CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Renault vive su particular vía crucis con el ERS

Álex Delgado | 5 Mar 2018
renault_sport_f1_team_sainz_ers_test_2018
renault_sport_f1_team_sainz_ers_test_2018

Finaliza una temporada, comienza la nueva y los mismos problemas aparecen en Renault Sport F1 Team. El equipo francés parece que están viviendo su particular día de la marmota y no le sale nada a derechas en ciertas unidades de su monoplaza. Este año, igual que en 2017, el ERS es el gran quebradero de cabeza para el equipo de Enstone y una preocupación más para sus pilotos, Nico Hülkenberg y Carlos Sainz, así como para los clientes de la firma del rombo.

Poco o nada tiene que ver el RS18con su especificación anterior pero no consiguen quitarse la espinita de esa unidad de su monoplaza. Según ha podido saber la BBC en Renault no saben qué hacer ya con su talón de Aquiles: el ERS. El problema es evidente y la fiabilidad de la versión más reciente de esta componente, datada de 2017, dejó mucho que desear.

Este problema también está presente en el resto de equipos que tienen sus propulsores, como son Red Bull y Mclaren. Estos rodaron durante la primera tanda de test en el Circuit Barcelona-Catalunya y empezaron a notar que algo no funcionaba del todo bien. La solución provisional adoptada por el equipo es dar un paso atrás y volver temporalmente a la última especificación que funcionó: la del 2016.

En Enstone y en Viry-Châtillon trabajan a contrarreloj. Tienen clara la solución que tienen que aplicar pero reconocen que el tiempo corre a su contra y dudan que puedan llegar con la especificación de este año para el Gran Premio de Australia. Desde la fábrica han cambiado el sistema híbrido por completo y presentarán una alternativa que todavía está en fase de desarrollo. La intención del equipo es que en algún momento de la temporada este nuevo componente pueda hacer acto de presencia y testarlo en la pista, con todo lo que ello supone en caso de que salga mal.

Esta situación no les pilla por sorpresa, tal y como hemos comentado con anterioridad, puesto que el pasado año tuvieron que cortar las alas de esta unidad por los continuos problemas que iban presentando. En cambio, este año cuentan con dos alicientes que no se esperaban: las presiones que pueden ejercer los de Woking y Milton Keynes respecto al retraso en la entrega de la última versión del ERS. Faltará  por ver que as bajo la manga se sacarán los de Enstone, pero por el momento, el problema sigue presente y no pueden desarrollar el monoplaza de la presente temporada por completo.

Vía | BBC.com