Sébastien Loeb: “Asumo el riesgo de ser criticado. Creo que no tengo nada que demostrar”

 |  @fernischumi  | 

Tras conseguir una espectacular victoria un año antes, el Rally de Catalunya 2019 de Sébastien Loeb no terminaba de la forma más satisfactoria. El francés estará en apenas unas semanas en el Rallye du Var de nuevo al volante del Hyundai i20 Coupé WRC antes de dar por finalizado el año de carreras. No podrá estar ajeno a la competición, ya que el inicio del Trofeo Andros traerá consigo la participación de dos nuevos equipos, el de Yvan Muller y el del propio Sébastien Loeb, que de paso estará presente en dos de las citas de las series eléctricas sobre hielo. No, el alsaciano y Daniel Elena no estarán en el Rally Dakar, ni siquiera conocemos cual será su primer Rally de la temporada, lo único claro es que siguen compitiendo porque a los dos les gusta ganar.

Es por ello que su sonrisa tras La Fatarella – Vilalba 2 lucía incluso más. Loeb no se creía el tiempo que acababa de endosar a todos sus rivales, el mismo que le permitía colocarse como nuevo líder antes de empezar las dos etapas sobre asfalto y después de un día en el que la monta de duros no le había funcionado del todo en el bucle matinal y que las lluvias habían reducido ese factor mejora que ayudaba a los más retrasados en el orden de salida (Daniel Elena y Loeb eran décimos).

Esa misma sonrisa que se desdibujo al ver que no podía hacer nada para no solo igualar el ritmo de Thierry Neuville, sino que además el empuje de Ott Tänak estaba llevando a que la diferencia tanto suya como de Sordo sobre el estonio se esfumara décima a décima sin poder hacer nada. En ese momento fue Dani el más elocuente, apuntando a que “tal vez venga Tänak fumando, pero mis tiempos no son malos, no puedo hacer más”. Ahora ha sido Loeb el que ha mostrado abiertamente esa impotencia sufrida durante el bucle vespertino del sábado.

"Fue una sorpresa ponernos líders porque antes del rally no pensaba que pudiera tener este ritmo en la tierra contra nuestros rivales. Pero muy rápido me sentí realmente cómodo con el coche y pude dejarlo hacerlo a lo grande al hacer una antológica especial el viernes por la tarde. ¡Lo di todo desde el primer hasta el último metro! ¡Había pasado mucho tiempo desde que no habíamos mantenido ese ritmo durante 38 kilómetros! Sin pensar necesariamente en la victoria, en el camino que nos llevaba a Salou por la noche, nos dijimos que había algo que hacer este fin de semana. El año pasado, estábamos al final del día "tierra" en una situación más pobre y ganamos. Estábamos optimistas y demasiado motivados para firmar al menos un podio. Al menos …

……

Nunca logramos firmar un buen tiempo en el asfalto. En la primera parte del sábado sabía dónde podía ganar, no era nada descabellado. Incluso hubiéramos acumulado demasiado tiempo para mi gusto. Pero aún éramos segundos al mediodía. Entonces comenzamos en la segunda mitad con el gran ataque. Me sentí bien en el coche y realmente conduje muy duro. Al menos tan fuerte como el año pasado. No ... ¡más fuerte que el año pasado! ¡Y en cada meta el veredicto era brutal. Cada llegada se convertiría rápidamente en mi peor enemigo del fin de semana ... En el tramo, me divertí mucho, ataqué el límite y me sentí satisfecho con mi pilotaje. Pero cuanto más avanzaba el rally, más temía ver nuestro tiempo en la pizarra".

Serán unas semanas largas para Loeb. De aprovechar a estar con la familia, pero también para trabajar. Sin confirmar todavía cuáles serán los seis rallyes en los que competirá en 2020, Sébastien deja entrever que quiere saber dónde se está dejando el tiempo en asfalto para tratar de estar listo de cara a su nuevo programa parcial y para el Rallye de Monte-Carlo, a buen seguro su primera parada:

"¿Soy un piloto de tierra? ¡Puede ser ! Pero no creo que haya perdido todas mis habilidades en el asfalto. Y la falta de rendimiento puro, especialmente en los tramos 'sinuosos', estaba gritando. Muy rápidamente con el equipo, entendimos que algo andaba mal ... pero no logramos identificarlo antes del final del rally. Cuando lo pienso, ¡deberíamos habernos ido a casa el viernes por la noche y pasar el fin de semana en silencio con la familia! Más en serio, sé que el equipo analizará todo para tratar de entenderlo y yo, por mi parte, miraré todas las cámaras a bordo cuando salgan en WRC+ para comparar ... Hay claramente especiales donde ni siquiera sé dónde ganar el segundo más pequeño".

En su carta abierta, el nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes termina dando la bienvenida a Ott Tänak al club de los campeones del WRC, así como un guiño a su posible fichaje por la estructura. Sin embargo, el punto más interesante llega cuando reconoce que no ha sido un año perfecto (el francés ha aportado únicamente 25 puntos al apartado de constructores por los 86 de Sordo y 88 de Mikkelsen) y que era consciente de que corría el riesgo de que podía ser criticado si no estaba el nivel, aunque “no tiene nada que demostrar en los rallyes”.

"A pesar de todo esto, todavía terminamos cuarto. Este no es el resultado que esperábamos después del primer día, pero es así. Jugamos nuestro papel de compañero de equipo para Hyundai. Thierry y Nicolas y Dani y Carlos tuvieron una gran carrera. ¡Vamos a cruzar los dedos para que los 'muchachos' terminen el trabajo en Australia! ¡También quería darles la bienvenida a Ott y Martin al círculo cerrado de 'Campeones del Mundo'! Que lo disfruten, el primer título es especial. Todavía recuerdo los últimos kilómetros en el Tour de Corse en 2004...

De nuestro lado, la temporada ha terminado en WRC. Y si todo no fue perfecto, con lo bueno y lo malo, lo que probablemente se explica por la falta de competición y el conocimiento del terreno en comparación con nuestros oponentes, estamos muy contentos con Danos por haber logrado conocer a este equipo. Nos sentimos muy bien en Hyundai y ese es el gran punto positivo del año. ¡Entiendo que muchos pilotos quieren venir aquí (risas )! Con un programa parcial y un rally cada dos meses o más, no podemos esperar ganar todos los rallyes. Entiendo el riesgo de ser criticado y lo asumo. Creo que no tengo nada que demostrar en los rallyes y nuestros únicos dos objetivos al participar en este programa a tiempo parcial es aportar nuestra experiencia y nuestra ayuda a Hyundai para ganar el título de 'constructores', pero también disfrutar al máximo de estos WRC. Soy consciente de la suerte que tengo de poder pilotar la i20 WRC y disfruto cada segundo al volante".

 

Lee a continuación: El difícil camino que forjó al Campeón. Así fue la historia de Ott Tänak hasta coronarse en el WRC

  • Glemt

    A estas alturas del partido, si hay alguien que no debe demostrar nada es precisamente Loeb, su palmarés y carrera lo avala lo suficiente para hacer lo que quiera. Se lo ha ganado merecidamente