Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Dakar
Logo Icon

3 MIN

Nani Roma ya descansa en casa sin lesiones de gravedad

Mañana lunes se cumplirá una semana desde que Nani Roma y Álex Haro tuvieran que abandonar el Dakar 2018 por el fuerte accidente que marcaría el final de la tercera etapa. Se trataba de la segunda muestra de que este no iba a ser el Dakar de X-Raid, el cual sumó ayer la descalificación de Yazeed Al-Rajhi y otras cuatro horas pérdidas (problemas eléctricos y de frenos) por parte de Mikko Hirvonen que se ha convertido en el último representante con más de ocho horas respecto al nuevo líder de la carrera, Carlos Sainz.

Roma y Haro ya se encuentran en casa, recuperándose del ajetreo de los últimos días y afortunadamente celebrando que ambos se encuentran bien después vuelco a alta velocidad. En el caso de Nani, el más afectado después del primer impacto y de las vueltas de campana, ha habido que esperar a la confirmación de su médico de confianza (y de buena parte de los pilotos del Mundial de Motociclismo), el Doctor Xavier Mir, que finalmente ha descartado cualquier lesión de gravedad más allá de los hematomas y los fuertes dolores en la espalda.

Me encuentro muy cansado, muy chafado... En el hospital de Lima cogí un virus o algo de resfriado que ha derivado en gripe. Encima del dolor de espalda, ahora con todo esto, aún me siento peor. Lo bueno es que no hay nada grave, que los médicos han descartado todo tipo de rotura o lesión de espalda. Por lo tanto, con tratamiento de fisioterapia y reposo recuperaremos el estado físico.

Lo duro viene ahora que llega la segunda semana y se ve que la carrera tampoco va a ser sencilla para los Peugeot. Estamos ante una de esas ediciones en las que cualquier cosa puede ocurrir y mientras estaban en carrera, Haro y Nani se habían mantenido en una distancia prudencial que quién sabe si les hubiera permitido estar en la lucha con las Toyota y Peterhansel después de sus respectivos descalabros.

Estoy muy triste y enfadado conmigo mismo. Triste por estar en casa, viendo la carrera desde lejos. Ver que tenía que estar allí y estoy aquí no es nada agradable; es un suplicio, sinceramente. Y enfadado porque, como dije antes de empezar, está siendo una carrera muy difícil, muy dura, un Dakar de verdad, de los que realmente me gusta correr, a los que me adapto bien y en el que me hubiera gustado hacerlo bien. Cuando sabes por qué te pasa algo, normalmente lo entiendes. En este caso, al no entenderlo, me cuesta más asimilarlo. Pero bueno, es lo que hay, la vida es así y tenemos que aceptarlo. Vendrán más carreras y tendremos mejores momentos.

El abandono de los hombres de X-Raid es uno más de la cada vez más mermada expedición española, la cual ha contado con las bajas durante las últimas horas de Jesús Calleja y José Nicolás González, los cuales se suman a los de Xavi Foj, Merino, Borrell, Segarra, Chus Puras, Nacho Sanchís en motos y el de Juvanteny en camiones.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable