CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

5 MIN

Mercedes hace historia con su séptimo título consecutivo, Hamilton lidera el doblete en Imola

Héctor Sagués | 1 Nov 2020
parque-cerrado-f1-imola-2020
parque-cerrado-f1-imola-2020

De vuelta a Imola y con un trazado más rápido que el que había visitado entre 1980 y 2006 aterrizó la Fórmula 1, en la tercera y última visita a Italia de esta confusa temporada. El resultado final volvió a ser desgraciadamente el mismo, otra victoria de Mercedes que allana su camino en los libros de historia. Lewis Hamilton encabezó el esfuerzo de las estrellas plateadas de color negro y ganó a un errático Valtteri Bottas, sumando ambos el quinto doblete en 2020 y dando a Mercedes su séptimo cetro consecutivo, récord obtenido en casa de quien tenía el mérito anterior, Ferrari.

Bottas, Hamilton y Max Verstappen salieron con neumáticos medios, igual que todos los pilotos fuera del top 10 con la excepción de Antonio Giovinazzi. Bottas salió perfectamente y Verstappen adelantó a Hamilton, que tuvo que defenderse de Pierre Gasly en los primeros metros. Lance Stroll cambió su alerón delantero al tocarse con Esteban Ocon en la chicane de Tamburello y Sebastian Vettel echó a Kevin Magnussen en Tosa, yendo a boxes el canadiense y quedando el danés atrás.

La neta superioridad del trío de cabeza se veía reflejada en los tiempos por vuelta, un segundo más rápido que el resto a pesar de montar las peores gomas medias. Daniel Ricciardo superó a Gasly cuando Hamilton cerró el camino al galo en la salida y tenía un cuarto puesto valioso para Renault, siguiéndoles Charles Leclerc de lejos. Sin embargo, Gasly no pudo dar un buen resultado a AlphaTauri por un problema técnico que le hizo abandonar tras solo ocho vueltas. Alex Albon contuvo a Daniil Kvyat y Carlos Sainz superó a su compañero Lando Norris, dejándole a merced de Sergio Pérez en la zona final de los puntos.

Albon y Kvyat fueron recuperando tiempo a Ricciardo y a Leclerc, que gastaban sus ruedas rápidamente. El monegasco hizo su primera parada una vuelta antes que los rivales pero quedó en la misma posición, pasándose de frenada en Tosa y evitando irse hacia la grava. Kvyat llegó a ponerse en paralelo con Albon en Tamburello y ambos se tocaron sin mayores consecuencias. Sainz alargó su estancia en pista con blandas y se puso justo detrás de la pelea entre el ruso y el tailandés, instalando el neumático medio a diferencia del duro que habían puesto los demás pilotos.

Bottas, Verstappen y Hamilton seguían separados por cuatro segundos e hicieron sus detenciones bastante pronto, entrando el de Red Bull en la vuelta 18 y Bottas en la 19. Hamilton pidió seguir en pista y Mercedes le concedió dicha petición, respondiendo el hexacampeón con varias vueltas rápidas y ayudado sin duda por los daños en el fondo plano de Bottas que contenían los esfuerzos de Verstappen. El tráfico era muy importante y Magnussen era el ejemplo cuando estiró su parada, molestando a Ricciardo, Leclerc y Albon antes de tomar el camino del pit lane.

Pérez se fue a boxes en la vuelta 30 y su eficacia y rapidez con pista libre le permitieron superar a todo el pelotón, saliendo por delante de Ricciardo. Ocon se detuvo en la salida de la curva de Acque Minerali y Hamilton paró en el brevísimo Virtual Safety Car, situándose líder claro por si había dudas. Quizá el inglés ya hubiera sido primero pero en cualquier caso se vio beneficiado por otra incidencia que le permitió escaparse de los únicos dos pilotos que le han seguido el ritmo en 2020.

Bottas se pasó de frenada en Rivazza y anuló un ataque medido de Verstappen, que no arriesgó en la lucha por la segunda posición; el finlandés se fue largo en la misma curva una segunda vez y Verstappen le superó con la ayuda del DRS. Vettel, Kimi Räikkönen y Nicholas Latifi aguantaron más de media carrera con sus ruedas medias iniciales y fueron pasando por el pit lane para remontar en la parte final con mejor calzado. Vettel volvió a ser víctima del infortunio cuando los mecánicos de Ferrari se encallaron en dos ruedas durante su detención y salió junto a Giovinazzi y Latifi cuando podría haberse colado entre los McLaren.

Räikkönen alargó su stint hasta la vuelta 49, poniendo gomas blandas tras llegar a tapar el progreso de un sobresaliente Pérez. Magnussen se quejó de dolores de cabeza y se retiró a falta de 13 giros. Verstappen reventó un neumático poco después en la llegada a la curva Villeneuve y el consiguiente Safety Car cambió la carrera, aunque Hamilton siguió líder a pesar de detenerse una vuelta más tarde que Bottas. Pérez, Kvyat y Sainz también entraron y George Russell se accidentó detrás del coche de seguridad al dar un acelerón en bajada con goma fría. El de Williams iba 10º y perdió la mejor oportunidad de la temporada para puntuar.

La limpieza añadida de la zona que ensució Russell prolongó el Safety Car hasta las últimas seis vueltas. Kvyat y Pérez rebasaron rápidamente a Albon, que perdió el control al intentar mantenerse con el mexicano. Sainz esquivó por muy poco al Red Bull y Ricciardo y Leclerc debían aguantar sus posiciones con todos los medios posibles, con la ayuda de la estrechez del circuito transalpino a favor de sus defensas. El orden no cambió en la parte final pero no fue por falta de intentos.

Hamilton se impuso en otro doblete de Mercedes y la escudería alemana obtuvo su séptimo título seguido de Constructores, batiendo el récord que Ferrari estableció entre 1999 y 2004. Ricciardo completó el podio frente a un Kvyat atacante, Leclerc finalizó quinto al contener a Pérez, cerraron la zona de puntos los McLaren (Sainz por delante de Norris) y los renovados pilotos de Alfa Romeo (Räikkönen delante de Giovinazzi). Latifi volvió a rozar los puntos, siguiéndole Vettel, Stroll, Romain Grosjean y el dañado Albon.