No basta con ser un genio, también hay que parecerlo

 |  @eloy_eg  | 

La decisión de Fernando Alonso de abandonar el Mundial de Fórmula 1 ha traido consigo inevitables debates sobre si su palmarés está a la altura de su valía como piloto, si se cerró él mismo las puertas de los equipos que le podían devolver a lo más alto en la categoría o si tomó las decisiones adecuadas a lo largo de su carrera. Y sus explicaciones en Silverstone antes de una nueva cita del WEC no han hecho sino echar gasolina al fuego.

Me sabe mal porque ante todo creo que estamos ante un grandísimo piloto pésimamente asesorado. Y cuando se dice esto muchos piensan sobre todo en lo que respecta a la gestión de contratos y la elección de equipos. No lo negaré, pero a mi parecer es aún más chocante cómo ha fallado muchas veces en el aspecto comunicativo. Como si para dirigir la narrativa en torno a todo un doble campeón del mundo no hubiera nadie al mando. Incluso eso se nota en la calidad del vídeo con el que decidió despedirse de la Fórmula 1, por mucha carga emotiva que tuviera.

Entre ser un robot sin interés, atado en corto por los jefes de prensa y los patrocinadores, o un bocazas hay muchísimos grises. Y muchas declaraciones del asturiano pasan por indefendibles simple y llanamente por cómo las transmite, posiblemente por su escaso amor por los medios de comunicación y una personalidad más bien introvertida. Sin ir más lejos en Silverstone se le ocurrió comentar que dejaba la Fórmula 1 porque la acción en pista ya no le hacía soñar. Y mencionaba como ejemplos de temporadas en las que aún sin ganar se divirtió las de 2004, 2009 o 2011.

Faltaron segundos para que centenares de aficionados se llevaran las manos a la cabeza. Unos recordando que ganó una carrera en 2011 (un GP de Gran Bretaña teñido por el politiqueo, al prohibir sólo en esa carrera la FIA el soplado de difusores). Otros porque las tres temporadas fueron francamente aburridas en lo que respecta a la lucha por el título, con coches claramente por encima del resto. Sin embargo si se rasca un poco, se puede entender lo que quería decir: en 2004 cinco equipos ganaron carreras, en 2009 ocho de los diez equipos subieron al podio, en unos casos había repostajes que barajaban la parrilla, en otros coches que permitían ir al límite en cada vuelta, o que se movían y permitían cuerpo a cuerpo. Que no se den esos condicionantes sólo echa sal a la herida que supone carecer de una montura competitiva.

La cuestión no es si tiene o no razón. La cuestión es por qué Fernando Alonso es incapaz de transmitir argumentos plenamente razonables cuando lanza este tipo de críticas. Por qué no comunica como debería, dando pie a equívocos. Es un hecho que opinando exactamente como lo hace habitualmente hay decenas de maneras mejores que como finalmente aparece en la prensa. Ideas que con un discurso estudiado y armado darían una imagen totalmente distinta de él. Y precisamente producto de esos problemas para comunicar el piloto español termine ofuscándose con los periodistas en el corralito o respondiendo en Twitter como buenamente puede. Posiblemente considere que la prensa no le haga ningún favor… pero es que no tiene por qué hacérselo, no está ahí para traducir e interpretar lo que quiere decir por muy sano que sea el ejercicio, sino para darle voz con independencia del jardín en el que se meta.

Ya, habrá puristas que digan que lo que importa es lo que se ve en pista. Que se recoge lo que se siembra. Un carajo. La imagen que Fernando Alonso ha proyectado de sí mismo en nada se parece a lo que ha demostrado en los circuitos, cómo se ha comportado con los aficionados o lo que de él dicen quienes han trabajado con el asturiano. Y si hay críticas, lógicas en una carrera deportiva de 17 años, no son muy distintas de las que podríamos encontrar sobre cualquiera de sus coetáneos. Pese a ello, Alonso sigue siendo un personaje polarizador. La única razón es que perdió la batalla del relato frente a sus rivales de la peor manera posible, no buscando ni siquiera armas con las que librarla. Y cuando llegó un aparato mediático ajeno al patrioterismo barato dispuesto a arroparle de la mano de Zak Brown ya fue demasiado tarde.

