Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

4 MIN

Rebellion destrona a Toyota y consigue una pole histórica en Shanghái

Once carreras después de que el Mundial de Resistencia se convirtiera en una lucha de Toyota contra el resto de privados, por primera vez los nipones no saldrán desde la pole en una carrera. Las 4 horas de Shanghái están marcando un antes y un después en la categoría, con el hándicap por resultados actuando en su máximo posible, haciendo a los dos TS050 teóricamente 2.74 segundos por vuelta más lentos que el Ginetta #6. Rebellion ha aprovechado esta penalización para conseguir su primera pole en el WEC, y la primera de un coche no-híbrido desde las 12 horas de Sebring de 2012, la última carrera sin coches híbridos.

Bruno Senna y Gustavo Menezes han conseguido la mejor media, 1:45.892, bajando en más de dos segundos sus tiempos de los libres. Pese a que ellos también tienen hándicap, concretamente 0.86 segundos por vuelta, han aprovechado la superioridad frente a Toyota para bajar de 1:46, superando en 1.2 segundos al los dos Ginetta, que han acabado en segunda y tercera posición, con el #6 de Mike Simpson y Charlie Robertson al frente. Los dos Toyota han acabado en cuarta y quinta posición, lugares cogidos con pinzas, pues sus medias son muy dispares entre los dos pilotos.

Kamui Kobayashi ha conseguido la tercera vuelta más rápida, 1:46.513, quedándose a poco más de medio segundo de los Rebellion. Con una vuelta similar a la del piloto japonés por parte de Mike Conway, les hubiera servido para lograr una segunda posición fácil. En cambio,el británico ha sido casi segundo y medio más lento, estropeando la media del #7. Una diferencia entre los dos pilotos muy grande, frente a la de los coches que tiene por delante, donde no son más de  décimas entre cada uno de los integrantes. Peor es el caso del otro Toyota, en el cual Brendon Hartley no ha conseguido superar su tiempo de los libres, dejando al #8 a más de dos segundos de la pole.

En la categoría LMP2, como ha sido la tónica de todo el fin de semana, los más rápidos han sido los pilotos del equipo Cool Racing. Nicolas Lapierre ha dominado desde el inicio, y ha mantenido ese buen rendimiento en clasificación, donde ha conseguido marcar un 1:48.089, que combinado con una buena actuación de Antonio Borga, les ha otorgado la pole. Will Stevens y Gabriel Aubry han sido segundos con el Jackie Chan DC Racing #37, mientras que la tercera posición ha sido para el equipo United Autosports, con dos tiempos muy regulares de Albuquerque y Hanson.

Doblete de Porsche en GTs

Porsche ha dominado la clasificación de GTs, consiguiendo ambas poles. En GTE Pro, han sido Michael Christensen y Kevin Estre, a los mandos del 911 RSR #92, quienes han sido los más rápidos, batiendo por únicamente 18 milésimas al Aston Martin #95 de Thiim y Sorensen. Maxime Martin y Alex Lynn se han quedado a solo 28 milésimas del mejor registro, consiguiendo así la tercera posición en una ajustada sesión. Miguel Molina y Davide Rigon han acabado quintos, a menos de medio segundo de la pole. Los seis coches han acabado en una distancia de 6 décimas, augurando de nuevo una carrera ajustada. Matteo Cairoli continúa con su buen estado de forma y ha conseguido la pole en GTE Am junto a Egidio Perfetti, superando al Aston Martin de TF Sport por siete décimas, con el Porsche #77 en tercera posición.

Las 4 horas de Shanghái darán comienzo mañana a las 5 de la mañana hora española, con la incógnita de qué sucederá con el ritmo de los Toyota, y de si Rebellion conseguirá su primera victoria en pista, después de la lograda la temporada pasada en Silverstone, cuando ambos TS050 fueron descalificados.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable