Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

3 MIN

SRO desvela sus planes de futuro pero protege a los GT3 de la electrificación e hibridación

Lo comentábamos hace un par de días. Del mismo modo que las 24 Horas de Le Mans son el lugar en el que el ACO habla de sus nuevos proyectos, SRO explota al máxima la semana de las 24 Horas de Spa, la joya de la corona de la categoría GT3 y sus campeonatos para desvelar sus nuevas ideas. Y la conferencia de prensa organizada por Stéphane Ratel no defraudó, yendo mucho más allá de presentar calendarios para la próxima temporada.

En lo que respecta a los campeonatos existentes, llama la atención que desaparece cualquier tipo de referencia a Blancpain, patrocinador de los campeonatos de SRO los últimos años. Así, las Blancpain GT Series pasan a ser GT World Challenge Europe, siguiendo la línea de América y Asia. Los escenarios serán similares a los de 2019, pero SRO vuelve a intentar que Montmeló pase a albergar una prueba al sprint, especialmente por la proximidad en el calendario de dos novedades en otros continentes: Indianápolis albergará las 8 Horas del Intercontinental GT Challenge hasta ahora disputadas en Laguna Seca y Shanghái tendrá una prueba de 888 kilómetros.

Sin embargo lo más jugoso giró en torno al medio y largo plazo. Por ejemplo los GT2, que compiten por primera vez este fin de semana en Spa, aparecerán en el GT Sports Club de Barcelona este año para medir sus prestaciones frente a GT3 en manos de gentlemen drivers. Además Stéphane Ratel dejó caer que a Audi y Porsche se unirá una marca más antes de final de año y probablemente otras tres en 2020. Y en la cúspide de la pirámide se volverá a recuperar la denominación GT1, aunque referida a hypercars para una categoría no competitiva: la idea es que los clientes de Aston Martin Valkyrie o McLaren Senna negocien con SRO el formato de fines de semana donde poder lucir sus exclusivos coches.

Eso sí, Stéphane Ratel también tuvo tiempo de presentar su particular visión del hueco que deberían tener los híbridos y eléctricos en competición. El francés dejó claro que en su mundo el automóvil no puede ser un electrodoméstico y que además estos vehículos hoy por hoy siguen sin ser económicos para su gestión por equipos privados. Así, descartó por el momento que se les abra la puerta en GT3 (aunque admite que se podría probar en GT4, con carreras habitualmente más cortas) y optó por desvelar el GTX World Tour Concept para 2021. Así, su idea es recuperar lo que un día fue el Tour de Francia Automóvil y organizar pruebas de varios días entre ciudades donde se combine regularidad, pruebas en circuito, tramos de rally o subidas de montaña con vehículos eléctricos, híbridos enchufables, de hidrógeno y hasta autónomos... ¿Convencerá así a su clientela habitual?

Foto | Blancpain GT Challenge

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable