Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Según George Russell, el FW43 representa otro error de concepto

Desde que Pat Symonds dejó la jefatura técnica de Williams, la escudería británica descendió hasta el fondo de la parrilla y en los últimos tres años no ha podido salir de allí, con todo y el hecho de instalar los motores Mercedes. El fichaje de Paddy Lowe no resultó como se esperaba y su FW40 fue una propuesta tan nefasta que cualquier desarrollo y posteriores versiones no sirvieron. Tras la salida de Lowe, el grupo conformado por Doug McKiernan, David Worner y Dave Wheater se hizo cargo del área técnica, pero su primer trabajo juntos, el FW43, también presenta muchos errores de concepto, el más grave de ellos, según indicó George Russell, es que el monoplaza no puede perseguir a otro coche.

Por el departamento técnico de Williams también han desfilado, en este período tan negativo, Ed Wood, Dirk de Beer y Jason Somerville, cuyos aportes tampoco resultaron productivos. Como parte de este ciclo de improvisaciones, George Russell ha padecido las carencias y defectos tanto del FW42 como del FW43, coches tan deficientes que todavía no le han permitido sumar puntos en la Fórmula 1, siendo su objetivo en cada gran premio el no finalizar en el último lugar.

A estas alturas Russell no puede ocultar su frustración a pesar de que este año ha sido protagonista en las últimas cuatro sesiones de calificación. Sin embargo, de poco le sirve salir desde el medio de la parrilla ya que en pocas vueltas suele ser rebasado por el resto de los pilotos hasta encontrarse con su compañero Nicholas Latifi en el fondo del pelotón. Sin dudar señala que el FW43 como la causa de sus preocupaciones porque el monoplaza es incapaz de perseguir y rebasar a otros coches, una situación que parece absurda, pero es así.

En opinión de Russell, los problemas del FW43 son extraños, no se atreve a opinar desde un punto de vista técnico ya que no posee avanzados conocimientos de ingeniería, sin embargo, le parece un tanto insólito que desde su etapa de formación se encuentre con un coche que no pueda mejorar su rendimiento, que no progrese con cada carrera sino que permanezca en el mismo sitio, a pesar de todos los esfuerzos por avanzar.

Considera que algo malo debe haber con la aerodinámica, el hecho de que el FW43 se quede sin estabilidad y resulte inmanejable apunta hacia un error de diseño. Los datos indican que el monoplaza pierde gran parte de su carga aerodinámica cuando se desplaza en la estela de otros coches y lo peor del caso es que el máximo rendimiento del conjunto es insuficiente para alcanzar y sobrepasar a cualquier rival.

En palabras de George Russell:

Simplemente el coche no es estable como debería ser. Nicholas [Latifi] y yo realmente luchamos con el coche cuando seguimos a otros, especialmente al inicio de las carreras. El coche es inmanejable, vemos los datos y estamos perdiendo mucha carga aerodinámica, más de lo que deberíamos, y al final del día como piloto me doy cuenta que el rendimiento es demasiado bajo. Siempre me despierto los domingos impaciente y confiado por la mañana, pero tan pronto como estoy en la carrera, todo se pone difícil por una razón u otra.

Vía | Nextgen Auto