Volkswagen despierta y Esteban Guerreri se destaca en el paso del WTCR por el Infierno Verde

 |  @eloy_eg  | 

Las 24 Horas de Nürburgring y el WTCR dejaron este año grandísimos duelos que ya os mostramos hace unos días en Diariomotor Competición, pero ahora nos toca hablar de resultados deportivos y de cómo se queda la Copa del Mundo de Turismos tras su paso por el Nordschleife. Pese a que Volkswagen se llevó dos de las victorias en casa, el gran ganador del fin de semana fue Esteban Guerrieri al destacarse al frente del campeonato con un par de podios.

La caprichosa meteorología de la zona de Eifel fue determinante a la hora de cerrar la parrilla para las carreras del fin de semana, pues un chaparrón en un trazado tan largo hizo que valiera el primer registro de cada piloto. Y aconsejado por su pareja Esteban Guerrieri se adelantó al resto, endosando seis segundos a Norbert Michelisz y Néstor Girolami. La segunda sesión de clasificación no fue menos rara, pues al secarse la pista el tiempo de la pole terminó marcándose pese a decretarse Safety Car Virtual en pista. Así, Benjamin Leuchter y Rob Huff colocaron sus Volkswagen en primera fila, con Johan Kristoffersson dando también a la marca germana la pole mediante inversión de parrilla en la segunda carrera. Mikel Azcona tuvo un día horrible, sin marcar tiempo en la primera sesión y accidentándose en la segunda.

Una buena arrancada de Norbert Michelisz bastó para que el húngaro de Hyundai tomara la punta de la primera carrera en la salida. Al igual que Guerrieri, Girolami también perdió un puesto en esos primeros compases, pasando Frédéric Vervisch al tercer puesto con su Audi. Los dos primeros se escaparon mientras Vervisch defendía con uñas y dientes el podio, permitiendo que se formara un pelotón tras su estela. Así, Rob Huff sacó máximo provecho en Döttinger Höhe y superó al belga y Girolami para encarar la última vuelta tercero. Y así fue como presenciamos su increíble duelo con Girolami, quien tras un par de toques en paralelo se hizo con el último escalón del podio, seguido del británico, Vervisch, Ehrlacher, Leuchter, Farfus, Catsburg y Kristoffersson. Mikel Azcona fue 18º.

Como en la primera carrera, el segundo en parrilla arrancó mejor que el poleman y Antti Buri logró complicar enormemente la vida a Johan Kristoffersson, mas el sueco aguantó por el exterior y con una espectacular cruzada mantuvo el liderato de la prueba. La lucha nórdica benefició a Frédéric Vervisch, que se coló entre ambos aún cuando rodaban en el trazado moderno. Buri, invitado en esta cita, se convirtió en una víctima propiciatoria y cayó progresivamente en la clasificación. Como en el día anterior la emoción se centró en la lucha por el podio, con Gabriele Tarquini debiendo defenderse de Rob Huff. Pero esta vez todo acabó mal. Llegando al Karussell se tocaron, con Huff yéndose directo contra el guardarraíl, mientras que Tarquini vio cómo Farfus le superaba en Dötinger Höhe y posteriormente era sancionado por el incidente. Azcona en esta ocasión logró puntuar al terminar 13º.

El accidente de Rob Huff significó también que Benjamin Leuchter afrontó la salida de la última carrera solo en la primera fila de la parrilla, lo cual en teoría simplificaba mucho su tarea hacia la victoria. Aun así Esteban Guerrieri logró amargarle la existencia en las primeras curvas pese a problemas de embrague. El alemán retomó la punta mientras por detrás se notaba que era la última carrera, con multitud de toques y varios abandonos (Ehrlacher, Björk, Michelisz, Priaulx, Farfus, Tassi...). Y en cabeza Leuchter no se cortó, defendiéndose con uñas y dientes de Guerrieri, beneficiándose a su vez Vervisch: el belga pasó al líder del campeonato en recta de meta, justo cuando el argentino recibió órdenes de conservar posición ante lo beneficioso de su situación de cara al título.

Así, ya no se movieron los puestos de cabeza pese a que una zona de Safety Car Virtual reagrupó al Top 4 en la última vuelta. Mientras su compañero Leuchter se encaminaba hacia el triunfo, Kristoffersson protagonizó el accidente de la carrera al ser víctima inocente de un encontronazo entre Muller y Catsburg por delante, por fortuna sin consecuencias para su integridad física. En esta carrera con tantos caídos en combate Mikel Azcona repitió 13º puesto, demostrando lo penalizado que venía al no conocer el Nordschleife de antemano.

Sus dos podios permiten a Esteban Guerrieri destacarse al frente del WTCR 2019, disfrutando ahora de 45 puntos de ventaja sobre Norbert Michelisz y más de 50 sobre Thed Björk y Néstor Girolami. La próxima cita será la última en Europa, por las calles de la ciudad lusa de Vila Real.

Foto | Volkswagen Motorsport

Lee a continuación: Al milímetro, así fueron las batallas en Nürburgring que nos dejaron con la boca abierta [Vídeos]