CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Dakar

3 MIN

El Rally Dakar prepara una categoría Classic para que los vehículos históricos compitan en 2021

Iván Fernández | 3 Mar 2020
volkswagen-iltis-rally-dakar-1980-1
volkswagen-iltis-rally-dakar-1980-1

Sin duda será una de las grandes novedades para la próxima edición del Rally Dakar. Aunque habrá que esperar al próximo mes de abril para conocer más detalles, todo parece indicar que ASO ha dado su visto bueno a la creación de una categoría Dakar Classic ya para la edición 2021 del rally-raid, la cual se volverá a disputar sobre suelo saudí. La iniciativa nace de la petición de algunos competidores que deseaban tomar parte de la prueba organizada por ASO con vehículos históricos, entre ellos, Ignacio Corcuera.

Recordemos que el piloto vasco presentó hace ya algún tiempo su intención de correr en solitario al volante del Volkswagen Iltis de 1980, un coche de tracción 4x4 integral de corte militar que fue desarrollado con la colaboración de Audi y que cuenta con un motor VW EA827 de 1.7 litros y cuatro cilindros, capaz de entregar 75 CV. Después de no lograr alcanzar el objetivo para estar en el Dakar 2020, el propio 'Livingstone' ha sido el primero que ha confirmado el desarrollo de esta iniciativa de la que se conocerán más datos en apenas un mes, cuando ASO realice la primera presentación de los detalles de la edición 2021.

Precisamente se espera que el recorrido del próximo Dakar incluya también nuevas opciones, con otro país uniéndose al programa junto a Arabia Saudí, la cual tiene cinco años de contrato con los organizadores. Más variedad y la oportunidad de poder ver vehículos clásicos en una prueba que ha recuperado parte de su espíritu dakariano.

Más seguridad para los motoristas después de dos fallecimientos:

La organización de la carrera francesa también se encuentra trabajando junto al FIM y a los representantes de los principales equipos de motos con el objetivo de encontrar una solución de seguridad que reduzca la peligrosidad para los competidores de dicha categoría. Tras los fallecimientos de Paulo Gonçalves y Edwin Straver, los organizadores han tratad de buscar los riesgos potenciales que aumentan el riesgo de accidentes, apuntando a factores como la fatiga, la deshidratación, la velocidad, los errores de navegación y distracciones, el recorrido, la visibilidad limitada y la precisión del Roadbook.

La intención es la de hacer un recorrido en 2021 (junto al del resto de eventos del Mundial FIM) con la supervisión de un exmotard y que contenga con secciones más variadas, las cuales obliguen a que los participantes deban ir más lentos. También se limitará la velocidad y potencia de las motos a través de una brida de admisión que será probada durante los próximos meses, concretamente hasta junio. Por si fuera poco, con el avance de la tecnología de airbags, la cual ya emplean en el Mundial de Motociclismo, se espera que llegue también a los rally-raid, así como una nueva torre de roadbook con diseño más compacto que produzca menos lesiones en caso de caída.

Estoy satisfecho con esta reunión tan constructiva en un intento por reducir el número de accidentes en el Rally, que es una prioridad para la FIM, especialmente en el rally Dakar. Probaremos soluciones desde el comienzo de esta temporada y haremos un plan al final de la temporada para ajustarlo según sea necesario. La participación de ASO, KTM, Husqvarna, Hero, Honda, Yamaha y también de los pilotos Sam Sunderland y Adrien Van Beveren nos permitieron trabajar de la mano para asumir este desafío y garantizar la sostenibilidad de este campeonato espectacular y único - presidente de la FIM, Jorge Viegas