Lógicamente si Fernando Alonso se va a competir al Mundial de Resistencia o la IndyCar Series es porque quiere ganar. Lo más importante siempre será el aspecto deportivo. Pero no podemos obviar que también ello le permite partir desde un folio casi en blanco, en un entorno distinto. Incluso la imagen que ha proyectado durante casi dos décadas en Fórmula 1 juega a su favor: allí se sorprenden de no encontrarse con el ogro que farfulla ante las cámaras cada dos fines de semana tras un 10º puesto o raja por radio. No hay más que recordar cómo le cambió el semblante cuando en los días previos a las 500 Millas de Indianápolis desembarcó en el Brickyard toda la prensa formulaunera, española o no.

¿Seguirá dando que hablar? Si a estas alturas no se ha dado cuenta de la importancia de estar bien asesorado difícilmente va a cambiar. Incluso es posible que haya ganado en carisma a través de sus boutades, porque a mucha gente le hace gracia Pierre Nodoyuna. Pero a mí me va a quedar siempre esa sensación de lo que pudo haber sido y no fue, la duda de qué hubiera ocurrido si en lugar de ser amamantado por Flavio Briatore lo hubiera sido por otro pope del paddock… Interesante debate de futuro para los aficionados, que en todo caso creo que le interesará entre cero y nada al protagonista.

Foto | Toyota GAZOO Racing

Lee a continuación: 17 años después de cumplir un sueño: ¿Cómo fue el camino de Fernando Alonso hasta la Fórmula 1?

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

  • M.A.

    De nuevo muy de acuerdo con tu exposición, Eloy.
    Yo creo, como dije hace unos días, que a ALO le ha perdido la actitud de excesivo suficiencia.
    El “si no lo entendeis, yo no os lo voy a explicar”
    Incluso con sus periodistas “afines”.
    Explicaciones muy superficiales, y un poco siempre a la defensiva.
    Como bien dices, no basta “serlo”. Hay que saber llevar el papel que te toca en la vida.
    Alonso no siempre ha dado esa impresión.

  • emjpshyco

    Siempre su ego por delante y siempre a la defensiva, su carácter le ha llevado a irse por la puerta de atrás de la F1. Una pena.

  • Basauri

    Totalmente de acuerdo, Eloy. Puestos a comparar, hay un caso totalmente opuesto en el deporte del motor, como es Marc Márquez. Un demonio en la pista, pero nada polémico fuera de ella. Siempre contesta a los periodistas con una sonrisa y no hace ninguna declaración contraria a los intereses del equipo. Tampoco va de sobrado y no porque no pueda ( dadme un vehículo medio segundo más lento que yo pongo el resto y otras parecidas como: yo soy bicampeón del mundo y tú haces de periodista, o en las que ningunea a los rivales). Tampoco tiene periodistas de cabecera. Procura marcar las distancias con ellos. Si los comparas, entiendes por qué uno se marcha por la puerta de atrás y el otro es el deseado por todos los equipos.

    • Antonio Luis Ramirez Navarro

      Siempre he odiado la falsa modestia y he alabado decir lo que se piensa aunque a veces no sea lo que mas vende o la decisión más inteligente. De esa manera me permite a mi como aficionado conocer mejor a la persona a la que animo. Porque Marc Márquez cada vez que tiene el casco quitado no es el mismo que cuando lo tiene puesto (decisión inteligente ya que es la imagen de incontables marcas ejemplo para niños etc) pero eso me deja un regusto a actor que tampoco me gusta a mi que soy un aficionado que le dedica mucho tiempo a escuchar que dicen, y cuando habla Marc pues va a decir lo que debe y ni atención le presto; sin embargo con Alonso si me suscita mucho más interés y me resulta más interesante. Cuando escucho a Alonso hablar con rabia justo al acabar la carrera si reconozco al que acabo de ver en la pista jugándose el pellejo con los demás, pero cuando veo a Marc con una sonrisa de oreja a oreja cuando Lorenzo le acaba de ganar pues me parece una careta

      • M.A.

