CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Monoplazas

8 MIN

Naoki Yamamoto y Toshiki Oyu se reparten las victorias de la Super Fórmula en Suzuka

Àlex Garcia | 8 Dic 2020
superformula2020ronda5salida
superformula2020ronda5salida

Cuatro pilotos y un objetivo. Así está la Super Fórmula tras la disputa de la única ronda doble de este 2020 con dos carreras en Suzuka en el mismo fin de semana. Fue la única rareza de una temporada que normalmente habría tenido dos fines de semana de competición distintos en Suzuka. Con una sola ronda por delante, la Super Fórmula puede darse por satisfecha por la resolución de la situación con el Coronavirus y se centra así en la pelea por el título que se resolverá en dos semanas. La penúltima ronda de la temporada se resolvió con la enésima victoria de Naoki Yamamoto en Suzuka en la primera carrera de las dos disputadas, defendiendo una vez más su estatus de especialista en este trazado por delante de Kazuki Nakajima y Yuji Kunimoto en un podio con multitud de títulos. La segunda carrera vivió la primera victoria de Toshiki Oyu con Nirei Fukuzumi y Yuhi Sekiguchi a su lado.

Como está siendo la tónica este 2020, de una ronda para otra hay una lista de cambios que comentar. Ante todo, la reintroducción de los calentadores de neumáticos. Tras una polémica que llevaba ya varias carreras en marcha, culminando con la salida de pista de Sérgio Sette Câmara tras su parada en boxes en Sugo, desde el pasado fin de semana en Suzuka los calentadores vuelven a estar permitidos en la Super Fórmula. El otro cambio 'técnico' este fin de semana fue el de los 200 segundos del OTS (OverTake System) en la carrera del domingo, oficialmente el JAF Grand Prix. En cuanto a las alineaciones, el campeonato recuperó este fin de semana a Kazuki Nakajima en TOM'S y a Kamui Kobayashi en KCMG, ausentes en la anterior ronda por su participación en la última carrera del WEC en Bahréin.

La sesión clasificatoria para la carrera del sábado trajo una impresionante pole position de Naoki Yamamoto con un nuevo récord del circuito de Suzuka, 1,3 segundos más rápido que el anterior. El recién coronado campeón del Super GT batió a Tomoki Nojiri, con Nirei Fukuzumi tercero y Kazuki Nakajima cuarto en el primer coche con motor Toyota. Tadasuke Makino, Kamui Kobayashi, Toshiki Oyu y Ukyo Sasahara cerraban el top 8 donde estaba el grupo de los favoritos. Pilotos como Nick Cassidy en undécima posición o los hombres de Kondo Racing en décimo quinta y décimo sexta constituían las decepciones de una clasificación en la que no pudo tomar parte Ryo Hirakawa. Fresco del desastre de la última carrera del Super GT, el nipón seguía con su mala fortuna. El drama de Suzuka empezó antes de llegar a la pre-parrilla, con un Nojiri que se quedó tirado y al no llegar por su propio pie a la parrilla, perdió su segundo puesto. Sekiguchi fue la segunda víctima, quedándose tirado en la vuelta de formación. Con vueltas de formación adicionales como resultado de lo sucedido, la carrera pasó de estar programada a 30 vueltas a estarlo a 28. Aún hubo tiempo antes de la salida para que Oshima sufriera problemas y pasara por boxes.

Yamamoto realizó una salida impecable, mientras por detrás Fukuzumi le seguía en segunda posición con Kobayashi y Nakajima justo tras él en una carrera que quedaba neutralizada tras la salida de pista de Makino en la curva Dunlop. El coche de seguridad no dejó la carrera hasta la vuelta 6, momento que Yamamoto aprovechó para empezar a marcar su ritmo. En la resalida, Nakajima se fue largo en la chicane de entrada a meta, perdiendo el cuarto puesto con respecto a Oyu unos pocos minutos antes del abandono de Fukuzumi con problemas en el cambio. Tras abrirse la ventana de paradas, llegaron los primeros cambios de neumáticos... con un Kobayashi que volvió a sufrir una mala parada de KCMG. Una de las imágenes de carrera la protagonizaba un Hirakawa que logró adelantar a Cassidy y Oyu por el exterior de la horquilla. El líder de carrera paró en la vuelta 18, poco antes de un fuerte accidente sin consecuencias de Matsushita en la 130R por un pinchazo que causó la segunda aparición del coche de seguridad con paradas de los pilotos restantes.

