Mercedes-Benz extiende sus guiños al pasado más allá de la decoración de sus Fórmula 1

 |  @fernischumi  | 

Quizás nos quedamos con ganas de una librea todavía más arriesgada, sustituyendo por completo el gris plata de base por el blanco que portaban los coches alemanes en los albores de los Grandes Premios, sin embargo, Mercedes-Benz no ha querido quedarse ahí y ha buscado llevar ese ambiente Old School también a los miembros de su estructura, incluidos a los propios pilotos.

En el caso de Bottas, tanto los guantes como los botines son de clara inspiración retro, aunque obviamente utilizando los materiales actuales y cumpliendo los estándares de seguridad modernos. También en el equipo están empleando nuevos ‘uniformes de trabajo’, con el look de los años cincuenta (en honor a la primera victoria en un Grand Prix de la firma de la estrella en 1954) tanto para los mecánicos y técnicos como para la cúpula directiva de la escudería y los empleados del hospitality y responsables de comunicación.

Aunque quizás el guiño más curioso ha sido el realizado por el propio Toto Wolff a uno de sus antecesores en el cargo. Aunque con unas características físicas completamente distintas, el austriaco ha lucido sombrero y unos tirantes muy similares a los empleados por su compatriota, Alfred Neubauer, que fue durante casi dos décadas y media el responsable de competición de Mercedes-Benz, el mismo que encaminó a la marca a muchos de sus éxitos en las carreras.

No es la primera vez que vemos este tipo de guiños al pasado, destacando especialmente lo realizado por Porsche Motorsport para las 24 Horas de Le Mans 2018, ocasión para la que no solo recuperaron dos de sus decoraciones históricas más emblemáticas, sino que también transformaron los boxes del Circuito de La Sarthe en uno de esos talleres espartanos de la década de los setenta.

También en la Fórmula 1 hemos visto cómo Red Bull ha ido modificando su imagen a raíz de rendir homenaje a películas como Superman, La Guerra de las Galaxias o en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone, a 007, algo que llegó a Max Verstappen y Pierre Gasly a vestir un mono ignifugo que simulaba el habitual esmoquin del Agente Secreto británico con licencia para matar. Aunque si todos los años hay en el motorsport lugares para admirar la capacidad de ambientación de eventos como el Espíritu de Montjuïc y especialmente del Goodwood Revival, fin de semana en el que el tiempo vuelve atrás varías décadas.

Lee a continuación: La imagen del día: Pierre Gasly vuelve a dar motivos de cabreo a Red Bull