MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Robert Kubica; paciencia y tranquilidad

robert_kubica_88_hockenheim_19_19

Tras la penalización de 30 segundos impuesta tanto a Kimi Räikkönen como a Antonio Giovinazzi, y a la espera de una apelación introducida por Alfa Romeo, el resultado del reciente Gran Premio de Alemania presentó a Robert Kubica como el décimo clasificado, así que el piloto polaco logró alcanzar un punto, tras sumar por última vez en el Gran Premio de Abu Dhabi 2010, así que transcurrieron ocho años, ocho meses y catorce días entre una fecha y otra, lo que constituye un nuevo récord para la Fórmula 1.

Kubica, luego de enterarse de su hazaña, manifestó que pasar tanto tiempo sin puntuar le resulta una sensación extraña ya que tras su temporada 2010 se vio obligado a apartarse de la Fórmula 1, justamente cuando era uno de los pilotos más destacados de la parrilla. En cuanto a su desempeño en Alemania, opinó que fue una carrera muy anormal, que en ciertos pasajes experimentó muchos contratiempos con la visibilidad y el comportamiento de su monoplaza, pero en medio de todas esas condiciones adversas se concentró en completar el recorrido pilotando dentro de sus propios límites.

De confirmarse el resultado de la carrera, Kubica le estaría concediendo a Williams su primer punto en este campeonato, lo que prácticamente constituye una acción heroica considerando el sinnúmero de calamidades que ha experimentado el equipo desde la pretemporada. Por tal razón, el piloto polaco remarcó que en una situación como la vivida en Hockenheim, como una especie de metáfora de lo que ha sido el año, lo que se debe tener en todo momento es paciencia y tranquilidad, comprender que los demás coches son más rápidos, pero no por ello llegarán a la meta primeros.

En palabras de Robert Kubica:

Me olvidaba de lo increíblemente densa que es la estela de agua que forman los coches de Fórmula 1, era algo realmente loco, como si tuviera un coche de rally. Fue particularmente espeluznante en las primeras vueltas, no tenía idea de a dónde ir. No tenía agarre y las manos la tenía ocupada tratando de mantener el coche dentro de la pista. Nueve años sin puntuar es mucho tiempo, pero como suele suceder en este tipo de carreras locas, debo ser paciente y tranquilo para llevar mi coche a la meta.

Vía 1 Speedweek