ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

11 MIN

Volantazo del WRC: los Rally1 dejarán de ser híbridos a partir de 2025

Se esperaban decisiones en torno al Campeonato del Mundo de Rallyes a finales de este mismo mes, en la reunión del Consejo Mundial del Motor previa al inicio de la temporada de Fórmula 1, y así ha sido. El WRC ha anunciado hoy el que es quizás uno de los grandes cambios reglamentarios de las últimas dos décadas, confirmando que los Rally1 dejarán de ser híbridos a partir del próximo año para pasar a ser los últimos años de su ciclo reglamentario puramente térmicos.

La situación es sin lugar a dudas de no retorno para el campeonato. La FIA fomentó este mismo mes una encuesta (con más de 11.000 participantes) para que todos los aficionados pudieran rellenarla y elegir el que puede ser el futuro de la máxima disciplina internacional de los rallyes. En ellos se tocaban distintas cuestiones, entre las que se encontraba la de ámbito técnico, en la que se ponía sobre la mesa una opción que en el pasado ya se valoró como relevo de los World Rally Cars: los Rally2 o R5 vitaminados.

Desechado en ese momento en busca de la tecnología híbrida y coches que finalmente no consiguieron reducir el coste ni de desarrollo, ni de producción ni de mantenimiento de dichos coches, lo que no permitió ni la entrada de jóvenes pilotos o equipos privados, así como la captación de nuevos fabricantes. Sin embargo, pensar en un cambio súbito hacia los Rally2+ parecía antojarse seriamente complicado en estos momentos, primero porque dos de los tres fabricantes presentaban incompatibilidades.

Hyundai se encuentra en pleno desarrollo de un nuevo coche que debería llegar la próxima temporada, mientras que, en el caso de Ford, el Puma no cuenta con versión Rally2 y su actual carreras-cliente de dicha clase, el Ford Fiesta, ha sido relevado en la producción, por lo que sería muy complicado para los de Cumbria retener a Ford como apoyo principal.

Con todo ello, el anuncio por parte de la FIA de esta tarde confirma que los Rally1 seguirán siendo los grandes protagonistas para las próximas dos temporadas, pero se prescindirá del kit híbrido de Compact Dynamics que han venido empleando durante estas tres temporadas que han estado vigentes. Esta medida ya se había dejado entrever a principios de 2024 cuando se permitió que los Rally1 pudieran competir con ese kit siendo sustituido por lastre con el objetivo de que se pudieran reducir los costes en competición de dichas unidades y que así más equipos se pudieran animar.

¿Qué significa para el WRC esta eliminación del híbrido?

La pérdida de este apartado no deja de reflejar que, la competición, al igual que la sociedad, no está plenamente preparada para hacer un cambio masivo hacia la electrificación. Las desapariciones del E-TCR, la finalización del Extreme E en detrimento del Extreme H, la decisión de varios fabricantes de abandonar la Fórmula E o el paso atrás del World RX al permitir a coches térmicos frente a los eléctricos, no deja de reflejar cómo poco a poco esta electrificación en las carreras ha ido perdiendo esa inercia positiva. Ahora el WRC viene a dar un paso más en esa dirección.

Para los Rally1 supondrá regresar a un punto cercano al de la última generación de los World Rally Cars, perdiendo el peso de esa parte híbrida y teniendo unos chasis tubulares desarrollados específicamente para competir en rallyes. Sí que es cierto que han perdido algo de aerodinámica frente a los coches de 2021, pero se espera que mantengan la velocidad y el espectáculo a muy alto nivel a pesar de perder ese empuje de la parte eléctrica que puntualmente llevaba las cifras cerca de los 500 CV. El departamento técnico de la FIA, en colaboración con la comisión de rallyes y con el promotor del WRC apunta a que hará nuevos ajustes, tanto en el área de la aerodinámica, como en el de la brida.

No será el único cambio, ya que los Rally2 también dará un paso adelante con lo que se conoce como Kit WRC, que incorporará una admisión más grande, un escape de mayores dimensiones, un alerón trasero con nuevo diseño, así como la introducción de una caja de cambios que incorporará levas detrás del volante, por lo que se da un paso adelante para que Skoda o Lancia/Citroën puedan tener un producto que se acerque mucho a los Rally1.

Nuevos Rally1 de cara a la temporada 2026:

Por ahora se trata de una idea muy esquematizada, por lo que habrá que esperar a ver cómo será el reglamento definitivo a ser discutido de nuevo en la próxima reunión del Consejo Mundial del Motor, en el mes de junio. Allí también se deberá a hablar qué sucede al término de este ciclo normativo, apuntándose a que habrá una nueva generación de Rally1 para 2026 que deberá competir junto a los actuales y que incorporarán una jaula de seguridad multitubular común para todos los coches y que permitirá a constructores y preparadores desarrollar su propio coche recurriendo a una carrocería de turismos de clase B o C, SUV o incluso ‘concept car’. Esto último no deja de ser algo muy parecido a lo que ocurre en el WEC o en el W2RC, siendo el último ejemplo el Dacia Sandrider que se ha presentado para el Rally Dakar 2025.

La clave de estos Rally1 a partir de 2026 es que contarán con un tope máximo de coste de 400.000 euros y se apunta a que los privados podrán comprar los coches oficiales en los parques cerrados al final de las pruebas. La potencia de los motores estará limitada a 330 CV y las prestaciones del motor serán controladas sobre la base de una curva de par de referencia como forma así de equilibrar el rendimiento de los motores. Tanto los propulsores como las transmisiones contarán con un precio establecido, mientras que los Rally2 se verán limitados también en materia de tecnología. Además, se trabajará en la creación de una categoría 100% eléctrica.