        A lo mejor la careta es que “va con el puesto”.
        Donde hay que sacar los genios es en los briefings con los ingenieros.
        Ir siempre de victima, culpar siempre a los demás, que bueno que soy si gano, y que faena me han hecho si no gano…. pues como que no.

      • Leon

        Creo que Alonso hace lo mismo. El que maneja el F1 y el que luego reparte sin ton ni son tampoco son el mismo. Si sólo leyeramos o escucharemos sus declaraciones y su forma de expresarse, sin control, parece, sin medir consecuencias, no nos imaginariamos a un piloto tan analítico, estudioso de la carrera, pensando al mismo tiempo que mantiene la total concentración y tiene todo controlado, dentro de lo máximo posible. Asi como Mark parece que nunca rompió un plato y sobre la moto muchas veces da miedo y comete errores tontos e incluso peligrosos. Nadie es perfecto.

      • Basauri

        No es que Alonso no tenga filtro, es que no tiene respeto, ni por los ingenieros, periodistas o pilotos.

  • Leon

    Buena forma de encarar un tema tan polémico allá en España y un poco en todos lados. Valiente y objetivo artículo.
    A pesar de todo. Se va un bicampeón que tenía mucho para dar sobre el auto adecuado. Eso bueno no es. Capas que en eso estará la gran mayoría de amantes del automovilismo de acuerdo.

  • Mario Palacios

    No hay palabras que hagan más dano a un deportista que las del tipo “que bien lo has hecho”, “eres el mejor”, “te han ganado porque ……”. En las entrevistas donde Carlos Sainz habla sobre su hijo suele contar como siempre evitó hacer comentarios de ese tipo y le señalaba lo que hacía mal para que trabajase en mejorar. Estoy convencido de que Fernando Alonso se rodeó de personajes que abusaron de este discurso, el inefable Antonio Lobato me parece un claro ejemplo. Su enorme talento le hizo llegar de forma brillante a la F1 y a ganar dos mundiales, donde tenía muy buenas armas pero que no eran fáciles de ganar. Pero cuando las cosas se complicaron en 2007 con un compañero que discutía su liderazgo y con un equipo envuelto en un monumental escándalo, da la sensación que nadie de su entorno le tranquilizó ni trató de evitar que tomara las decisiones con las que clavaría el primer clavo de su ataud y con la que se cerraría las puertas con uno de los fabricantes que están en la categoría.

    Su primer paso por Mclaren se saldó con la cabeza de Ron Dennis y un agujero de 100 millones, de aquella Mercedes tenía el 40% de las acciones del equipo así que es fácil echar cuentas de cuanto dinero le costaron las filtraciones de los correos. A partir de ahí equipo por donde pasó quedó con problemas de diversa índole. Cuando se fué de Renault el equipo se quedó sin patrocinador principal (ING) y envuelto en el crashgate, al poco tiempo acabó en manos de un fondo de inversión. Cuando salió de Ferrari la crisis fue de tal calibre que cayeron el presidente de la compañía (Montezemolo) y dos directores del equipo de carreras (Domenicalli y Mattiacci). Tuvo que intervenir el presidente del grupo FIAT en persona para atajar la crisis. En su segundo paso por McLaren se vivió un divorcio con el motorista y una guerra entre los accionistas, el saldo es que han caido las cabezas de Ron Dennis por segunda vez y Eric Boullier. Y se pasa de tener un socio que ponía los motores y dinero para el equipo, a ser clientes de otro constructor al que tienen que pagar los motores.

    Está claro que Fernando no es responsable de todo lo que ocurrió en esos equipos, pero tampoco me parece que su carácter haya ayudado a evitar que pasase todo eso. Y tampoco que parece que la gestión con los medios sea su único problema.

