Lección aprendida para Àlex Palou: "Cometí un error bastante tonto pero eso se soluciona"

 |  @alexgarciagv27  | 

Desde los test de pretemporada, todo el mundo en Japón ha tenido claro que Nakajima Racing y Àlex Palou son elementos a tener en cuenta para la temporada 2019. En cada carrera han tenido buen ritmo pero siempre les han pasado cosas y cuando un equipo busca volver a posiciones delanteras vividas antaño, todo esto complica la jugada. Esta mañana, Palou fue quien cometió un error que le dejó sin puntos pero lo hizo tras una carrera sólida en la que remontó tres puestos desde el momento en el que se apagaron los semáforos hasta la bandera de cuadros gracias a una buena gestión estratégica. Como siempre, en Diariomotor Competición quisimos escuchar sus pensamiento sobre la carrera. Su conclusión del fin de semana es sobre todo de aprendizaje y mucho positivismo de cara a las próximas rondas del campeonato.

Desde los entrenamientos libres del viernes, Palou mostró buen ritmo pero una salida de pista en los entrenamientos clasificatorios del sábado lo empezó a complicar todo: "La carrera fue un poco un desastre. Teníamos muy buen ritmo todo el fin de semana pero lo que sucedió en la sesión clasificatoria nos puso las cosas muy difíciles", explicó el catalán. La salida de pista causó una bandera roja que no permitió a los demás pilotos mejorar sus tiempos, con lo que dirección de carrera decidió borrarles los tiempos tanto a él como a su compañero de equipo, un Tadasuke Makino que sufrió una salida de pista en el mismo punto y prácticamente en el mismo momento, con una diferencia de meros segundos. Esto hizo que Palou tuviera que conformarse con la octava posición en la parrilla de salida.

El comienzo de carrera no fue mucho mejor, tal y como reconoció el propio piloto: "La salida hoy no nos salió muy bien y nos quedamos en tráfico con gente con neumáticos medios cuando íbamos con blandos", declaró. Las gomas más blandas eran las ideales para emplear el máximo tiempo posible con pista por delante para correr y para Palou eso no fue posible al tener a Ryo Hirakawa por delante con gomas medias, más duras y más lentas. Al final, la estrategia empezó a caer de su lado aún estando sin ritmo suficiente de carrera: "Luego no teníamos ritmo pero tuvimos mucha suerte con la estrategia y pudimos ponernos sextos", comentó. El primer coche de seguridad le era favorable sobre todo teniendo en cuenta la estrategia elegida por su escuadra para plantear la carrera.

A pocas vueltas del final, Palou era sexto y con ganas de remontar pero un error de Sho Tsuboi trajo una segunda y última presencia del coche de seguridad, lo que provocó las típicas prisas entre los pilotos al poder atacar solo por tres vueltas: "La verdad es que cometí un error bastante tonto ya que pensé como en Europa, donde después del coche de seguridad puedes adelantar después de la primera línea de Safety Car", confesó. "Y eso es lo que hice; resalir bien y adelantar... pero lo hice media décima antes de esa línea roja y eso hizo que nos penalizaran con 35 segundos que nos dejaron en décimo tercera posición". Lamentablemente, el hecho es tan simple como eso. Un error 'tonto' que sin duda se evitará en el futuro.

Al final, para Palou esa es la mentalidad  adecuada, con el positivismo como bandera: "Fue un fin de semana duro, otra vez con muy buen ritmo pero sin acabar de conseguir las cosas. Aún así, fueron errores de pilotaje y sé que eso se soluciona fácilmente", explicó. "No es como si yo lo estuviera haciendo todo perfecto y el coche no funcionara. Ha sido lo contrario", mencionó de forma cándida. "Toca aprender y la próxima es en Fuji, en un circuito que tenemos más por la mano. Eso significa que estaremos de ritmo como en Suzuka. ¡A ver qué tal va!"

Lee a continuación: ACTUALIZACIÓN: Naoki Yamamoto se lleva una pole de récord en Sugo con Àlex Palou en cuarta fila