Un nuevo quebradero de cabeza para Williams y su FW42

 |  @fernischumi  | 

Últimos en 2018, con una alineación completamente nueva y habiendo llegado tarde a la primera semana de test de pretemporada del Mundial de Fórmula 1. Ni tan siquiera pudieron realizar el shakedown/filming day previo por no cumplir con los plazos. Así ha sido el inicio de esta nueva etapa para la histórica Williams Racing, envuelta en un mar de dudas y con todo el peso de la historia a sus espaldas. A menos de dos semanas para el inicio de una nueva temporada, el equipo de Paddy Lowe ha sumado otro nuevo quebradero de cabeza a la larga lista que ya tiene sobre la mesa su departamento técnico.

Tal y como ha revelado Motorsport.com, el equipo con sede en Grove ha recibido una petición por parte de la FIA que le insta a modificar tanto el retrovisor como la suspensión delantera de su FW42. Esta decisión ha venido precedida de una petición por parte de varios equipos a la Federación para que se aclararan la legalidad de ambos elementos, a riesgo de exponerse a duras sanciones en el próximo Gran Premio de Australia, primera cita del calendario de 2019.

El primer de ellos explota obviamente la reglamentación sujeta al diseño de los retrovisores, con una forma que debería servir para redireccionar el flujo de aire que pasa por encima de las ruedas delanteras hacia la zaga. Sin embargo, esta funcionalidad también parece que puede no garantizar la correcta visibilidad de la parte trasera del monoplaza. Los espejos serían modificados durante la segunda semana de test celebrados en el Circuit de Barcelona-Catalunya, sin embargo, sigue sin garantizarse la seguridad de dicho elemento, algo en lo que la FIA ha prestado especial atención después de modificar el espacio que se encuentra entre la cubierta motor y los soportes del alerón trasero con la intención de mejorar la visión de los pilotos respecto a los monoplazas que le siguen.

En el caso de la suspensión delantera, a muchos sorprendió la configuración con una rótula desplazada que ya han empleado algunos de sus rivales, así como el doble tirante del trapecio inferior que hace las veces de direccionador de flujo. Pensar en un cambio a última hora de dicho elemento puede lastrar aún más negativamente a una escudería que parece lejos de sacar la cabeza en los primeros compases de la temporada.

 

Lee a continuación: Los esfuerzos de Estonia se premian con un evento promocional pero sin rally en el WRC

  • emjpshyco

    A perro flaco...

    De todos modos, tampoco parece que estas "artimañas" tengan un funcionamiento especialmente positivo, igual vuelven a un diseño "estandar" y el coche va hasta mejor... peor es prácticamente imposible. Si tras esto no rueda la cabeza de Paddy Lowe me quedaría francamente sorprendido. Parece mentira...

    • almafuerte

      Coincido, ya con esto Lowe tiene q decir adiós.

  • Inohcna

    Encima de lento, ilegal...

    • almafuerte

      No se puede decir mejor. Es q saltarse el reglamento e ir tan lento es triste.