Previo del GP de Brasil 2017: Un duelo histórico

 |  @alexgarciagv27  | 

Después de proclamarse Hamilton campeón del mundo por cuarta vez en el Gran Premio de México, este fin de semana se vivirá por primera vez en la historia de la Fórmula 1 un duelo histórico. Por primera vez en los casi 70 años de historia de la competición, dos tetracampeones compartirán pista. Lewis Hamilton y Sebastian Vettel seguirán expandiendo su casi legendaria rivalidad al convertirse en los primeros pilotos que, con cuatro títulos en su haber, se encontraron con un rival a la altura en cuanto a números. El primer escenario de este duelo será el circuito de Interlagos, la penúltima cita de la temporada 2017. Con los títulos de este año decididos ya, las peleas más interesantes serán las de la zona media. Los Force India, Williams, Renault y Toro Rosso generarán buena parte de la acción en pista, siguiendo el patrón que está siendo habitual este año.

El Gran Premio de Brasil será la última cita de la gira americana de octubre y noviembre y allí los equipos deberán enfrentarse a las inclemencias del tiempo, pues las previsiones hablan de lluvia todo el fin de semana. Ello ayudaría a generar más incertidumbre en un final de temporada en el que Mercedes es favorita absoluta. Tras la exhibición de Max Verstappen en el pasado GP de Brasil, precisamente bajo la lluvia, la presencia del líquido elemento podría traer nuevas emociones este fin de semana. En términos generales, la diferencia entre la zona más rápida y el sector intermedio con curvas de media y baja velocidad supondrán un interesante desafío para los equipos, que deberán encontrar el mejor equilibrio en cuanto a reglajes.

Los pilotos españoles deberán tener una nueva oportunidad de estar en los puntos. Tras una desafortunada carrera en México, Carlos Sainz buscará volver a los puntos para ayudar a un equipo Renault que busca la sexta posición de la general en la clasificación de constructores y sueña con la quinta. El madrileño demostró de qué era capaz en Austin y querrá repetirlo. Por su parte, Fernando Alonso afirma que su monoplaza debería ir mejor en Brasil que en Estados Unidos y México, por lo que no sería imposible verle en la Q3 el sábado y en los puntos el domingo. Además, la presencia de la lluvia podría eliminar buena parte de las grandes diferencias de motor que hay entre los rivales y su propulsor Honda. La de Brasil será la penúltima carrera de la asociación entre McLaren y Honda antes de pasarse a Renault para 2018.

En lo que se refiere a los neumáticos elegidos por Pirelli para el Gran Premio de Brasil, los compuestos designados para el fin de semana serán el medio, el blando y el superblando. Aunque teniendo en cuenta cómo han funcionado las gomas italianas este año, no es ninguna sorpresa que ningún equipo haya elegido más de un obligatorio juego de neumáticos medios. Las diferencias radican por lo tanto entre los distintos repartos de gomas blandas y superblandas. Mientras los Mercedes y Ricciardo optan por una estrategia de 4-8, Verstappen y Ferrari serán más agresivos con un reparto de 3-9. Aunque si hablamos de elecciones más extremas, la palma se la llevan los pilotos de Williams y Renault con un 2-10. Claro que, si llueve, las elecciones pasarán a tener una dimensión muy distinta.

El récord del Autódromo José Carlos Pace está en un 1:11.473, datando de 2004 y en propiedad de Juan Pablo Montoya con un Williams. La última referencia de vuelta rápida de carrera en seco data de 2015, estando tres segundos por detrás. En un circuito tan corto, no es fácil que la mejoría en dos años sea suficiente como para batir el registro, aunque los monoplazas de este año están siendo muy veloces y llevan superados los récords de la mayoría de trazados. Pero si a lo largo del fin de semana tenemos lluvia, todo esto puede cambiar. Lo que está claro es que una nueva era está a punto de empezar. La de dos tetracampeones que buscarán superar a Prost e igualar a Fangio. Y si se consigue, Schumacher no estaría tan lejos...

Lee a continuación: George Russell estará en los libres de Brasil y Abu Dhabi con Force India

  • Basauri

    Uno de los primeros duelos que recuerdo de estos dos tipos, fue precisamente en Brasil 2008. Hamilton se jugaba el mundial y necesitaba ser quinto o mejor. Rodando quinto y a dos vueltas del final, Vettel le adelantó con el Toro Rosso con lo que Hamilton perdía el mundial. Menos mal que luego Glock se quedó empanado y Massa se quedó sin su momento de gloria.