ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Esenciales

6 MIN

Te has olvidado de él, pero este 4x4 irrompible tiene 580 l de maletero y desde 6.000 € es un coche de batalla digno

Podría parecer que para disponer de un coche de batalla, con el que salir del asfalto, no existieran más opciones que el todoterreno más puro, con chasis de largueros y travesaños, o el SUV. Hoy os traemos una opción diferente, con todos sus pros y sus contras.

Otra visión del todoterreno y el 4×4

  • El Skoda Scout es uno de los modelos que mejor ha hecho gala del concepto de vehículo familiar con aptitudes todoterreno
  • No es un todoterreno puro, ni mucho menos, pero sí un vehículo diseñado para salir del asfalto sin temor a romper nada, siendo un buen coche de batalla
  • Destaca por su gran capacidad de maletero, con 580 litros, y su confort en carretera
  • La generación que hoy tratamos está disponible en el mercado de ocasión desde 6.000 euros

Skoda Scout 2007-2012, un 4×4 diferente

6.000 euros, o incluso menos, es lo que nos puede costar el vehículo que nos ocupa, en función de su kilometraje – es fácil encontrar unidades que se han aproximado al medio millón de kilómetros – y el año de matriculación. El Skoda Scout – también conocido como Skoda Octavia Scout – llegó a los concesionarios en 2007 y, sobre la generación que hoy nos ocupa, estuvo comercializándose hasta 2012.

Un 4×4 diferente, con un maletero enorme de 580 litros de capacidad, cómodo en carretera, y con etiqueta medioambiental, incluso etiqueta C si nos hacemos con una de las pocas unidades disponibles con motor de gasolina.

Buen coche de batalla para pistas sin asfaltar y aún mejor en el asfalto, y práctico por su amplio maletero

Una receta 4×4 muy acertada

Skoda no fue la única marca que un día consideró que un familiar era una base excelente para crear un 4×4. Pero hasta la llegada del Scout este terreno quedaba restringido a algunos premium alemanes, y a marcas como Subaru, que lo situaban en un rango de precios elevado y, por lo tanto, fuera del alcance de muchos compradores.

Con el Skoda Scout los conductores pudimos disponer de un familiar 4×4 diferente y más accesible. Su receta era sencilla, Skoda tomó la base del Octavia Combi familiar – que también dispuso de una versión con tracción 4×4 – y lo llevó más allá con un Scout con tracción total gracias a un diferencial Haldex que en caso de perder tracción distribuía el par permitiéndonos salir del desaguisado. Según Skoda, podía distribuir hasta un 86% del par a una sola rueda.

Este vehículo se completó con unas suspensiones que elevaban su chasis, alcanzando una altura libre de 179 milímetros, y protegiendo la carrocería con defensas más robustas y protecciones de plástico en los bajos. Ni mucho menos puede ser un todoterreno eficaz, pero sí un coche de batalla muy digno, que ofrece ciertas garantías en rutas sin asfaltar, y en terrenos complicados si lo combinamos con un buen neumático M+S.

Hoy es un coche asequible de segunda mano, en su día nuevo también lo fue, mucho más barato que la mayoría de sus rivales, de marcas premium

Una roca, con etiqueta ambiental

  • Skoda combinó esta versión con un sistema de tracción total con diferencial Haldex con los incombustibles motores diésel de 140 CV de potencia de Volkswagen, que han llevado especialmente bien el paso de los años y de los kilómetros, con muchos vehículos aproximándose y superando el medio millón de kilómetros.
  • La mayoría de las unidades que encontraremos en el mercado de ocasión emplean el diésel, que ya disfruta de etiqueta ambiental B, y con el que podemos conseguir unos consumos aceptables.
  • Menos popular, y más difícil de encontrar de segunda mano, el motor 1.8 TSI de 160 CV de potencia con el que también estuvo disponible el Scout, que ya disfruta de la etiqueta C.
  • El Skoda Scout de esta generación se comercializó con estos motores gasolina y diésel en combinación con cambio manual, y tracción total en todos los casos, pero al final de su comercialización también estuvo disponible con un cambio DSG en combinación de su motor diésel.

Imágenes de nuestra prueba del Skoda Scout en 2011:

580 litros de maletero y confort

Familiar con aptitudes, de aspecto campero, a caballo entre los vehículos tipo Station Wagon y los SUV. Así definió al Skoda Scout mi compañero Sergio cuando lo puso a prueba en 2011, en un análisis que aún podéis leer en Diariomotor en las tres entregas publicadas: sobre su concepto, diseño, e interior, su rendimiento dinámico y su equipamiento y precio.

La conclusión a la que llegó mi compañero es que este Skoda Scout, que podía utilizarse con garantías en rutas fuera del asfalto poco exigentes, destacaba sobre todo por su amplitud interior, con un maletero enorme de 580 litros de capacidad, y por ser muy confortable.

Siempre insisto en este punto. Las pruebas antiguas de Diariomotor son un punto de partida excelente para comprender un vehículo, si estamos buscando un coche de segunda mano. Pero también han de ser entendidas en el contexto y el mercado de aquellos años.

Hitos clave del Skoda Scout

  • >El lanzamiento de la generación de Skoda Scout que nos ocupa se produjo en 2007, con los ya mencionados motores TDI y TSI
  • En 2009 se producía una actualización del Skoda Scout, con el que recibió, entre otras cosas, nuevos detalles exteriores en parrilla, faros, y elementos decorados en el color de la carrocería, así como unas defensas revisadas y unas luces antiniebla que opcionalmente podían equiparse con función de luz de curva
  • En 2011 comenzó a comercializarse con un cambio automático (DSG) en combinación de su motor diésel de 140 CV de potencia
  • La llegada de la siguiente generación de Skoda Scout se producía en 2014

El Skoda Scout tuvo continuación, convirtiéndose en una de las versiones siempre presentes en la gama Octavia, junto con los deportivos RS. Y según nuestro presupuesto, los Octavia Scout de tercera y cuarta generación también pueden ser una opción de compra muy interesante si buscamos un coche espacioso y de aspecto y aptitudes camperas. Si nuestro presupuesto es muy ajustado, también recomendamos la lectura de nuestras guías sobre el Skoda Yeti de segunda mano y el Skoda Roomster de segunda mano, dos modelos que también se caracterizan por ser muy asequibles de segunda mano y espaciosos.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Villarreal

David Villarreal desempeña la Dirección del Equipo Editorial de Diariomotor.

Cargando...