Libradón, victoria y récord eléctrico en el asalto de Romain Dumas y Volkswagen a Goodwood

 |  @fernischumi  | 

Estaba claro que el diseño del Volkswagen I.D. R Pikes Peak no había sido concebido para un recorrido como el de la Subida de Goodwood, sin embargo, eso no ha sido impedimento para que Romain Dumas y el prototipo eléctrico de la firma germana no hayan logrado este fin de semana imponerse en el Shootout del Festival de la Velocidad. No sólo eso, el francés además conseguía el objetivo de rebajar el récord eléctrico en tres segundos y medio.

Aun así, no fue sencillo el conseguir ni tan siquiera la victoria. El I.D. R Pikes Peak lograba el mejor tiempo en la tarde del domingo al establecer un tiempo de 43,86 segundos en los apenas 1,86 kilómetros de recorrido, algo más lento después del 43,05 conseguido en la tarde del sábado con unas temperaturas más bajas respecto a las vividas durante el día de hoy. Más que suficiente para anotarse el triunfo por delante del crono realizado por Peter Dumbreck con el NIO EP9, el cual se quedaba con un registro de 44,32 segundos, nada mal cuando estamos hablando de un hiperdeportivo eléctrico de producción.

En cuanto a la tercera posición del Shootout, sin duda ha sido la más emotiva de todas ellas. En medio de este dominio por parte de los vehículos eléctricos, Joerg Weidinger ha conseguido meterse en el último escalón del podio al volante del BMW E36 V8 Judd que perteneció a la fallecida estrella de la montaña, Georg Plasa, siete años después de haber perdido este último la vida hace siete años en la Subida a Rieti después de la trágica racha que también se llevó a Fabio Danti, Adriano Parlamento, Miroslav Fajkus y Lionel Rega. El mejor de los tributos posibles.

El tiempo le bastaba a Dumas y a Volkswagen Motorsport para convertirse en la nueva referencia de vehículos 100% eléctricos en la subida, bajando significativamente el 47,34 de Jonny Cocker en 2013 con el Lola-Drayson B12 69/EV. Atrás había quedado el susto de la mañana, cuando Dumas nada más haber comenzado su tercera pasada se iba a la hierba y conseguía controlar su prototipo con gran maestría para evitar estrellarse contra las balas de paja. El tiempo quedaba arruinado en dicho intento, pero por lo menos evitaba un serio quebradero de cabeza a los de Hannover en cuestión de repuestos.

El propio Romain quería más, advirtiendo que puede ser un objetivo para el año que viene el rebajar el tiempo récord de Nick Heidfeld y el McLaren MP4/13 de 41,60, casi segundo y medio más rápido que el logrado hoy por los nuevos plusmarquistas de la Subida a Pikes Peak. Obviamente de intentarlo, convendría un rediseño del vehículo, especialmente en materia aerodinámica, peso, del cálculo de baterías y a buen seguro de la cantidad de energía a regenerar y su forma de entrega.

Por su parte, Dumas tiene otra cita con la montaña después de salir en el Rallye de Alemania con su nuevo Porsche Cayman R-GT. El francés ha sido retado por Sébastien Loeb en septiembre con motivo del Montée des Légendes- Col de la Faucille, en este caso con el 9 veces Campeón del WRC utilizando su Peugeot 208 T16 PPIHC y con Dumas de regreso al Porsche 911 GT3 R con el que venció por primera vez la Carrera hacia las nubes.

Lee a continuación: Goodwood 2018: nueve curvas y 1,86 kilómetros de recorrido son suficientes para que nos duela el alma

  • Chechu Quiroga

    Enhorabuena al equipo!!

    Muy satisfecho con el tiempo.