Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Todoterrenos
Logo Icon

3 MIN

¿Un 4x4 chino luchando en el Dakar? El debut soñado por el Baicmotor BJ40 de Overdrive

Después del abandono del programa en competición de Great Wall, era difícil esperar que otro fabricante chino se volviera a atrever con el rally-raid, y más difícil aún, que repitiera resultados brillantes como el obtenido por el Haval de liderar el Dakar 2014 tras la primera etapa. Baicmotor aceptó el reto y buscó a un socio competitivo que le ayudara a crear un 4x4 de competición sobre la base de su BJ40 y un piloto de la experiencia Christian Lavieille. En su segunda prueba ya se ha demostrado que han dado con la tecla.

Más allá del triunfo conseguido por el piloto francés y su copiloto Jean Pierre Garcin en el debut en el Taklimakan Rally, el rendimiento mostrado durante estas dos semanas en el Silk Way Rally está siendo sobresaliente. Desarrollado y puesto a punto por Overdrive con una filosofía similar a la de las Toyota Hilux V8 oficiales, Lavieille se ha mantenido entre los cinco primeros puestos del Silk Way Rally durante gran parte, obviamente ayudado por los accidentes de Sébastien Loeb y Stéphane Peterhansel (este último todavía en carrera pero con mucho tiempo perdido) así como la no presencia a última hora de los Toyota.

El éxtasis llegaba al final de la 12ª etapa, la que se disputaba ayer, jueves 20 de julio, en la que el Baicmotor pilotado por Lavieille se aprovechaba de la desastrosa etapa de los pilotos de cabeza para alzarse con el triunfo de etapa con 19 segundos de ventaja sobre el buggy SMG de Geely Auto pilotado por el chino Liu Kun (la otra gran sorpresa del Silk Way Rally 2017) en una etapa con mucha arena que era favorable para los 4x2.

Todo ello a pesar de que el propio Christian reconocía haber salido con las presiones de sus neumáticos demasiado bajas y que estaba sufriendo en demasía en las zonas de cordones de dunas. Tras subir la presión a base de utilizar mucho el pie izquierdo, le tocaba atacar en la zona de hierba de camello, en la que el 4x4 chino se mostraba muy competitivo y en la que terminaría dando caza a los dos Peugeot que se encontraban detenidos, sólo unos kilómetros más tarde, el último piloto que faltaba por superar, el estadounidense Bryce Menzies y su MINI que se encontraban detenidos ‘evacuando’ (algo que la organización intenta maquillar como una pérdida intentando encontrar el Punto de Paso).

Una gran historia para la primera gran victoria del BJ40 desarrollado por Overdrive del que a estas alturas apenas se conocen datos técnicos y futuro de su programa… ni tan siquiera si estarán en el próximo Dakar 2018.