF90 Stradale reeditan de forma espectacular el clásico [Vídeo]

Iván Fernández | 13 Jun 2020
ferrari-sf90-stradale-claude-lelouc-charles-leclerc-monaco-2020
ferrari-sf90-stradale-claude-lelouc-charles-leclerc-monaco-2020

Aunque no siempre es sencillo llevar a cabo este tipo de vídeos promocionales, debido a esa creencia de que se puede dar lugar a una incitación a que haya gente que los replique por sus medios, lo cierto es que había llegado el momento de reeditar un homenaje a "C'était un Rendez-Vous", el cortometraje de 1976 que mostraba lo que aparentemente era un Ferrari cruzando a toda velocidad la ciudad de París.

Claude Lelouch se volvía a poner a los mandos de "Le Grand Rendez-Vous", en este caso con otro piloto de talla mundial, Charles Leclerc, en su lugar y con un precioso Ferrari SF90 Stradale volando sobre el asfalto del Principado de Mónaco. El objetivo, al igual que hace 44 años era el de hacer creer al espectador una cosa diferente a la que estaba pasando, aunque en este caso sin sustituir el sonido del deportivo moderno de Ferrari en posproducción por el del Ferrari 275 GTB, mientras que el rodaje se llevó a cabo el domingo 23 de mayo, día en el que se debía haber disputado el Gran Premio de Mónaco.

El SF90 Stradale cuenta con un tren motriz híbrido compuesto de un V8 y del apoyo eléctrico que le permite alcanzar la nada despreciable cifra de ​​1.000 CV. Se trata del primer vehículo de estas características que Ferrari saca a producción, por lo que era importante que saliera guapo mientras atravesaba las calles de Mónaco a más de 240 km/h, con Leclerc gustándose frente a sus paisanos e incluso algún que otro compañero de pista como Valtteri Bottas que le observaba desde las ventanas de su apartamento.

Incluso Alberto de Mónaco participó en la experiencia, viendo como el pequeño equipo de filmación de 17 personas, así como los seis ingenieros que Ferrari desplazó hasta la zona, lograban reeditar ese clásico que se convirtió en toda una obra del séptimo arte y que estuvo durante años siendo compartida como una filmación clandestina hasta que fue editada en DVD. Además, conserva parte de ese sabor clásico, ya que si en la primera parte de 1976 la coprotagonista era Gunilla Friden, entonces novia y socia en el ‘crimen’ de Lelouch, ahora La florista que aparece al principio y al final de la versión moderna no es otra que Rebecca Blanc-Lelouch, nieta de la pareja.

23
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Le Grand Rendez-Vous - Detrás de las escenas: