Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

5 MIN

Skoda seguirá produciendo jóvenes talentos para el WRC, pero no continuará con su equipo oficial en 2020

Llegó la segunda generación de R5 y todo parecía indicar que esa posición de fuerza lograda por el Skoda Fabia R5 podría tambalearse. Se estrenaban el Ford Fiesta Mk.II y el Volkswagen Polo GTI R5, dos nombres que contaban con la experiencia técnica detrás de M-Sport, pionera dentro de la categoría y de Volkswagen Motorsport, mientras que Hyundai seguía inyectando dinero y recursos humanos para poder hacer del i20 R5 un coche mucho más competitivo antes de estrenar su nuevo modelo en 2021.

Por si fuera poco, lo que comenzó siendo el nuevo Skoda Fabia R5 2019 terminaría presentándose como "Evo", algo que para más de uno iba a ser una debilidad, ¿Cómo van a presentar una evolución frente a dos vehículos completamente nuevos? No había ningún motivo para dudar, a pesar de que necesitaríamos casi un juego de las siete diferencias para poder ver en qué cambiaba estéticamente el nuevo modelo con la fascia del modelo de producción frente a su predecesor. Lo importante estaba en el interior.

Como siempre suele suceder en estos casos, se busca con los siguiente coches el poder ampliarlo al mayor rango de pilotos cliente posible. Este proceso de domesticado no ha afectado en absoluto a las prestaciones del Skoda Fabia R5 Evo, algo que ha quedado sobradamente demostrado en el Mundial de Rallyes. A pesar de su inicio titubeante, Kalle Rovanperä y Jonne Halttunen consiguieron reponerse rápidamente, con una racha de triunfos que les hizo rapidamente pasar página de los accidente sufridos en Monte-Carlo y Córcega. Con un proyecto mucho más solido que el de sus rivales, la pareja finesa se coronó campeona del único título de WRC2 Pro que quedará para la historia del Mundial de Rallyes.

Finalmente, puedo decirlo: misión cumplida. Hemos alcanzado todos los objetivos que nos marcamos para el 2019. Hemos lanzado con éxito el nuevo Skoda Fabia R5 Evo al mercado, Kalle y Jonne han ganado los títulos de pilotos y copilotos y, además de eso, junto con ambos Jans obtuvieron puntos suficientes para ganar el campeonato de fabricantes de WRC 2 Pro - Michal Hrabánek

Esa superioridad no solo se demostró con el caso del equipo oficial, en el que prácticamente en todas las pruebas tanto Kalle como Jan Kopecký estuvieron en disposición de conseguir la victoria o al menos liderando en gran parte de las secciones. También se pudo ver con aquellas formaciones en las que no pudieron contar con la evolución, pero que aun así se mantuvieron competitivas durante todo el año, referentes en los distintos campeonatos en los que precisamente se tuvieron que enfrentar a vehículos de esa denominada como "segunda generación".

Pierre-Louis Loubet batió a Benito Guerra y Kajetan Kajetanowicz en toda una demostración de fuerza dentro de WRC2, siendo competitivo en citas tan dispares como Finlandia, España, Cerdeña y Alemania. El francés, hijo del excampeón de Europa, Yves Loubet. Dos títulos mundiales, uno de privados y otro de pilotos de fábrica al que se sumó el de fabricantes conseguido en WRC2 Pro. Si esto pudiera parecer poco, en el panorama internacional se llevaron tres de los campeonatos regionales FIA absolutos, tanto en África como el NACAM y el ERC con Chris Ingram y Ross Whittock devolviendo a las victoriaa Gran Bretaña. Un recuento impresionante si tenemos en cuenta que también fue Filip Mares el que se llevó el ERC1 Junior por solo tres décimas sobre el propio Ingram, ambos con Skoda.

Este éxito solo ha sido posible debido al fuerte compromiso y apoyo de nuestro Comité Ejecutivo, nuestros ingenieros, nuestros mecánicos y todos los empleados de Skoda que nos apoyan, haciendo del deporte de motor una parte importante del ADN de Skoda. Además, estoy encantado de comprobar el éxito que han tenido nuestros clientes y que Pierre-Louis Loubet/Vincent Landais hayan podido ganar el título en la categoría WRC 2 para equipos privados con nuestro coche de rally fabricado en Mladá Boleslav

Con motivo de la conferencia anual de prensa, Skoda apuntaba en boca de su responsable Michal Hrabánek un "nos veremos en la próxima temporada" que daba esperanzas de continuar viendo al equipo de fábrica checo en la reorganizada segunda división del Mundial de Rallyes. Sin embargo, lo harán con otro formato, en este caso apoyando a los jóvenes pilotos a través de su programa carreras-cliente. Lo confirmaba el propio Pavel Hortek (Skoda Motorsport team manager)una vez terminada la conferencia de prensa y entrega de obsequios realizada a los distintos pilotos que han resultado campeones en las series internacionales, regionales y a nivel nacional.

Por tanto, no se espera que haya un Skoda Fabia R5 vestido con los colores oficiales en la próxima campaña compitiendo en el título intercontinental, sí lo hará en la República Checa, donde Jan Kopecký seguirá siendo el piloto emblema del fabricante de Mladá Boleslav. Los nombres han empezado a surgir cuando se le ha cuestionado acerca de posibles talentos jóvenes a los que la firma podría apoyar desde este nuevo papel, incluido el del propio Oliver Solberg, algo a lo que el propio Pavel ha respondido con un silencio prolongado y una sonrisa, aunque ha descartado por el momento que nombres como Filip Mares se adecuen a dicho perfil. Sin pilotos confirmados, habrá que esperar qué pilotos son agraciados con el respaldo 'satélite' de Skoda, teniendo nombres como Nikolay Gryazin o el propio Pierre-Louis Loubet como algunos de los pilotos que han competido repetidamente con los Fabia R5, consiguiendo resultado prometedores especialmente el piloto galo con su triunfo en WRC2.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable