Previo del GP de Australia 2019: todo preparado para el primer día de clase en la nueva Fórmula 1

 |  @fernischumi  | 

No es el inicio de Mundial de Fórmula 1 que todos hubiéramos deseado, pero es el que hay. Mientras que el paddock se seca las lágrimas por la repentina e inesperada marcha de Charlie Whiting, los pilotos cuentan las horas hasta volver a ponerse el casco y los guantes de cara a la primera sesión de entrenamientos libres del año. Será una carrera especial no solo por los homenajes al Director de Carrera de la disciplina durante los últimos 20 años, sino que además se cumplirán 60 años desde que el primer australiano consiguiera coronarse Campeón de la Fórmula 1, Sir Jack Brabham y su recordado título de 1959.

Sin lluvia en el horizonte según las últimas previsiones, Albert Park nos permitirá hacer un primer balance de fuerzas no concluyente para el resto de la temporada. El trazado semiurbano australiano acoge el 35º Gran Premio de Australia con la que será la 998 carrera de las 70 temporadas de historia del Mundial de Fórmula 1. Con sus 5,303 kilómetros, 16 curvas en total (10 a la derecha y 6 a la izquierda) y una carrera programada a 58 vueltas que nos permitirán disfrutar de la acción total de la categoría reina.

Un vehículo especial dentro del cada vez menos variopinto calendario intercontinental. Con dos zonas de detección, Melbourne volverá a contar con tres zonas de activación del sistema DRS, el cual este año además verá ‘potenciado’ su efecto gracias a la nueva reglamentación, lo que permitirá seguramente que los monoplazas con más rake puedan incluso verse más beneficiados por el efecto estela. No será la única novedad técnica que veremos sobre la pista después de los múltiples cambios implementados por la FIA para facilitar adelantamientos. Alerones más altos, simples, con mayor distancia entre los planos traseros, conductos de frenos más pequeños y bargeboards menos influyentes aerodinámicamente… Todo ello según la Fórmula 1 permitirá facilitar que el coche que persigue pueda rodar cerca del monoplaza que le precede con un 20% más efectividad.

Por si fuera poco, Pirelli estrena nomenclatura por código de letras y números. A Australia se ha llevado el C2, C3 y C4, olvidándose del C5 que fue el compuesto más blando utilizado en carrera durante la edición del año pasado. No es el reto más exigente en cuanto a neumáticos del año, sin embargo, el poco agarre del que suele hacer gala el trazado australiano, así como la necesidad de una gran tracción por parte de los monoplazas debido al tipo de curvas que lo pueblan, hacen que las gomas sean clave en un Gran Premio en el que no se espera que la estrategia vaya más allá de una parada. Será importante calentar bien los neumáticos y disponer de toda la capacidad de carga de la batería, especialmente en la lucha por la pole, una posición desde la que solo ha salido ganador uno de los autores de los últimos cinco años.

Nuestras nominaciones C2, C3 y C4 duras, medias y blandas este año son aproximadamente equivalentes a los compuestos 2018 medio, blando y ultra-blando. Esto debería permitir a los conductores empujar al máximo desde el principio hasta el final de cada período. Después de una prueba muy productiva en Barcelona, ​​nos sentimos satisfechos de que la gama de neumáticos 2019 está en camino de cumplir nuestros objetivos de combinar rendimiento con durabilidad. Por supuesto, todavía hay una serie de aspectos, como la degradación a lo largo de una temporada, que solo se revelarán después de la práctica libre en Australia. Otra consideración importante en Australia será ver cómo funcionan las nuevas reglas aerodinámicas, y si esto conduce a más adelantamientos, lo que es difícil de establecer durante las pruebas - Mario Isola

¿Cómo llega cada equipo al Gran Premio de Australia?

Las cartas están en la baraja de nuevo. La Fórmula 1 comienza un nuevo año y son muchas las dudas por resolver. La llegada de Charles Leclerc es todo un soplo de aire fresco, al igual que la de Binotto, el cual llegó incluso a plantearse su marcha del equipo italiano por “una forma distinta de ver las carreras” a la que tenía Arrivabene. El equipo quiere acabar con una sequía que dura más de una década y aunque tiene a Sebastian Vettel como jefe de filas, no pueden, o no deberían, cortar la evolución de un piloto talentoso e imaginativo como es el monegasco. De su crecimiento como competidor puede depender en buena parte el éxito futuro de la marca.

Enfrente, una Mercedes AMG F1 que sigue haciendo de la estabilidad y continuidad su mejor lema. El equipo de la estrella mantiene a ambos pilotos y a prácticamente toda la cúpula de la escudería. Un monoplaza que es menos diva, precisamente lo que lastró a Lewis Hamilton en el inicio de 2018, situación que consiguieron solventar todos juntos para estar listos en el momento en el que a Ferrari le llegó el bajón de resultados. Estamos frente a un equipo que se crece ante la adversidad y este año muchos han insistido en quitarles la vitola de gran favorito después de la pretemporada. Momento perfecto para sacar músculo y comenzar la defensa del título con un gran resultado.

A partir de ahí todo es un mar de dudas, incluido el rendimiento de una Red Bull Racing que estrena motores y que le da todos los galones a su holandés volador, Max Verstappen. Pierre Gasly estrena todo: compañero de box, un equipo mucho más británico y menos pasional que Toro Rosso y la responsabilidad de estar en una estructura que hace tiempo que tiene las victorias como obligación. En el caso de Renault F1 Team, Daniel Ricciardo traerá sonrisa, conocimientos y una vitalidad desmesurada que pretende sacar al equipo de Enstone de la interminable espera que supone estar lejos de la cabeza.

La revolución McLaren comenzó bien, pero hace falta algo más que una buena pretemporada, contar con dos talentos jóvenes y los consejos de Fernando Alonso, para poder regresar a una situación de luchar por los podios que no se da desde hace cinco años, cuando Kevin Magnussen y Jenson Button subieron al segundo y el tercer escalón del GP de Australia 2014. Racing Point F1 Team, Alfa Romeo Racing y la Scuderia Toro Rosso son los otros candidatos a entrar en la batalla por los puntos con una HAAS F1 Team que este año tiene incluso más complicado soñar con ser el cuarto mejor equipo por mucho que Rich Energy les dé “alas”.

Especialmente interesante será el ver a Carlos Sainz Jr. sentirse por primera vez líder de un proyecto con el peso histórico que tienen los de Woking. Lance Stroll llega al equipo de su padre con ganas de dar guerra a Sergio Pérez, mientras que Alex Albon y Antonio Giovinazzi están dispuestos a demostrar que su asiento como pilotos de Fórmula 1 no ha sido una casualidad. Juventud mezclada con veteranía y, por separado, un Kimi Räikkönen que quiere ser protagonista de los que posiblemente serán sus últimas dos temporadas en los circuitos del gran circo. El último piloto de su generación que sigue en activo.

¿Y Williams Racing para lo último? Lamentablemente nos duele el equipo británico y mucho… ¿Quién nos hubiera dicho que un proyecto en el que compartieran techo Robert Kubica y el protegido de Mercedes, George Russell nos iba a generar una sensación tan amarga? Esto no ha empezado, pero tras lo visto esta pretemporada, sumado a la salida de Paddy Lowe sin concretar nos dejan con un inicio tumultuoso para los de Grove… si cabe incluso más negro que la situación con la que se acabó 2018.

VIERNES 15 DE MARZO - FP1 Y FP2

Condiciones: Soleado con nubes dispersas
Temperatura máxima esperada: 22 ° C
Probabilidad de lluvia: 0%

SÁBADO 16 DE MARZO - FP3 Y CLASIFICACIÓN

Condiciones: Soleado con nubes dispersas
Temperatura máxima esperada: 27 grados Celsius
Probabilidad de lluvia: 0%

DOMINGO 17 DE MARZO - CARRERA

Condiciones: Soleado con nubes dispersas
Temperatura máxima esperada: 28 grados Celsius
Probabilidad de lluvia: 0%

Lee a continuación: Franz Tost sugiere a Liberty Media enfocarse en la lucha por la zona media

  • almafuerte

    El ancia.

  • GTRacer_uy

    No es como empieza; sino como termina.

    La temporada es larga, hay que evolucionar durante el año, carrera a carrera y no caerse ante un mal resultado.

    Tampoco Australia es representativo, hay que esperar 2 o 3 carreras para ver donde está cada equipo y cual es la diferencia real entre ellos.

    Ya veremos. Hay muchos aspectos que antes de comenzar resultan atractivos y generan expectativa y deseos de una gran temporada.

    Saludos.