Los baches, marca característica de Sebring y sus 12 Horas

 |  @eloy_eg  | 

Este fin de semana tiene lugar en Florida la segunda cita del IMSA WeatherTech SportsCar Championship 2018. Claro, no cuenta con tanto piloto invitado por las 24 Horas de Daytona ni con la amplia presencia española que disfrutamos en la primera prueba del año, pero las 12 Horas de Sebring sin duda tienen más historia. Al fin y al cabo se trata de una carrera que se remonta a los años cincuenta y de la cita estrella en ese particular circuito estadounidense.

Y es que Sebring es un circuito a la vieja usanza. Con todas las diferencias que hay entre un trazado y otro, recuerda a Silverstone por sus orígenes. Ambos eran antiguos aeródromos, lo cual explica la práctica ausencia de desniveles. Pero mientras que el circuito británico ha ido evolucionando para adaptarse a las exigencias de la Fórmula 1, Sebring conserva un aspecto añejo, con suciedad en pista y unos baches tremendos. Da gusto ver cómo botan los DPi…

No extraña por ello que en el pasado Audi o Nissan se molestaran en ir hasta allí para rodar con sus LMP1 y sacarles así todos los posibles defectos. De hecho fue allí donde quedó claro que el GT-R LM NISMO LMP1 tenía todos los visos de ser un proyecto totalmente fallido. Ahora que Toyota se ha quedado como único gran fabricante del Mundial de Resistencia y su presupuesto es relativamente modesto otros circuitos como Portimao han tomado el relevo de “destrozacoches”, pero Sebring sigue manteniendo ese estatus y por ejemplo el año pasado Dunlop desplazó a varios equipos LMP2 hasta allí.

En Sebring tienen claro lo que les hace especiales y por ello incluso hacen bromas al respecto. Como por ejemplo un tuit esta semana a modo de encuesta sobre si debían reasfaltar… Eso sí, quizá no sea tan broma: con la llegada del Mundial de Resistencia en 2019 no sería raro que tuvieran que realizar algunas reformas para contentar a la FIA. Esperemos que todo sea sin cargarse su espíritu.

Foto | Sebring Raceway – Twitter

Lee a continuación: Christina Nielsen correrá las 24 Horas de Le Mans con Ebimotors