    • Iker Gernika

      Te equivocas en el tema de Ferrari, la situación ya era explosiva porque el coche no era de los mejores y con un piloto como Alonso esas cosas no se pueden esconder, si no ganas con Alonso es el coche sí o sí, si encima en ese año machacas a un tipo como Kimi, 2+2=4. Sigamos con Ferrari, Montezemolo se va y a modo de regalo por sus años dedicados a Ferrari le ofrece a Alonso lo que quiera… Y Alonso pide que le dejen ir. Despiden a Domenicalli porque el coche no anda y en su lugar ponen a Mattiacci que de carreras no tiene ni idea, su CV no falla, y lo único que hace es mal gestionar la salida de Alonso, lo típico, en vez de reconocer que se va monta el circo para que la prensa italiana y los aficionados no dirijan sus críticas al equipo y sí a Alonso. A Mattiacci también se lo “cargan” después de no hacer nada, bueno, “gestionar” la salida de Alonso Saludos.

  • Yo, y voy a ser muy muy polémico, creo que si no hubiera sido amamantado por Briatore la principal diferencia seria que tendría 0 mundiales y un puñado de podios y alguna victoria a lo sumo, y no lo digo como menoscabo por su calidad, es un mundo complicado.

    • M.A.

      Polemico, no. Podría haber sido así.
      Pero como digo a veces, los “y sis” los carga el diablo.
      Imaginate a ALO en 2008/2009 convertido en una especie de “Webber” y cayendo (como cayo el australiano) en la orbita de Red Bull.
      Encontrandose con el material que tuvo Vettel a partir de entonces…
      ¿Ves? Otro “y si…”
      Y si en 2008 hubiera caido en Honda, que se transformó en BrawnGP…
      Nunca se sabe.
      Lo que pasó es lo que pasó. El resto es historia-ficción.

      • Sentido

        Pero no apostó por lo nuevo e ingenioso, como hizo de joven, y pudo elegir, buscó la comodidad del perdedor …

    • Jacobo87

      Y tan jodidamente complicado… Tiempo y lugar adecuado. Tanta gente ha salido por la puerta de atrás teniendo todo (Frinjs) u otros con migajas como Hulk o Kubica. Me hace gracia el Alonso infrarreconocido; como que no hay cracks con 0 o 1 victoria (Alesi o Amon). Son 2 mundiales como los de Sainz Sr. Qué pretendemos? Que lo gane todo? Por algo el motorsport es complejo y bonito, y teníamos una sección con los mejores coches de cada marca. No solo pilotos.

      Saludos

      • BMW ///M3

        Buena comparación con Sainz. Ambos tienen dos mundiales, y si te fijas hay muchos paralelismos. Sainz tuvo follones con Colin cuando eran compañeros de equipo en una escuadra que se decía que beneficiaba al británico, Alonso, vivió algo similar con HAM en McLaren, luego Carlos perdió el Mundial del 98 en el último tramo del último rallye, que podría ser comparable con el Mundial de 2010 de F1, ambos ganaron dos títulos con la misma marca, y una vez retirados se tiene la sensación de que podían haber engrosado su palmarés si ciertas cosas hubieran dejado de pasar. Además, ambos tienen cierta fama de prepotentes y subidos, pero en lo que se diferencian es en su forma de trabajar con los equipos y la forma de moverse por el ambiente de las carreras. A Sainz le siguen llamando y es muy respetado para desarrollar nuevos coches de competición, y Alonso, pues ya se ha visto cómo lo tienen los demás.
        Todo esto lo digo salvando la diferencia de campeonatos y la época. La F1 tenía mayor repercusión que los rallies, es un ambiente distinto, y no existía el control de las redes sociales que existe ahora.

    • ribalta

      Exacto, que no es tan bueno como lo pintan, es mi humilde opinión.

      • No quería decir eso, algo debe tener el agua cuando la bendicen.

