CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Sebastian Vettel saca una pole de la chistera de Ferrari en Canadá

sebastian-vettel-f1-qualy-canada-2019

Ferrari ha llegado con ganas a Canadá y el ritmo mostrado en los entrenamientos no ha sido casual por una vez. La Scuderia rompió al fin la buena racha de Mercedes gracias a una vuelta imperial de Sebastian Vettel, que se guardó todo el jugo posible para el momento adecuado y se llevó su primera pole position en casi un año. Charles Leclerc fue tercero y no pudo coronar el doblete italiano en una Q3 gris que empaña momentáneamente un fin de semana intachable, en el que Lewis Hamilton se ha visto superado aunque estuvo a punto de sumar otra pole. El inglés se mostró más sólido que Valtteri Bottas, sexto en una sesión final para el olvido.

Williams, Alfa Romeo y Haas parecían los tres equipos más débiles del fin de semana, aunque tampoco podía descuidarse Lance Stroll después de sus problemas hidráulicos en la tercera sesión de entrenamientos libres. Kevin Magnussen y Lando Norris marcaron registros importantes antes de ser desbancados por los sospechosos habituales en forma de Mercedes y Ferrari. La marca italiana daba el primer golpe sobre la mesa, Bottas marcó un significativo 1:11.229 y Leclerc y Vettel le superaron por apenas 14 y 29 milésimas, respectivamente. Los Red Bull se quedaban cerca, en especial un letal Max Verstappen que llegó a pisar hierba en busca del límite.

La lucha por evitar la eliminación se mostraba igualada con la excepción de los descolgados George Russell y Robert Kubica. Renault, Alfa y Racing Point acabaron alternándose las posiciones bajas y Stroll realizó una vuelta valiente pero insuficiente que acabó en derrape en la última curva; el canadiense acabaría cayendo y prolongando su récord de carreras sin pasar de la Q1. Le acompañaron en la eliminación Russell, Kubica, Kimi Räikkönen (en su primera caída en Q1 desde Austria 2015) y Sergio Pérez, cuya pasada de frenada en L'Épingle le dejó fuera y en la misma décima que Magnussen, Romain Grosjean y Antonio Giovinazzi.

Ferrari y Mercedes salieron a Q2 con neumáticos medios, estableciendo unos tiempos correctos que Verstappen no pudo replicar en la misma estrategia. La cercanía de Renault y McLaren respecto a los equipos de cabeza obligó al holandés a poner los blandos que Pierre Gasly usó desde el principio, a la vez que Hamilton y Bottas apuraban el 1:11.0 y se situaban delante de Vettel y Leclerc. Ya bajo la bandera a cuadros, Magnussen se accidentó en la salida del Muro de los Campeones y trompeó hacia la pared interior, sentenciando a los pilotos que buscaban mejorar su tiempo, entre ellos Verstappen, Giovinazzi, Grosjean y el dúo de Toro Rosso.

La caída de Verstappen dejaba a uno de los protagonistas fuera de la Q3, que comenzó más tarde al salir la grúa a recoger el coche de Magnussen. Irónicamente, el danés se aseguró el pase a la Q3 gracias al accidente pero no pudo participar en la sesión decisiva. Vettel y Leclerc mostraron la fuerza de Ferrari y el alemán marcó un 1:10.681. Llegó Hamilton con un soberbio 1:10.493 que dejó a la competencia atónita, hasta el punto en que Bottas trompeó en la curva 2 en su primer intento. El finlandés perdió el control y machacó su primer juego de gomas blandas, volviendo al pit lane.

El segundo intento sería el decisivo y dio ciertas sorpresas: Hamilton mejoró unas milésimas su tiempo, Leclerc quedó tercero pero lejos y Vettel se sacó una vuelta espectacular, un 1:10.240 que le valió su primera pole position desde el año pasado en Alemania. Daniel Ricciardo se coló entre la fiesta de la zona alta siendo cuarto, apenas milésimas delante de dos apagados Gasly y Bottas. Nico Hülkenberg se limitó a quedar por delante de Lando Norris y Carlos Sainz, un dúo de McLaren que intentará mantener su buena racha en una tensa carrera a disputar en un circuito envidiable.