Mattias Ekström deja atrás 17 temporadas de DTM: repaso en imágenes

 |  @eloy_eg  | 

El lunes conocimos que Mattias Ekström abandonaba el DTM para centrarse así en el Mundial de RallyCross. El sueco se quedó muy cerca de despedirse de la categoría donde ha hecho carrera con un título, pero finalmente éste recayó en René Rast. En todo caso y pese a contar en su palmarés con una corona mundial de rallycross al volante de un coche construido por su propio equipo, al sueco siempre lo asociaremos al certamen alemán y a los Audi azules con patrocinio de Red Bull.

Tras hacer sus primeros pinitos en el Sueco de Turismos y una primera aproximación al automovilismo alemán y Audi disputando la STW Cup en 1999, Ekström terminó desembarcando en el DTM en 2001, un año después de su renacer. Lo hizo encuadrado dentro de una estructura junior de ABT, que sin excesivo apoyo de Audi decidió competir en el recuperado campeonato con los Audi TT-R DTM. Aquella campaña de debut, que se saldó con tres podios, fue la única que el sueco disputó en el DTM sin los colores de Red Bull, acompañándole la marca de bebidas energéticas a partir de 2002.

Después de una primera temporada dificil los TT-R DTM fueron ganando competitividad y ello ayudó a que Mattias Ekström se fuera convirtiendo en una de las figuras del campeonato. Así, tras acabar octavo en 2001, el sueco pasó a ser tercero con tres victorias la temporada siguiente, mientras su compañero Laurent Aïello se proclamaba campeón. Y pese a que quedó tan sólo cuarto en 2003, se convirtió ya en la punta de lanza de Audi justo cuando la marca de Ingolstadt preparaba su entrada oficial en el campeonato.

La llegada del Audi A4 DTM, coincidiendo con un cambio de filosofía del DTM al pasar de coupés a berlinas, dio al sueco las armas para conquistar su primer título, siendo su cuarta victoria en Brno suficiente para asegurarlo con una carrera de antelación. Sin embargo en 2005 sufriría el reverso de la moneda: el mismo rival, Gary Paffett, logró exactamente lo mismo, dejando a Ekström con el segundo puesto final sin opción a luchar hasta la última cita. Fue el primero de cuatro subcampeonatos.

Una gris temporada 2006 quedó rápidamente olvidada al conquistar en 2007 su segunda corona en el DTM no sin polémica, pues el duelo con Bruno Spengler incluyó un lamentable espectáculo de órdenes de equipo en Montmeló, pues un par de Mercedes echaron fuera de pista a los Audi A4 DTM de Tomczyk y Ekström (que de todos modos rodaba fuera de los puntos en ese momento). Pero el desenlace en Hockenheim terminó favoreciendo al sueco.

Ekström no volvería a alcanzar un título. Incluso se puede decir que perdió el liderazgo dentro de Audi en los años siguientes, donde Timo Scheider logró dos campeonatos (2008 y 2009), si bien en este periodo valle de su carrera en el DTM terminó obteniendo aún mayor reconocimiento internacional gracias a sus apariciones en otras categorías como la NASCAR. Anteriormente ya había tenido escarceos en el mundo de los rallyes y había logrado brillar en la Carrera de Campeones.

El sueco no volvió a los primeros puestos de la clasificación general hasta 2011, pero nada pudo hacer frente a su excompañero Martin Tomczyk pese a haber quedado relegado a un coche con un año de antigüedad. Y a partir de 2012, con la entrada de Audi y el regreso a las carrocerías coupé, Ekström se vio envuelto en una serie de inexplicables derrotas de Audi de todos los colores pese a contar en la mayor parte de las ocasiones con el coche a batir. Incluso en 2017, ya sin lastres, la fortuna terminó sonriendo a un compañero como Rast.

En todo caso nada de ello empaña una trayectoria ejemplar dentro del DTM y Audi Sport, quedando mucho aún por escribir dentro de la última estructura, cuyos colores seguirá defendiendo en el Mundial de RallyCross.

Fotos | Audi Sport

Lee a continuación: Robin Frijns desembarca en el DTM con Audi como sustituto de Mattias Ekström