Los radares anti-frenazo no existen: ¿cómo quiere evitar la DGT que frenes en los radares?

Multa Radar Movimiento

Estamos convencidos de que alguna vez te habrás encontrado con alguna de las siguientes situaciones, la de ver cómo un conductor frena contundentemente al aproximarse a un radar fijo o, incluso, ver cómo se congestiona el tráfico en los tramos que están controlados por un radar. La Dirección General de Tráfico ha estado trabajando los últimos años en diferentes soluciones para evitar que los conductores frenen al aproximarse a un radar y sigan excediendo los límites de velocidad el resto del tiempo. Estos días es posible que hayas oído hablar de los radares anti-frenazo de la DGT que, si bien es cierto no existen, sí nos recuerdan que la DGT sigue ideando nuevas soluciones para evitar que frenemos en los radares. ¿Y en qué consisten este tipo de soluciones?

 

Los radares anti-frenazo de la DGT no existen

Radar Anti Frenazo Foto

Fotografía empleada como prueba en una sanción por exceso de velocidad identificada por la Policía Foral de Navarra.

Basta una búsqueda en Google del término "radar anti-frenazo" para que nos encontremos con decenas de miles de entradas. La referencia a los radares anti-frenazo no tiene que ver con un tipo radar puesto que, insistimos, no existe un radar anti-frenazo, sino con una estrategia de localización de radares que ha estado probando Tráfico, a modo de prueba piloto, que también se conoce como radares en cascada.

Durante mucho tiempo, habíamos podido sospechar que las patrullas de Tráfico instalaban radares móviles, o camuflados, en cercanía de radares fijos. Pero no fue hasta 2019 que conocimos que la Policía Foral de Navarra estaba trabajando específicamente en esta estrategia, y a modo de prueba piloto, con el objetivo de evitar que los conductores frenen únicamente al llegar a un radar y sigan excediendo los límites de velocidad en el resto de tramos.

 

Cómo evitar que frenes solo en los radares fijos

Estafa Multa Radar Foto Pegasus Exceso Velocidad

Captura de un vídeo utilizado como prueba en un exceso de velocidad identificado por los helicópteros Pegasus.

En los últimos años también hemos visto cómo la Dirección General de Tráfico optaba por nuevas estrategias para evitar ese efecto, como por ejemplo instalar más radares fijos, en muchos casos en el mismo tramos y muy próximos entre sí. Recordemos que el objetivo de los radares es, o debería ser, controlar la velocidad de los conductores en puntos de especial peligrosidad. Pero esta no ha sido la única estrategia seguida.

- Los radares de tramo también se han convertido en una solución cada vez más utilizada para controlar la velocidad de los conductores a lo largo de todo un tramo y no solo en un punto concreto.
- Los radares móviles de nueva generación, más compactos, y sencillos de camuflar, y los helicópteros Pegasus, han contribuido a conseguir que los conductores reduzcan su velocidad, conscientes de que pueden ser identificados, y sancionados, en cualquier momento, aún sin ver ningún coche susceptible de ser un vehículo camuflado y equipar un radar en la carretera.
- Tráfico también está utilizando otros medios disuasorios, como avisar de los radares móviles, y helicópteros Pegasus, en tramos de decenas e incluso cientos de kilómetros. De esta forma, el conductor es consciente de la presencia de un radar, y de que existen probabilidades altas de que se cruce con él, de manera que para evitarlo necesariamente debería moderar su velocidad.

Más artículos de radares y la DGT

- Todo sobre los radares Pegasus de la DGT: así funcionan y multan los excesos de velocidad
- Así funcionan los radares de tramo: ¿dónde están localizados?
- Así son los radares pedagógicos de la DGT: cuando multar no es el objetivo
- Así funcionan y multan los drones de la DGT

Ver todos los comentarios 0