La resalida se produjo en la vuelta 21 con Yamamoto al frente de carrera por delante de Nakajima y Kunimoto. Por detrás, una espectacular pelea por la cuarta posición acabó con cuatro coches en paralelo en la primera curva... desembocando en un accidente en la vuelta 24 que acabó con Sasahara y Hirakawa fuera de carrera en el momento más pavoroso de la temporada, mientras Tsuboi volvía a boxes con un pinchazo. Afortunadamente, no hubo que lamentar heridas de ninguno de los pilotos, que el día siguiente estaban de nuevo en pista. La rápida reacción de los comisarios hizo que dos vueltas después la pista estuviera perfectamente practicable, con dos vueltas aún por disputarse. A pesar del tiempo disponible, no hubo cambios de posiciones en la zona de puntos, de manera que Naoki Yamamoto se hizo con la victoria, su sexta en Suzuka de un total de 8 triunfos en la Super Fórmula tras haber logrado su novena pole en este trazado. El "Rey de Suzuka" celebró un importante triunfo por delante de Kazuki Nakajima y Yuji Kunimoto, con Kamui Kobayashi cuarto por delante de Nick Cassidy.

La sesión clasificatoria del domingo para la segunda carrera del fin de semana vio a un Nick Cassidy reivindicándose con una fantástica pole position que aún rebajó el récord del día anterior con un 1:34.442 a pesar de la ventaja de velocidad a una vuelta de los motores Honda. Tras el neozelandés, Toshiki Oyu partía segundo por delante de un Ukyo Sasahara que se llevó una sanción de 10 posiciones por cambio de motor. Naoki Yamamoto logró el cuarto mejor tiempo por delante de Nirei Fukuzumi y Kamui Kobayashi, mientras Kazuki Nakajima abría una cuarta fila con la sorpresa de Charles Milesi octavo en parrilla. La salida de una segunda carrera programada a 30 vueltas no tuvo sorpresas al frente con las cinco primeras posiciones manteniéndose en el mismo orden que en parrilla. Por detrás, Sasahara caló el coche en el momento de la arrancada aunque no tuvo que retirarse de la prueba. En la vuelta 2, un toque entre Kobayashi y Fenestraz acabó con el francoargentino fuera de carrera, mientras el japonés debía pasar por boxes por un pinchazo. La situación generó la primera aparición del coche de seguridad, con una resalida en la vuelta 7.

Para cuando llegó la bandera verde, Yamamoto estaba fuera de carrera con problemas en la transmisión.  Pero la gran sorpresa llegaría en la vuelta 9, cuando el líder de carrera se veía obligado a abandonar con un motor roto. De forma completamente inesperada, Nick Cassidy perdía una oportunidad de oro de asentarse al frente de la clasificación general ante la última carrera. Casi a la vez, Nakajima sufría un pinchazo mientras el coche de seguridad salía a pista por segunda vez. Con la ventana de paradas en boxes abriéndose en la vuelta 10, la gran mayoría de pilotos pasaron por boxes, quedándose fuera solo Matsushita y Sasahara. La resalida se produjo en la vuelta 13, pero en un fin de semana con muchos pinchazos, la carrera no se mantuvo en marcha demasiado tiempo. En la vuelta 19, Kunimoto sufrió un pinchazo en la zona de las Esses y se salió de pista, quedando obligado a retirarse. El tercer coche de seguridad resultante se mantuvo en pista hasta la vuelta 23, cuando se resalió por última vez. Las últimas vueltas tuvieron la emoción y la tensión de ver a Toshiki Oyu y Nirei Fukuzumi peleando por su primera victoria. Al final, el orden en pista se mantuvo con victoria de Oyu por delante de Fukuzumi, dejando a Yuhi Sekiguchi en tercera posición. Sho Tsuboi, Tomoki Nojiri y Kenta Yamashita les siguieron ya a algo más de distancia, con Ryo Hirakawa sumando valiosos puntos en séptima posición.

De cara a la última carrera, los principales candidatos al título serán los mismos que hubo en el Super GT con Naoki Yamamoto y Ryo Hirakawa al frente de la general empatados a 55 puntos. Con solo 4 resultados en los puntos este año, todo lo que sumen en Fuji les valdrá para sumar puntos. Mientras tanto, Tomoki Nojiri es tercero con 47 puntos y necesitará sumar más de 4 puntos para obtener algún beneficio. Por su parte, Nick Cassidy es el cuarto candidato al título con 46 puntos y de la misma forma, deberá sumar más de 4 puntos para aumentar su bagaje. Todo ello se debe al sistema de descarte de puntos implantado este año según el cual solo los 5 mejores resultados cuentan. Mientras Yamamoto y Hirakawa no deberán descartar ninguno, sí lo tendrán que hacer Nojiri y Cassidy. La resolución llegará los días 19 y 20 de diciembre en Fuji, que por primera vez desde 1996 cerrará la temporada.