CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

2 MIN

Los equipos de Supercars piden cambios para cortejar a Fernando Alonso y llevarlo a Bathurst

Eloy Entrambasaguas | 7 May 2019
mobil-1-mega-racing-perth-2019
mobil-1-mega-racing-perth-2019

Dentro de la locura que Fernando Alonso ha despertado en medios y aficionados, adorando todos especular con qué carrera o evento decidirá afrontar como próximo reto, hay unas cuantas fronteras que parecen difíciles de cruzar. Un rally propiamente dicho (que no raid) parece totalmente descartado a estas alturas. La NASCAR, en óvalo al menos, también implica un periodo de adaptación más allá de lo razonable. Y de lo más especial, queda sin duda Bathurst, la Bathurst 1000 concretamente. La presencia allí como propietario de Zak Brown alimenta los rumores pero antes de que suceda hay quien pide que se produzcan cambios para facilitar su participación...

Según informa el semanario australiano Auto Action, los Supercars ya están moviendo ficha ante las peticiones de los propietarios de equipos. En su noticia recogen unas jugosas declaraciones de Ryan Walkinshaw, hijo de Tom Walkinshaw y socio de Zak Brown en el campeonato, donde asegura que Alonso "está de veras interesado. Hay una oportunidad real, siempre y cuando las cuentas cuadren. Como todo dependerá de que nos aseguremos de que todo el mundo está contento y de que tenemos el apoyo de los patrocinadores y la categoría. Pero el interés ahí está. Zak ha hablado a Fernando en muchas ocasiones sobre ello y es algo que de verdad querríamos hacer".

Más allá del aspecto financiero, el principal escollo son las restricciones de test. Ni siquiera especialistas en carreras como turismos como Andy Priaulx y Mattias Ekström lograron pasar del décimo puesto en la Bathurst 1000 de 2013 ante la difícil adaptación a unos coches tan particulares como los Supercars y un circuito de otro mundo. Participar con un piloto habitual en la categoría obviamente ayuda, pero no podemos olvidar que también implica pensar en el campeonato si el compañero se juega el título.

En esta pelea de despachos por pedir un poco de manga ancha para los 'wild cards' en Bathurst la fortuna para Zak Brown es que no está solo. Además de su otro socio, Michael Andretti, que bien podría desear enviar a alguno de sus pilotos de IndyCar, en DJR Team Penske también se han mostrado dispuestos a que alguno de sus pilotos en Estados Unidos acabe apareciendo por Bathurst. Y dada la creciente influencia americana en los Supercars, no es descabellado pensar que acabarán convenciendo a quien haga falta.

Via | Auto Action
Foto | Mobil1 MEGA Racing