CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
DTM

5 MIN

Mercedes desaprovecha una oportunidad de oro en Hungaroring [Actualizado]

Eloy Entrambasaguas | 3 Jun 2018
DTM Hungaroring 2018
DTM Hungaroring 2018

Las primeras citas del DTM 2018 habían dejado claro que Mercedes quiere despedirse del campeonato en lo más alto. Tan sólo BMW y más concretamente Timo Glock se habían mostrado a su altura. Y en Hungaroring el C63 se mostró una vez superior a sus rivales, pero la marca de la estrella no fue capaz de explotar esa ventaja. Las victorias fueron para Paul di Resta y Marco Wittmann, esta última en una carrera interrumpida por un accidente de Lucas Auer en boxes que obligó a evacuar a comisarios atropellados (aunque sus vidas no corren peligro).

Mercedes afrontó la primera carrera del fin de semana con la pole gracias a Paul di Resta y cinco coches entre los nueve primeros, un estado de forma que no desaprovechó Dani Juncadella para brillar al fin en clasificación: fue sexto en parrilla. Pese a que el jefe de filas Gary Paffett fue tan sólo noveno, la mala sesión de clasificación de Timo Glock (16º), su rival directo en la clasificación general, le brindaba así una oportunidad de abrir hueco en el campeonato. Sorprendió la recuperación de Audi, que colocó en las dos primeras filas a Nico Müller y René Rast.

Di Resta mantuvo el liderato en la salida y vio cómo además Lucas Auer superaba a Nico Müller poco después, pero pronto se abrió el baile de paradas en boxes por parte de pilotos que buscaban remover el árbol. Con tantas cartas por jugar en los puestos delanteros, Mercedes no tardó en hacer lo propio y ello permitió a Auer pasar a Di Resta como consecuencia de una mala parada del escocés, sin que éste opusiera demasiada resistencia en el regreso a pista con gomas frías.

Algo más se quedaron en pista Mortara, Paffett y Juncadella, aunque quienes más alargaron la parada obligatoria fueron los Audi de Duval, Frijns y Rockenfeller, todos ellos con moderado éxito. Al final las paradas devolvieron la cabeza de carrera a Paul di Resta y Lucas Auer, quien cedió posición al escocés de vuelta, viéndose acompañados en el podio por Nico Müller. A las puertas se quedó René Rast, seguido de Mortara, Paffett, Frijns, Duval, Green y un Juncadella a quien le tocó remar en las últimas vueltas para rascar un punto.

En la jornada del domingo se hizo aún más patente el dominio de Mercedes en clasificación, pues sus pilotos ocuparon los cinco primeros puestos de la parrilla (Auer, Wehrlein, Di Resta, Mortara, Paffett), siendo el único rezagado Dani Juncadella, séptimo. Quedó emparedado por los mejores representantes de Audi y BMW, René Rast y Timo Glock respectivamente. Sin embargo de poco serviría el orden en parrilla de cara a la carrera.

Tras una salida en la que el principal incidente fue un toque entre Nico Müller y Timo Glock que retrasó a este último se desató la tormenta sobre Hungaroring, forzando el cambio a neumáticos de lluvia. Y la falta de adherencia sobre el pitlane de Hungaroring jugó una mala pasada a Lucas Auer, que se fue largo y atropelló a un par de comisarios. La asistencia a los heridos provocó la salida del Safety Car justo cuando más coches se encaminaban hacia su box, perdiendo igualmente el control Edoardo Mortara y Bruno Spengler. A Dirección de Carrera no le quedó más remedio que sacar bandera roja.

Con una parrilla totalmente revuelta y los Mercedes de Wehrlein, Paffett y Juncadella en cabeza se retomó la prueba, aunque el británico no pudo mantener el ritmo al haber montado neumáticos de lluvia y estar ya la pista seca. Wehrlein abrió hueco en los primeros compases, pero pronto quedó claro que el ritmo de Juncadella era mejor y pasó a liderar. Sin embargo aún le quedaba por realizar la parada obligatoria y con menos de media hora de carrera por delante poco pudo hacer para meterse en los puntos.

El liderato virtual, es decir, entre quienes sí habían pasado por boxes, lo tenía Philipp Eng al retomarse la prueba, pero Marco Wittmann logró superar a su compañero de marca para así hacerse con el triunfo. El alemán encabezó un podio copado inesperadamente por BMW, al ser acompañado en el mismo por Glock, que se recuperó así de un inicio de carrera horroroso, y Eng. En una carrera con todo a favor el mejor Mercedes fue el de Paul di Resta, quinto tras Mike Rockenfeller. Dani Juncadella acabó 14º.

Actualización: horas más tarde los comisarios decidieron excluir a Lucas Auer, Edoardo Mortara y Bruno Spengler por sus accidentes en el pitlane.

El segundo puesto de Glock el domingo le permite abrir hueco al frente del campeonato, donde ahora disfruta de 11 puntos de ventaja sobre Gary Paffett. A ellos se aproxima además Paul di Resta, tercero a 23 puntos del alemán. Norisring será el próximo destino del DTM 2018, dentro de tres semanas.

Foto | Daimler