CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
MINI

4 MIN

Neue Klasse: la plataforma universal de BMW que asegura una larga vida a la combustión interna

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 4 Abr 2021
Bmw Neue Klasse Plataforma Universal Ix I4
Bmw Neue Klasse Plataforma Universal Ix I4

A día de hoy no cabe duda de la importancia del empleo de plataformas modulares flexibles que abarquen la gama más amplia posible de motorizaciones, tracciones y tamaños. Es algo que permite un ahorro económico para los fabricantes muy considerable, y que a su vez, posibilita acortar el tiempo de desarrollo de cualquier nuevo modelo. El Grupo Volkswagen es un experto en ello con su archiconocida plataforma MQB, aunque hoy toca hablar de BMW y su plataforma universal Neue Klasse ("Nueva Clase" en español) en honor a aquellas berlinas y coupés de los 60 y 70 que resucitaron a la marca, apta para mecánicas eléctricas y de combustión interna, y cuyo debut se espera en torno al próximo 2025.

La Neu Klasse dará respuesta a las necesidades específicas de los vehículos eléctricos

71
FOTOS
VER TODASVER TODAS

A día de hoy el grupo alemán emplea dos plataformas distintas para su gama de modelos de BMW y MINI. Se trata de la UKL para los de tracción delantera y más compactos, y de la CLAR para los vehículos de propulsión trasera y tracción total, sin hacer distinción alguna por el tipo de motor bajo el capot: eléctrico o de combustión interna. Sin embargo, con la llegada de la Neu Klasse que se espera sobre el año 2025 todo ello cambiará, ya que será apta para todo tipo de motorizaciones, tracciones y disposiciones, de ahí el término acuñado de "plataforma universal".

Los nuevos BMW iX y BMW i4 han acelerado el proceso de electrificación de los de Múnich, y el desarrollo de una plataforma con ella en mente era y es necesario. Hasta incluso Volkswagen se ha visto obligada a crear la MEB especialmente pensada en este tipo de vehículos, y eso que contaba en su haber con una de las arquitecturas más flexibles de la industria, la MQB.

Los coches eléctricos presentan una arquitectura diferente, de ahí que necesiten una plataforma específica que responda a sus necesidades.

Ello se debe a que un coche eléctrico requiere menos voladizos, siendo posible aumentar la batalla para ofrecer un habitáculo más amplio y albergar bajo el mismo las baterías reduciendo la altura del centro de gravedad. Asimismo, tampoco se necesita un vano motor especialmente generoso, pues el inverter y el propulsor eléctrico no son muy voluminosos. Sin embargo, sí que es preciso disponer de un hueco más generoso del que ocuparía un diferencial en eje trasero para situar ahí un segundo motor propio de los modelos más prestacionales e intentar no restar excesiva capacidad al maletero.

Para el año 2030 BMW pretende que todos sus modelos estén construidos sobre la Neu Klasse

Todas esas son las características que se espera de la plataforma universal de BMW, además de proveer de una gran flexibilidad en el propio proceso de fabricación, adaptación a múltiples formatos de carrocerías y también una apuesta por la ecología que abarque toda su vida útil, desde su creación hasta el final de su vida cuando sea convertida en chatarra y reciclada. Pero no lo olvidemos, también acogerá mecánicas diésel, gasolina, híbridas enchufables e incluso se habla de pila de hidrógeno, tracciones delantera, propulsiones trasera y 4x4, motores longitudinales y transversales...

Sin embargo, esta navaja suiza de las plataformas despierta varios interrogantes. Por un lado, hace no mucho se rumoreaba que la idea inicial de BMW desarrollar una plataforma eléctrica siguiendo los pasos de la MEB, y por otro, teniendo en cuenta que un coche eléctrico se caracteriza por contar con un capot corto, hace preguntarse cómo se encajaría ahí un V8 longitudinal. Quizá lo más sensato sea que esta Neue Klasse sustituya a la UKL aglutinando a eléctricos y motores de combustión interna transversales que son más compactos, aunque veremos qué confirmaciones oficiales nos llegan por parte de BMW al respecto, pues de momento, toda esta información sólo son rumores con sólida base.

Crear una plataforma apta para un pequeño tres cilindros transversal y un gran V8 longitudinal es muy complicado.

Así pues, es cierto que se trata de una apuesta muy interesante a nivel técnico y arriesgada, pues como hemos dicho, otras marcas como Volkswagen mantienen dos arquitecturas separadas (MQB para la gama convencional y MEB para la familia ID). Dice el dicho que "aprendiz de mucho, maestro de nada", pero quedémonos con la parte buena para todos los petrolheads: si BMW va a hacer una inversión tan considerable como lo es desarrollar una nueva plataforma capaz de acoger mecánicas de combustión interna, es porque su apuesta por ellas es larga y duradera en el tiempo.

Fuentes: BMWBlog | Automotive News