Pepe Oriola gana con Red Camel-Jordans.nl la primera edición de TCR Spa 500

 |  @eloy_eg  | 

Hace meses nos hicimos eco de la carrera de resistencia que Marcello Lotti y Creventic planeaban organizar en Spa, recuperando en cierto modo el sabor de las antiguas 24 Horas de Spa. Y su primera edición llegó este pasado fin de semana, con bastante protagonismo español. Cupra vio acabar a dos de sus coches en el podio absoluto, cada uno de ellos con un piloto de casa. Y fue Pepe Oriola quien saboreó las mieles del triunfo de la mano de Red Camel-Jordans.nl, junto a Tom Coronel, Rik e Ivo Breukers.

Con 17 coches inscritos el plantel para esta edición inaugural se quedó bastante escaso, sobre todo tratándose de una carrera de resistencia en un trazado tan largo como Spa, pero ello no fue óbice para que algunas marcas se tomaran en serio la prueba. No sólo Cupra, sino también Peugeot, pues la casa francesa aprovechó la ocasión para estrenar la versión para carreras de larga duración del Peugeot 308 TCR.

Fue precisamente ese coche, alineado por DG Sport Compétition y con pilotos procedentes de las monomarcas de Peugeot Sport en Francia (Aurélien Comte, Julien Briché y Teddy Clairet), el que mayor cara plantó a los Cupra, después de que Jaap van Lagen marcara la pole con uno de NKPP Racing y desde el primer momento apareciera en cabeza la unidad de Red Camel-Jordans.nl, habituales de las 24H Series de Creventic y por lo tanto plenamente conocedores de lo necesario para brillar en una carrera de estas características.

De este modo acabaron imponiéndose con seis vueltas de ventaja sobre el Peugeot, en una carrera que no llegó a las 500 vueltas previstas al imponerse un límite de 23 horas y llover durante su último tercio. TOPCAR Sport with Bas Koeten completó el podio absoluto con el Cupra que Mikel Azcona compartió con Julien Apothéloz, Fabian Danz, Antti Buri y Kari-Pekka Laaksonen, quedando cuatro giros por detrás del 308 TCR.

Sólo 11 de los 17 coches que tomaron la salida acabaron viendo la bandera a cuadros y pese a esta pequeña decepción en cuanto a inscritos los organizadores ya han previsto una segunda edición que tendrá lugar el primer fin de semana de mayo de 2020.

Foto | Creventic - Petr Frýba

Lee a continuación: Mazda se suma a los TCR con la versión de competición del Mazda3

  • Ferran Pistola

    Bien por Pepe y Mikel. Una oena que no haya levantado más interés esta prueba, espero que en 2020 haya más participación y atracción mediática.