Vía libre para el siguiente paso en el aprendizaje de Kalle Rovanperä

 |  @fernischumi  | 

Uno de los grandes problemas de los pilotos nórdicos ha sido su prácticamente nula experiencia sobre el asfalto. Todos los talentos precoces provenientes del norte de Europa, entre los que nos encontramos nombres como Latvala, Ostberg o Tänak han padecido este problema, algo que se ha tenido que corregir a base de trabajo, sesiones de simulador, y muchos cursos en circuito, incluido al volante de monoplazas por mucho que pueda parecer contraproducente.

Jari-Matti Latvala fue uno de esos talentos tempranos que se vieron obligados a salir de su Finlandia natal para seguir desarrollándose como piloto. En su momento compitió en el británico de Rallyes, al volante de un Ford Focus WRC a la tierna edad de 17-18 años y ya comprobando en sus propias carnes la crudeza del asfalto de las islas. Consiguió una victoria y dejó más de una imagen para el recuerdo. El actual piloto de Toyota ha sido uno de los ejemplos más destacados de que con trabajo, los pilotos nórdicos también pueden ser competitivos sobre el alquitrán.

En el caso de Kalle Rovanperä, la situación es distinta. Podemos decir que para la joven promesa finesa se están poniendo los pilares fundamentales para convertirlo en un futuro campeón del mundo. Tras su meteórico paso por Letonia y después de debutar en el Nacional de su país con victoria, los rumores de si posible llegada al Campeonato Italiano de Rallyes se están haciendo cada vez más fuertes.

La federación transalpina ha sentado las bases para permitir que pilotos extranjeros menores de 18 años puedan competir en el país. Obviamente se han puesto ciertas condiciones, como la de que el copiloto deberá tener una licencia de conducir y ser mayor de edad para encargarse de hacer los enlaces, y que el joven piloto deberá tener el consentimiento de ambos padres y superar un test de conducción en la escuela federal. En los reconocimientos, no podrá tampoco ponerse al volante, únicamente yendo en el coche como ocupante.

Con esta decisión se le devuelve el guiño a Kalle Rovanperä, el cual ya ha rodado en test privados al volante de un R5 sobre el asfalto italiano (también estuvo en el MonzaRally Show y Memorial Bettega). La intención sigue siendo la de formar al hijo de Harri sobre todas las superficies, antes de realizar su gran salto al Mundial, posiblemente auspiciado por alguno de los grandes fabricantes que ya se han empezado a fijar en él. Buen momento para hacerlo ahora que no tiene marcados ‘vicios’ en su pilotaje y que es más fácil afianzar ciertas lecciones aprendidas a su edad.

Tampoco me parecería extraño que lo terminemos viendo en nuestro país. Hayden Paddon, Andreas Mikkelsen o Karl Kruuda han sido algunos de los nombres que han pasado por nuestro Nacional para prepararse sobre nuestro asfalto y tierra.

Lee a continuación: Última oportunidad. El Mundial de Fórmula 1 afronta su segunda semana de test

  • Txesz

    Leo eso de "La federación transalpina ha sentado las bases para permitir que pilotos extranjeros menores de 18 años puedan competir en el país"

    ¿Es adaptación de una norma que se amplía de los nacionales a los de afuera, se crea ahora para todos, vengan de donde vengan, o es sólo para emigrantes? Porque de ser lo último, es una putada.