Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

2 MIN

Scott Dixon alaba el trabajo de los equipos pequeños en la IndyCar

La IndyCar es una categoría muy pareja porque se basa en un único chasis y en dos opciones de motor, aunque tal igualdad se tiende a desequilibrar por la presencia de equipos que invierten más recursos, personal y tiempo en construir sus monoplazas. Andretti Autosport, Team Penske y Chip Ganassi Racing conforman las estructuras más poderosas y es habitual que sus pilotos luchen por las victorias y los títulos. Sin embargo, también es factible que equipos más pequeños no solamente logren imponerse en varias carreras sino que además demuestren que es posible alcanzar grandes ganancias con poco presupuesto.

La pasada temporada, Harding Steinbrener Racing y Rahal Letterman Laningan Racing ganaron en par de ocasiones y otros equipos como Meyer Shank Racing, AJ. Foyt Enterprise, Dale Coyne Racing, Ed Carpenter Racing y Smith Peterson Motorsport pudieron subir al podio. En tal sentido, Scott Dixon, cinco veces campeón de la IndyCar, sostiene la creencia de que en esas estructuras más pequeñas se presta mayor atención a ciertos detalles que suelen pasar por alto los equipos más grandes.

Con la certeza de que su equipo, Chip Ganassi Racing, dispone de más recursos que la mayoría de los equipos, Dixon opina que un presupuesto holgado concede muchas ventajas, pero eso no significa que se tenga todo bajo control. Su experiencia en la IndyCar le lleva a señalar que el factor inspiración suele estar en los equipos más pequeños porque prácticamente están obligados a salir adelante con lo poco que tienen y de allí se originan los grandes progresos.

En cuanto a sus planes para esta temporada, Dixon está enfocado en sumar otro título de la IndyCar a su trayectoria y en especial realizar una gran actuación en las 500 Millas de Indianápolis. Hasta ahora ha tenido un año muy activo, formó parte de la tripulación que ganó las 24 Horas de Daytona y también compitió en las 12 horas de Bathurst.

En palabras de Scott Dixon:

Ha sido realmente interesante ver el giro que han tomado los llamados equipos pequeños. Hay algunos que gastan el dinero en cosas que nunca pensaríamos, hay muchas personas inteligentes allí trabajando en sus áreas técnicas. Hay buen nivel en muchos, inclusive algunos no son tan pequeños porque disponen de presupuestos saludables.

Vía | Motorsportweek

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable