ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

2 MIN

Rápida y ruidosa; la IndyCar no será ni híbrida ni eléctrica a mediano plazo

Jay Frye, presidente de la IndyCar, puntualizó que el nuevo reglamento de motores, que entrará en vigencia a partir de 2021, se sustentará sobre la base de un bloque V6 de 2.4 litros con doble turbo, capaz de generar 900 caballos de potencia sin sistemas híbridos ni eléctricos, configuración que piensa mantener durante varios años. Explicó que si bien el mercado de los coches se ha volcado hacia energías alternativas, la IndyCar siempre se ha orientado a bajos presupuestos en aras de promover la paridad entre todos los participantes, por tal razón no se plantea introducir costosas y complejas unidades de potencia para intentar atraer nuevos proveedores.

Manifestó´que en las reuniones que se han realizado con los actuales proveedores y los interesados en ingresar a la IndyCar, las respuestas han sido satisfactorias. Adelantó que existe un tercer suministrador, cuyo anuncio se oficializará pronto, que está negociando la entrega de ocho a nueve motores a tiempo completo, posiblemente sumará cuatro más para las 500 Millas de Indianápolis. El objetivo es que cada proveedor tenga asignado un tercio de la parrilla y reciba entre 8 y 10 millones de dólares por temporada como cotización estándar, monto que tendrá facilidades para pagar.

Según las cifras que posee Frye, los mejores equipos de la categoría, tales como Penske, Ganassi y Andretti, invierten alrededor de seis y ocho millones de dólares por coche en una temporada, sin el alquiler de los motores, que también representa una cifra relativamente baja en comparación con otras categorías de monoplazas. El costo y el rendimiento es muy atractivo, además de que los coches son rápidos y ruidosos, lo que agrada al público, por tal razón no se pueden alejar de ninguno de esos elementos.

En las reuniones con socios y proveedores nos dicen que la serie está creciendo, lo que hemos dicho es lo que hemos hecho. Trabajamos para bajar los costos y ha resultado un éxito. La próxima generación de motores han generado interés, hay mucho entusiasmo y la parrilla va en aumento. A todos los involucrados les encanta la dirección que ha tomado la IndyCar porque no coincide con el lado corporativo de los grandes fabricantes. Por lo que veo, nuestro progreso es muy positivo.

Vía | Racer

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Humberto Gutiérrez

Cargando...