Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

2 MIN

Scott Dixon gana en Toronto y ya vislumbra el título en IndyCar gracias a los errores de sus rivales

¿Se puede ganar un título hoy en día sin tener ni el mejor ni el segundo mejor coche? Habrá quien opine que es imposible, pero se parece mucho a lo que va camino de lograr Scott Dixon. El neozelandés siempre destacó por su regularidad y en un año complicado para Chip Ganassi ésta está siendo su principal baza frente a los reiterados errores de sus rivales por el título. En Toronto se llevó la victoria y volvió a endosar un buen saco de puntos a Josef Newgarden y Alexander Rossi.

Reyes en clasificación, Penske no dejó escapar la pole de la mano de Josef Newgarden, pero entre los coches del Capitán se coló también Scott Dixon, segundo por delante de Simon Pagenaud y Will Power. Con Alexander Rossi 5º y Ryan Hunter-Reay ello nos brindaba una lucha directa entre los contendientes al título, en una sesión de sábado donde brillaron Jordan King (8º) y Conor Daly (11º), que sustituía aquí a Gabby Chaves en Harding Racing.

Aunque en una agresiva salida Josef Newgarden mantuvo el liderato, pronto empezaron a acumularse los errores de candidatos al título. Al mismo tiempo los dos candidatos de Andretti, Hunter-Reay y Rossi, destrozaron sus alerones delanteros, el segundo de ellos al impactar con Will Power en un monumental error de cálculo. Y la bandera amarilla derivó en una resalida donde Newgarden pisó zona sucia y se fue contra el muro. Ralentizado, el pelotón se volvió loco y hubo accidente múltiple a final de recta.

Con varios coches punteros en el fondo del pelotón, el resto de la carrera fue una locura y Toronto batió récord de adelantamientos, pero nadie inquietó a Scott Dixon camino de la victoria pues bastante tuvo Simon Pagenaud con contener muy al límite y hasta llevándolo al muro al ídolo local, Robert Wickens, que acabó tercero. Alexander Rossi y Josef Newgarden limitaron daños remontando hasta la octava y novena posición respectivamente, pero el resultado vuelve a ser extremadamente positivo para Scott Dixon.

El neozelandés disfruta de 62 puntos de ventaja sobre Newgarden, que fácilmente ha dejado escapar cincuenta puntos entre las dos últimas carrera, mientras que Rossi se sitúa a 70 puntos del liderato. Y el campeonato se encamina hacia territorio Dixon, pues su próxima cita será en un circuito que controla tanto como es Mid-Ohio.

Foto | IndyCar - Chris Owens

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable