CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

5 razones por las que comprar un SUV no es una mala idea

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 20 Ene 2021
Hyundai Tucson 2021 1220 018
Hyundai Tucson 2021 1220 018

Los SUV no son santo de mi devoción, pero he de reconocer que algo tienen que tener si en estos momentos copan la mitad del mercado de coches nuevos en España. En muchos segmentos han desplazado a las alternativas tradicionales: los B-SUV como el SEAT Arona se venden mejor que utilitarios como el SEAT Ibiza y los C-SUV son responsables de la muerte de gran parte de los monovolúmenes y berlineas de siempre. Aunque hay motivos de peso para no comprar un SUV, también los hay para recomendar su compra. En este artículo vamos a ofreceros una breve selección de motivos por los que comprar un SUV no es una mala idea. ¿Nos acompañáis?

1) Su posición de conducción te permite controlar mejor el tráfico

Uno de los principales motivos por los que los SUV atraen a muchos compradores es su posición de conducción. Es una posición varios centímetros más alta que la de un coche compacto o una berlina, en los que vamos más cerca del asfalto. Una posición de conducción elevada tiene ventajas reales en nuestro día a día: tenemos un mejor control del tráfico y una visibilidad mejor de la carretera - que suele ser contrarrestada por una visibilidad trasera mejorable, fruto del diseño de este tipo de coches. Esta posición de conducción alta nos hace sentir más seguros, nos hace tener una mayor sensación de control.

Al conducir más altos nos sentimos más seguros entre el tráfico. Nuestra visibilidad es objetivamente mejor que en otros vehículos.

2) Es más fácil meter y sacar a los niños de sus sillitas

Es sencillo pasar por alto esta ventaja si no tienes hijos pequeños. Pero si en algún momento tu familia se amplía, valorarás muy positivamente comprar un SUV. Colocar al niño en su sillita infantil será mucho más fácil en un SUV - al igual que alzarlo en brazos para sacarlo del coche - debido a la mayor altura al suelo del asiento. Sacarlo será también mucho más sencillo. En un compacto o un familiar te verás obligado a doblar la espalda mucho más. Si tienes más de un niño en edad de usar un dispositivo de retención infantil, doble motivo de peso para valorar positivamente la compra de un SUV.

SUVs como el Peugeot 5008 cuentan con tres anclajes ISOFIX en su segunda fila, compuesta por tres asientos individuales.

3) Tienen una buena altura libre al suelo

Los SUV y crossover suelen ser coches con ciertas aspiraciones off-road, o al menos ideados con una cierta polivalencia en mente. Esto suele significar una altura libre al suelo de al menos 15 centímetros, y más de 20 centímetros en algunos casos. Una cota que nos viene muy bien si en algún momento hemos de salir del asfalto, o nos queremos aventurar por una pista en mal estado hasta esa casa rural recóndita. A esta mayor altura libre al suelo se suele unir una suspensión con un tarado algo más confortable que la de un turismo, diseñada para absorber las irregularidades con mayor confort.

Una mayor altura al suelo también nos ayuda a la hora de entrar en garajes o espacios poco amables con los coches "bajitos".

En la jungla urbana, con sus badenes, baches y resaltos, es algo más útil de lo que puede parecer.

4) Su aspecto aguerrido y robusto hackea nuestra mente

Los SUV hackean nuestra mente. Son coches de diseño muy robusto, con poca superficie acristalada y grandes superficies metálicas. Su frontal suele tener un aspecto amenazador y masculino, y sus ruedas están calzadas sobre llantas de grandes dimensiones. Son coches que apelan a nuestra biología más prehistórica, haciendo que nos sintamos protegidos en su interior. Sus puestos de conducción suelen replicar esta estética robusta, y a ellos se une una posición de conducción elevada para un máximo impacto psicológico: nos sentimos cómodos y poderosos a su volante, además de seguros.

Paradójicamente, la mayor altura de su centro de gravedad y su mayor masa hace que sean más inestables que un turismo convencional. Eso lo dejamos para otro artículo.

5) Suelen tener un interior amplio y espacioso

Los SUV son coches generalmente más espaciosos que su equivalente en turismo, a igualdad de segmento. Un Hyundai Tucson tiene un interior más amplio y mucho más maletero que un Hyundai i30 de cinco puertas. Aunque los familiares tradicionales pueden tener algo más de espacio - ver comparativa entre un SEAT Ateca y un SEAT León ST - y también los monovolúmenes, el equilibrio entre tamaño exterior y amplitud interior favorece a los todocamino. La forma de su carrocería permite mucha altura para la cabeza de los pasajeros y un maletero de formas cuadriculadas y aprovechables.

La mayor altura al suelo suele facilitar el acceso y egreso a las plazas del coche - siempre que no sean coches muy altos, claro está.

Galería de fotos del Skoda Kodiaq RS

48
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Si lo que estás buscando es un SUV, te recomendamos leer nuestra guía de compra con los mejores SUV del mercado en Qué Coche Me Compro.