CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Prácticamente todos los pilotos se muestran contentos con la tercera zona de DRS en Melbourne

Iván Fernández | 22 Mar 2018
hulkenberg_formula_1_rolex_australian_grand_prix
hulkenberg_formula_1_rolex_australian_grand_prix

Protagonista de la previa, la llegada de la tercera zona de DRS al Circuito de Albert Park ha supuesto sin duda opiniones encontradas acerca de su efectividad. En una decisión prácticamente sin precedentes, la Federación Internacional de Automovilismo daba su visto bueno a la creación de una tercera zona de activación de DRS que se sumará a las utilizadas hasta ahora y que tenía su zona de detección 13 metros antes de llegar a la curva 14. Esta servía a su vez precisamente para facilitar los adelantamientos de los coches que rodaban más rápidos detrás, permitiéndoles lanzar dos ataques tanto en la frenada de final de recta como al llegar al giro cerrado de la curva 2.

Con miedo a que la carrera se pueda convertir en una procesión de Semana Santa, Charlie Withing y la FIA han dado su visto bueno a la creación de una nueva zona de DRS que promete crear un precedente esta temporada. En concreto se ha agregado un segundo punto de detección antes de la curva rápida de izquierdas T11 (170 metros), permitiendo que aquellos monoplazas que hayan llegado muy pegados al final de la sección media del circuito tengan oportunidad de preparar un posible adelantamiento en la curva T13, la cerrada de derechas que da la bienvenida a los pilotos al último sector de Stop&Go.

La propuesta, puesta sobre la mesa por los responsables del Gran Premio de Australia parece haber contentado a la FIA, reconociendo el propio Whiting que se estudiará hacerla extensible a otros circuitos esta misma temporada. En cuanto a los pilotos, opiniones encontradas, siendo Checo Pérez el más negativo asegurando que no habrá grandes cambios, mientras que Kevin Magnussen y Daniel Ricciardo han apuntado que les ayudará, especialmente en carrera, quizás no a adelantar en la frenada de la curva 13, pero sí para preparar el ataque en la recta de meta.

En cuanto a los españoles, Carlos Sainz también se muestra a favor de esta decisión, asegurando que esta nueva zona de DRS les permitirá no perder la estela del coche de delante tras la rápida curva de derechas del T12 en la que los pilotos suelen tener muchos problemas para mantenerse dentro de pista en el caso de estar persiguiendo muy de cerca al monoplaza que les precede.