Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

5 MIN

Los Rally1 podrían no ser más baratos que los WRC ni lo suficientemente avanzados

El miedo a haberse quedado cortos. Así lo reconocía el antiguo responsable de Ford Performance en Europa, Gerard Quinn, ya jubilado, el cual concedía una entrevista a un medio especializado australiano en la que reconocía que los Rally1 que se han planeado para 2022 pueden haber nacido “muertos”, en este caso por no ser una apuesta lo suficientemente arriesgada en cuanto a lo tecnológico. Según las declaraciones del antiguo manager de la sección deportiva de la firma del ovalo, se puede estar poniendo el foco en un tipo de trenes motrices que estarán disponibles en ese mismo año, pero que deberían dejar paso a otros muy distintos apenas un lustro más tarde.

Según Quinn, en el momento en que el recambio de los actuales World Rally Cars comiencen a competir, la tecnología que estará vigente en esos momentos, enero de 2022 ya será mucho más avanzada que la reglamentación planteada: "Los equipos de marketing solo estarán interesados ​​en aprovechar la tecnología nueva o futura que se espera de un fabricante con visión de futuro, no algo que sea actual y esté disponible para los consumidores en los concesionarios en el presente".

Creo que el sistema híbrido propuesto no es una propuesta de marketing auténticamente convincente, ciertamente si no es capaz de usarse en un entorno de escenario competitivo. En el momento en que se implementen las reglamentaciones de 2022, la tecnología eléctrica estará más avanzada. El riesgo es que las regulaciones introducirán tecnología obsoleta sin sentido, no proporcionarán una propuesta atractiva para los nuevos fabricantes o retendrán las existentes. sugeriría que la regulación debería analizar qué tecnología estará disponible para los consumidores en 2027, en lugar de 2022 – Gerard Quinn en RallySportMag

Gerard aboga precisamente como alternativa a la utilización de la base de los R5 como forma de construir unos automóviles mucho más asequibles a los que puedan acceder los pilotos jóvenes, evitando de esta forma que se vea el deporte como una acción elitista que únicamente está al alcance de los asientos oficiales.

Si el deporte del rally, particularmente el WRC, continuara como un ejercicio exclusivo de alto costo en rendimiento técnico y aerodinámico en el que nada se devuelve al consumidor, realmente no veo el punto. El R5 proporciona una gran base para avanzar, ciertamente si el deporte fuera más accesible y asequible. También tiene muchos otros beneficios, como ver nuevos talentos sin la dependencia de encontrar un asiento con un equipo superior, como sucede hoy

Entre los pilotos, disparidad de opiniones:

Entre los pilotos las opiniones están siendo variadas. Si Thierry Neuville apuntaba nada más conocer el borrador el paso atrás que le parecía este movimiento reglamentario, en el caso de Ott Tänak ha sido mucho más positivo en su visión, apuntando a que mientras se mantenga la velocidad y la seguridad serán igual de espectaculares y divertidos para los pilotos a pesar de las limitaciones en materia de caja de cambios, suspensiones y frenos ya planteadas.

Es un momento en el que estoy bastante seguro de que, si lo haces bien, aún puedes mantener los coches rápidos. Pueden ser un poco más difíciles de manejar, tal vez un poco más o menos aquí y allá que no es necesario que sea una suspensión activa y cosas así. Un poco más simple. Realmente no creo que sea demasiado difícil mantener las velocidades. OK, debe ser seguro, pero solo debe ser simple. Incluso si a veces los coches son más complicados de manejar, aún pueden ser muy espectaculares – Ott Tänaka DirtFish

Los Rally1 no serán más baratos que los WRC:

En cuanto a los directores de equipo la situación parece distinta, ya que todos ellos estuvieron presentes en las discusiones acerca de la nueva normativa, sin embargo, Malcolm Wilson ya advirtió el pasado invierno el riesgo que se corría con esta reglamentación híbrida de que los coches pudieran superar el millón de euros de precio unitario, previsión que parecía mitigarse con los cambios realizados por la FIA, especialmente en el Global Race Engine que anunciaron hace pocas semanas. Ahora, tras un pequeño estudio, Tommi Mäkinen ya ha adelantado en un medio de su país que no se espera que los costes se abaraten respecto a los actuales World Rally Cars.

La FIA ahora enfrenta el mayor desafío, cuando hay presión en todas las direcciones para hacer esto y aquello. Pero al menos el coche no será más barato. Los equipos actuales del WRC tienen prisa con el desarrollo de la próxima generación de Rally1. Todavía se esperan las reglas finales, y los equipos no tendrán acceso a las unidades híbridas hasta el próximo enero. Es exactamente un año para el comienzo de la temporada 2022. El calendario es bastante realista si las reglas se implementan rápidamente. Sin embargo, será un esfuerzo difícil - Tommi Mäkinen a Rallit.fi

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable