Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Logo Icon

3 MIN

Motor y frenos, males crónicos del Haas VF-20

Por los vientos que soplan, esta temporada será una auténtica pesadilla para la escudería Haas F1 debido a que su actual monoplaza presenta algunos problemas que no se van a poder corregir, entre los más importantes destacan la poca potencia del motor Ferrari y el diseño del chasis que compromete la refrigeración de los frenos. Señaló Romain Grosjean que todos en el equipo quedaron sorprendidos cuando en el reciente fin de semana configuraron el motor en su máxima entrega de potencia y descubrieron que aún así fueron más lentos que el año pasado.

Hace pocos días Günther Steiner, jefe de Haas F1, declaró que es probable que Ferrari haya realizado ciertos ajustes en sus motores para que sean considerados legales, luego de una controversia el año pasado entre la escudería italiana y la FIA. El resultado es que no hay potencia, lo que quedó en evidencia en las mediciones de velocidad en línea recta. Con el desarrollo de los motores congelados, la situación no pinta para nada alentadora en los predios de Haas F1.

Y es que tampoco la escudería norteamericana contempla introducir evoluciones de chasis o aerodinámicas este año debido a un presupuesto muy limitado. Durante el pasado Gran Premio de Austria tanto Romain Grosjean como Kevin Magnussen se retiraron por problemas en sus frenos, aparentemente asociados al chasis. Al parecer, no hay capacidad para refrigerarlos de forma eficiente y esa situación puede comprometer toda la temporada si no se corrige a tiempo. Hasta ahora ningún otro equipo ha presentado un problema similar, de allí la conclusión de que hay deficiencias en el chasis.

Para Romain Grosjean estos problemas crónicos complican todo un fin de semana de carrera puesto que desde las primeras prácticas libres debe enfocarse en cuidar los frenos y de esa forma es complicado encontrar la configuración que conceda el mejor rendimiento posible. Sin dejar de lado que el motor carece de potencia, entonces el panorama conjunto es realmente preocupante.

En palabras de Romain Grosjean:

Me sorprendió el motor. Cuando pasamos al modo de calificación, hay mucha menos [potencia] que el año pasado. Mucho menos. Sí, parece que el modo Quali no es tan poderoso como lo era antes. Lo que sí sabemos es que no hay grandes planes para evolucionar nuestro coche, no esperamos un gran paso adelante en términos de rendimiento. El problema de los frenos estaba relacionado con la temperatura, obviamente nuestro enfriamiento no era lo suficientemente bueno, especialmente en el tráfico, por lo que estamos estudiando diferentes opciones para mantener los frenos bajo control.

Vía | Nextgen Auto