Los miembros del WMSC consideraron cuidadosamente las recomendaciones del Grupo de Trabajo del WRC y se unieron en su apoyo a la serie de objetivos que se han establecido. Estar en el punto en el que la Comisión del WRC ahora pueda trabajar para finalizar propuestas que contribuirán en gran medida a consolidar el rumbo futuro del WRC, una vez aprobado por el WMSC, es un momento significativo para el campeonato, sus partes interesadas y la comunidad de rallyes en general. También es importante señalar que los resultados de la Encuesta sobre la participación de los aficionados del WRC serán considerados cuidadosamente por la Comisión del WRC durante el proceso de redacción de las propuestas finales. Agradezco a todos aquellos que participaron mientras continuamos el proceso de lograr un WRC que sea relevante para el presente y apto para el futuro – Mohammed Ben Sulayem

Los objetivos clave se han establecido de la siguiente manera:

Promoción

  • Para aprovechar las oportunidades de promoción en torno a cada evento y maximizar todo el potencial del WRC, la FIA establecerá un Equipo de Promoción del WRC dentro de la FIA en estrecha colaboración con las partes interesadas del promotor del WRC, los organizadores del evento y los equipos de fabricantes.
  • El enfoque clave del Equipo de Promoción del WRC será desarrollar una Carta del WRC que definirá un conjunto de compromisos de todas las partes interesadas para promover el WRC a una audiencia más amplia frente a un conjunto acordado de objetivos y KPI.
  • Este enfoque coordinado aprovechará la experiencia de cada parte para promover el WRC fuera de su actual base de fanáticos como uno de los campeonatos de deportes de motor más importantes del mundo.

Deportivo

  • Los organizadores del evento tendrán más libertad a la hora de desarrollar la ruta de su rally. Sin embargo, aunque el día de inicio de una prueba y el número de kilómetros de etapa pueden variar, todos los rallyes deberían terminar en domingo con el Power Stage.
  • El calendario global puede incluir una pequeña cantidad de eventos de estilo sprint más cortos y de resistencia más largos, además de los rallyes que siguen el formato existente. Sin embargo, el total de kilómetros cronometrados cubiertos durante una temporada se mantendrá prácticamente sin cambios y las pruebas seguirán organizadas sobre una mezcla de asfalto, grava y nieve.
  • Como parte de las medidas de reducción de costes, en el futuro se limitará el número objetivo de personal para un equipo de tres coches.
  • La configuración del parque de asistencia seguirá un nuevo modelo en el que los fabricantes asignarán estructuras de origen local como espacio de trabajo. Además de ahorrar costes y reducir la cantidad de transporte necesario, la medida proporciona más flexibilidad en caso de que la ubicación del parque de asistencia cambie durante un evento. También reduce el área total requerida por los organizadores del evento para el parque de asistencia.
  • Para permitir a los organizadores adoptar formatos menos rígidos, reducir las distancias de las secciones de enlace y ampliar el alcance de los eventos, se fomentarán las oportunidades de servicio remoto y se permitirá a los equipos transportar piezas limitadas en un pequeño vehículo de apoyo.

Técnico

  • El actual coche de Rally1 seguirá siendo el vehículo insignia del WRC tanto en 2025 como en 2026, pero con modificaciones para reducir costes y rendimiento. Estos incluyen la eliminación de la unidad híbrida enchufable, con el rendimiento compensado por una reducción en el peso total y una reducción en la brida de aire y la aerodinámica.
  • Los coches de Rally2 continuarán en su forma actual mientras dure su homologación como base para las series nacionales e internacionales. Sin embargo, los coches de Rally2 que compitan en eventos WRC a partir de 2025 tendrán la opción de correr con un kit WRC que consta de una brida más grande, un escape más grande, una caja de cambios con paletas opcional y un alerón trasero con el objetivo de reducir la brecha de rendimiento entre Coches Rally1 y Rally2.
  • A partir de 2026, se introducirán reglamentos técnicos revisados ​​del Rally1 para la categoría de máximo nivel del WRC basados ​​en el concepto actual del Rally1. Estas regulaciones se aplicarán junto con las regulaciones actuales del Rally1 para la temporada 2026. Estas nuevas normas utilizarán una célula de seguridad común para reducir costes y complejidad, y permitirán a los fabricantes y preparadores desarrollar coches con su propia carrocería basándose en modelos de producción como el Clase B, el Clase C, un SUV compacto o un Concept Car diseñado con estrictos requisitos técnicos. criterios como el centro de gravedad y la aerodinámica para igualar el rendimiento.
  • La potencia de salida se centrará en 330 CV, y el rendimiento del motor se controlará mediante una curva de par de referencia para todos los coches. El motor y la transmisión tendrán un coste limitado y la tecnología se limitará a la equivalencia del Rally2. La eficiencia aerodinámica se limitará junto con una restricción de velocidad máxima para reducir el desarrollo y el costo.
  • El coste por coche tendrá un límite de 400.000 euros y los fabricantes del WRC deberán poner sus coches a la venta directamente desde el parque cerrado de llegada de un evento del WRC.
  • Lo antes posible, se introducirá una categoría eléctrica en el WRC y el departamento técnico de la FIA se encargará de establecer reglamentos técnicos adecuados que puedan utilizar la nueva célula de seguridad del Rally1 y lograr la paridad de rendimiento con los coches de Rally1 que funcionan con combustible sostenible.
Cargando...