Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Monoplazas
Logo Icon

4 MIN

Simon Pagenaud arrasa en mayo y conquista sus primeras 500 Millas de Indianápolis

Llegó al mes de mayo con serias dudas sobre su continuidad en Penske tras más de un año sin ganar y acaba el mismo como vencedor del IndyCar GP, poleman de las 500 Millas de Indianápolis y, sobre todo, vencedor de su 103ª edición. Simon Pagenaud dio a Roger Penske su 18º triunfo en la gran cita de los monoplazas en Estados Unidos tras dominar la prueba y controlar con maestría a Alexander Rossi en la recta final de la prueba.

Hacía un siglo, desde que los fabricantes franceses viajaban a Estados Unidos a promocionar con éxito sus productos, que un francés no conquistaba la más preciada de las carreras al otro lado del charco, pero Simon Pagenaud lo hizo este domingo sin dejar lugar a dudas. La lluvia respetó la prueba y el poleman lideró la mayor parte de las vueltas, llegando incluso a negarse cuando su equipo le pidió por radio que se dejara pasar con tal de ahorrar carburante.

La confianza del francés en su ritmo y en la llegada de alguna bandera amarilla tuvo su premio, pues con una veintena de vueltas para el final un toque entre Graham Rahal y Sébastien Bourdais desencadenó un accidente múltiple que forzó la bandera roja y sobre todo ya evitó que el final quedara condicionado por el consumo. Ahí Pagenaud pudo centrarse en luchar por el liderato y defenderse de un Alexander Rossi desatado y peleado con el mundo tras un problema en un repostaje y enfrentarse a Oriol Servià en pista cuando éste se encontraba doblado.

Rossi, al igual que la mayoría de Honda, destacaron a nivel de consumo pero veían que les faltaba un puntito en cuanto a velocidad punta. El estadounidense de Andretti lo suplió con adelantamientos audaces, muchas veces arriesgando al aproximarse al muro de boxes en recta principal. Pero ello le obligó a descubrir muy pronto sus cartas y cuando llegó la hora del duelo definitivo Pagenaud recibió las instrucciones adecuadas por radio, tapando el interior y cortando el rebufo a la salida de las curvas. Así, incluso cuando Rossi logró superarlo su propulsor Chevy le dio el extra que necesitaba para recuperar la punta.

Takuma Sato fue una grata sorpresa en la recta final de la prueba, aunque su valentía adelantando fue insuficiente para inmiscuirse en la pelea por la victoria, debiendo conformarse con el tercer puesto. Un gran resultado para el nipón pese a todo pues Rahal Letterman Lanigan se coló entre los coches que estuvieron toda la jornada al frente: Newgarden, más conservador que Pagenaud en cuanto a consumo, vio su ventaja neutralizada con la última amarilla y sólo pudo ser cuarto seguido de un Will Power al que le tocó remontar tras una sanción por tocar a uno de sus mecánicos en boxes. Pero los tres Penske en el Top 5 hablan a las claras del trabajo del Capitán y su equipo.

Posiblemente entre los más decepcionados esté Ed Carpenter, que se desinfló en las vueltas finales y tan sólo cruzó meta sexto por delante de una enorme sorpresa: Santino Ferrucci brindó adelantamientos espectaculares en el inicio de carrera, libró de forma alucinante el accidente a veinte vueltas del final y se llevó un merecido séptimo puesto por delante de Tony Kanaan y Conor Daly, otro que sufrió en el desenlace.

Entre las decepciones, Scott Dixon terminó 17º al verse doblemente golpeado en el accidente más importante de la carrera cuando había vuelto a dar una lección de consumo, seguido de Helio Castroneves sancionado de forma discutible por un toque con James Davison en el pitlane. Oriol Servià tuvo una carrera torcida desde el inicio al verse doblado durante el periodo más largo de bandera verde (tras la amarilla inicial por el abandono de Colton Herta) y tras intentar desdoblarse de todas las maneras posibles para desesperación de quienes rodaban en cabeza terminó 22º.

El cuento de hadas de Juncos Racing acabó por desgracia contra el muro al perder el control de su monoplaza Kyle Kaiser antes de llegar al ecuador de la prueba. Probablemente entre los equipos pequeños el resultado más destacado fuera el de Pippa Mann con la estructura de la USAC Clauson-Marshall Racing: 16ª y en la vuelta del vencedor.

Foto | IndyCar Series

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable