ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Porsche tiene listo su nuevo 911 GT3 R y lo presenta vestido de gala

Como ya hemos venido comentando durante los últimos días, la clase GT3 afronta una nueva era dorada después del anuncio por parte del ACO de su adopción como principal y única categoría de GT’s a partir de 2024. La noticia, que ya se había adelantado incluso antes de la celebración de las 24 Horas de Le Mans de 2021, supuso un repunte en el interés de los fabricantes por este tipo de homologación, hasta tal punto que, desde entonces, han sido varios los fabricantes que no se encontraban involucrados en el mismo los que han anunciado nuevos proyectos.

Esto ha llevado a que aquellos que sí se encontraban embarcados en la clase GT3, hayan tenido que actualizar sus modelos, algunos con versiones Evo de los ya existentes, otros, como Ferrari, trabajando en un nuevo automóvil sobre una base completamente distinta. En el caso de Porsche, viene en camino la nueva generación del 911 GT3 R, el cual ya se ha podido ver probando tanto en el Circuit de Barcelona-Catalunya (no es descartable que estuviera presente cuando también lo hicieron el 963 LMDh y el 911 RSR GTE), como en Spa-Francorchamps.

Tal y como se ha podido ver en las imágenes publicadas por la web especializada Sportscar365, estamos frente al primer carreras-cliente de Porsche que se establece sobre el 992, siendo el reemplazo del 991.2 que ha estado vigente en competición desde 2019. No se espera que haga su debut antes del arranque de 2023, pero evidentemente la base sobre la que parte es buena y salvo revolución técnica, no se espera que dé demasiados quebraderos de cabeza a los equipos que decidan adquirir una unidad.

Al igual que ha ocurrido con otros modelos, Porsche ha prestado especial atención a la necesidad de hacer el coche asequible en cuanto a su pilotaje a un mayor rango de conductores, teniendo especialmente en cuenta que cada vez hay más opciones para los Amateur de tomar parte de grandes competiciones con este tipo de vehículos, por lo que el mercado es incluso mayor.

Tenemos más posibilidades y es más ajustable que el auto de 2019. Hay grandes métricas que pueden ajustar para cada pista de carreras, pero debe ser muy fácil de manejar. En el de 2019, si tienes un problema, necesita cambiar algo en el manual para salir de esta falla. En el futuro, es automático. El sistema reconoce el problema y está aprendiendo más por sí mismo, por lo que el conductor no tiene que adaptarse tanto. Tienen una asistencia al conductor más inteligente. Ayuda a que sea más fácil conducir con el automóvil, por lo que el conductor debe concentrarse más en la conducción en sí – Sebastian Gotz

Este tipo de asistentes suele ser especialmente importante en las carreras largas de resistencia, ya que permiten que el conductor consuma mucha menos energía y atención con la gestión dentro del vehículo más allá del propio pilotaje en sí mismo.

Vía | Sportscar365

Cargando...