CERRAR
MENÚ
Diariomotor Energía y SostenibilidadLogo Diariomotor Energía y Sostenibilidad

4 MIN

Quemar gasolina, o gasóleo, no es el único problema de tu coche nuevo

David Villarreal | @davidvillarreal | 30 Ago 2022
Acero Verde Bmw Rollos
Acero Verde Bmw Rollos

La industria del automóvil trabaja, a marchas forzadas, para reducir su impacto, su huella de carbono, sus emisiones de CO2. A la vista de los acontecimientos y de planes, como prohibir la venta de coches de combustión interna en 2035, podríamos tener la impresión de que el único problema que afronta la industria y, por supuesto, los conductores que en última instancia compramos sus coches, es quemar gasolina y gasóleo y las emisiones derivadas de la combustión en la vida útil del automóvil.

Pero el proceso de descarbonización de la industria va mucho más allá y los fabricantes no solo se enfrentan al reto de producir, y vender, cada vez más coches eléctricos, sino también el de transformar todos sus procesos para minimizar sus emisiones. Y no solo eso, preocuparse muy mucho por las emisiones derivadas de toda la cadena de valor, lo cual incluye a sus proveedores, e implica reinventar procesos que, como la metalurgia, hasta ahora no se entendían de ninguna otra forma que no implicase emitir CO2.

Hoy conocíamos que el Grupo BMW ha firmado un acuerdo con H2 Green Steel, para asegurarse el suministro de acero verde, con el objetivo de que el acero empleado a partir de 2025 haya sido producido reduciendo en un 95% las emisiones de CO2 y prescindiendo de combustibles fósiles, como el carbón.

La industria del automóvil no solo debe vender cada vez menos coches diésel y gasolina, y más eléctricos, sino también descarbonizar todos sus procesos, los derivados de su actividad y sus proveedores, y pensar en el final de la vida útil de sus productos

Quemar gasolina y gasóleo no es el único problema

Para reducir hasta eliminar la huella de carbono de las actividades de una marca de automóvil es necesario llevar a cabo medidas que parten de producir coches eléctricos - o que utilicen hidrógeno, de pila de combustible - y asegurar procesos industriales que no emitan CO2, ni otros gases de efecto invernadero, y emplear energía de origen renovable. Pero los fabricantes han de asegurar esa reducción de emisiones en toda la cadena de valor. De manera que, tal y como propone el Greenhouse Gas Protocol, su preocupación ya no pasa únicamente por reducir su impacto directo, sino también por asegurar que sus proveedores hagan lo propio.

Volviendo al caso de BMW, la alemana se ha propuesto reducir las emisiones derivadas del suministro de acero para sus coches en 2 millones de toneladas en 2030. En 2025 emplearán aceros cuyas emisiones de CO2 en la producción han sido reducidas en un 95%, como es el caso del acero que suministrará H2 Green Steel.

BMW estrenará estos aceros en sus nuevos Neue Klasse, en una generación de vehículos desarrollados bajo una plataforma y arquitectura universal que, en última instancia, emplearán todos sus productos, y que da respuesta a las necesidades de los coches eléctricos, pero también permite acoger la combustión interna.

BMW se asegurará acero "verde" en cuya producción se han reducido las emisiones en un 95%

Tu próximo coche podría emplear acero verde

Como os decíamos, existen industrias que, como la metalurgia, y más concretamente la del acero, no solo requieren de un suministro energético significativo, que podría suministrarse parcial o totalmente mediante energías renovables e hidrógeno. Los procesos que la humanidad ha llevado a cabo para producir acero requerían, necesariamente, el empleo de carbón y, conllevaban, inexorablemente, la emisión de CO2. De ahí que la industria del acero se haya puesto manos a la obra para transformar sus procesos y, en última instancia, reducir significativamente hasta casi eliminar las emisiones de CO2 derivadas de la producción de acero y producir lo que se denomina como acero verde.

Las vías por las que H2 Green Steel suministrará aceros producidos con una reducción de emisiones de CO2 del 95% son diversas. Seguirían utilizando mineral de hierro, mediante procesos que emplearían más hidrógeno como combustible y fuente de energía y menos carbón, que permitirían una reducción del CO2 emitido superior al 90%. Utilizarán, por supuesto, energía renovable.

Pero el empleo de de acero reciclado será esencial para cumplir con este objetivo. De hecho, BMW se comprometería a que una cantidad equivalente al 40% del acero recibido de H2 Green Steel sea suministrado a la compañía para su reciclaje. De manera que, de nuevo, en línea con los objetivos de tercer nivel del Greenhouse Gas Protocol, BMW no solo cumpla con objetivos de descarbonización en actividades directas, y en las actividades indirectas como resultado de su negocio, sino también en el procesado al final de su vida útil de sus productos.