        Pero si que es cierto que entrar bajo el paraguas Briatore fue un atajo al superestrellato(que supo aprovechar, ademas) y una vez estas en ese escalafón eres mucho mas visible, deseable para equipos y patrocinadores etc. Lo mismo en una estructura tipo Ferrari se podía haber pasado 4 años calentando un Minardi, o de la mano de un motor mercedes como Heidfield, etc etc.

    • Adamla

      Se suele criticar la relación de Alonso con Briatore cuando es uno de los mejores managers de la historia de la F1, ganando en dos décadas distintas e impulsando las carreras de dos de los mejores pilotos de la historia… Otros como Ron Dennis son idolatrados cuando se ha demostrado que es un manager pésimo a la hora de resolver conflictos.

    • Glemt

      El problema creo que no fue el ser apoyado por Briatore (que su gran talento es encontrar esos diamantes en bruto y llevárselos a su redil), sino que estuvo mucho tiempo junto a él, y eso le trajo a largo plazo funestos dividendos…

  • A normal

    Yo siempre he pensado y sigo pensando que el trabajo de Alonso -como el de cualquier otro deportista de élite- no es caerle bien a la gente sino ser rápido e inteligente en las carreras y cualquiera que haya seguido su trayectoria debería tener claro que es el mejor de la parrilla. Sin duda alguna es demasiado seco y no es simpático (en muchas ocasiones no parece español) pero para eso ya tenemos otros pilotos como Ricciardo. Hamilton también fue durante muchos años un niñato malcriado, prepotente, llorica y que se concentraba poco en pista cometiendo grandes errores de novato incluso cuando ya llevaba varias temporadas corriendo, amén de alguna que otra trampa que le permitió posicionarse a la altura de Alonso (qué mala memoria tienen algunos)… y no se ha discutido tanto sobre él como Alonso.
    Sí os doy la razón en que cuanto a carácter, modales, humildad y ejemplo a seguir son mucho mejores otros deportistas españoles como Rafael Nadal o Carolina Marín.

  • Sentido

    En esta vida hay ganadores que son felices con muy poco y perdedores que son unos tristes con mucho, este es el caso de este señor, el mejor piloto de su epoca que no supo moverse para aprovechar sus dones naturales desde su último campeonato del mundo … imbécil

  • angeluam

    El herror creo que fue seguir en la teta de Briatore, para mi no hay duda de que sin Briatore no hubiera habido Alonso bicampeon.
    El herror creo que fue que en McLaren quizo ser el niño mimado como en Renault, pero eso ni a Lauda, Prost, Hakkinen ni al mismisimo Senna se lo dieron. Pudo haber sido un grande de la mano de Ron Denis, pero decidio hacer berriche y exigir un trato que McLaren no le daba ni a leyendas de este deporte.
    Creo que cuando fue a McLaren era el momento ideal de cortar con Briatore como lo hizo Schumacher.
    Al final creo que es un gran piloto pero parte de ser una leyenda como el quizo serlo se necesita ser un gran lider, y eso Alonso no lo es, fue todo lo contrario y por eso se le cerraron las puertas.
    Pero no es el unico canpeon que no se lleve con la prensa como para ponerlo de excusa.

  • Jacobo87

    Reflexión muy lúcida, Eloy. Entrada de calidad, y sin negarle a nadie el pan y la sal. Enhorabuena.

  • Blogaraje

    Esto me hace recordar la decisión que en su momento tomó Montoya cuando se fue a hacer las Américas. Menos glamour pero mucha más emoción. Y aquí en Colombia nadie entendió nada, y aun la gente se pregunta, más de 10 años después, qué fue lo que pasó.

  • Sentido

    La peor relación piloto/ palmarés de la historia y se lo ganó a pulso … Cuando no había ganado nada no era así, era inteligente y hasta simpático, tras su segundo campeonato cambió … Quizás no pase a todos !!!

  • Alfonso

    Ando desaparecido pero no me puedo resistir a darme de alta en los comentarios para decirte que no puedo estar más de acuerdo con lo que has escrito, Eloy.